Microsoft convence al juez, pero todavía no pueden cantar victoria con Activision

keystone microsoft

Lo que parecía ser un capítulo sin final parece tener ya escrita sus últimas líneas. Microsoft ha logrado hacer que un juez acepte su acuerdo con Activision entendiendo que no repercutirá desfavorablemente contra su competencia, y tras esta gran victoria, los de Redmond andan ya negociando contra la otra gran parte que se había estado negando hasta ahora: los británicos de la CMA.

Victoria contra la FTC

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos acabará dando permiso a Microsoft para que complete el trato con Activision por 68.700 millones de dólares, tal y como ha ordenado una jueza en una orden judicial que se dictó el pasado 11 de julio. La juez no ha encontrado pruebas que confirmen las sospechas de la FTC sobre la posible retirada de Call of Duty de PlayStation o que el contenido de Activision en manos de Microsoft afecte negativamente a otros servicios en la nube.

Esta decisión obliga a la FTC a no impedir que Microsoft siga adelante con el acuerdo, al menos temporalmente, ya que la organización podría de nuevo apelar hasta el próximo 14 de julio, sin olvidar que el próximo 2 de agosto se llevará a cabo otro juicio antimonopolio relacionado con la compra.

PlayStation está callado

Mientras tanto, desde PlayStation han preferido no dar ningún tipo de comunicado, quizás, esperando a que otra de las grandes partes de este culebrón dictamine sentencia. Y es que todavía la CMA deberá de dar una última opinión al respecto, y todo apunta a que Microsoft marcará el tanto final.

El cambio de la CMA Resumen Microsoft E3

Con la parcial victoria en Estados Unidos frente a la FTC, Microsoft ha mandado ahora la pelota sobre el tejado del a CMA, la autoridad británica que hasta ahora se había mostrado implacable en el asunto. Pues bien, según la última información, parece que ambas partes están dispuestas a negociar. La clave podría estar en acuerdos similares a los que se llegó con la Unión Europea, donde se comprometieron a licenciar automáticamente durante 10 años los juegos de Activision en servicios de juego en la nube de la competencia a nivel mundial, para permitir así a los consumidores poder elegir la plataforma que deseen.

De esta manera, el bloqueo en Reino Unido se encuentra ahora mismo en un bypass que podría cambiar de rumbo en los próximos días, cerrando así esta interminable compra que parecía no acabar nunca.

Una victoria con suspense

De todas formas, debemos de recordar que la FTC tiene todavía la opción de apelar la sentencia, por no hablar de la cita del juicio antimonopolio que se celebrará el próximo 2 de agosto. Las cosas podrían volver a cambiar de color inesperadamente, así que ya veremos como se desarrollan estos últimos días cruciales para Microsoft.


Síguenos en Google News