Nintendo cerrará las tiendas de 3DS y Wii U, ¿qué pasará con los juegos?

Como diría el clásico, «todo tiene un final», y el de la eShop de Nintendo para sus consolas 3DS y Wii U comenzará a llegar paulatinamente en los próximos meses. Aunque si sois de los que utilizan todavía estas máquinas, no os asustéis, que queda por delante suficiente tiempo como para aprovechar las posibles ofertas que pudieran aparecer y completar, así, la colección de lanzamientos digitales para la portátil o la consola de sobremesa.

Adiós a comprar en la eShop

eShop de Wii U.

Seguramente esa sea la peor de las caras de esta decisión que Nintendo ha anunciado, ya que dentro del calendario que han diseñado los japoneses, encontramos tres fechas fundamentales que explican el proceso que acaba de iniciarse. La primera es la del 23 de mayo de este mismo año, momento en el que ya no se podrán utilizar tarjetas de crédito (entendemos que también de débito) para añadir fondos a nuestra cuenta dentro de las eShop tanto de 3DS como de Wii U.

La segunda llegará en verano, el 29 de agosto de este año, instante en el que ya no podremos utilizar tarjetas de la Nintendo eShop para añadir fondos en nuestra cuenta como saldo disponible para futuras compras de juegos. De esta manera, los japoneses quieren que poco a poco esa cantidad de dinero vaya desapareciendo hasta llegar a cero en el instante en el que no sea posible siquiera utilizar esas cantidades.

Y por último la tercera fecha, la definitiva, fijada para finales de marzo de 2023, momento en el que ya será imposible canjear códigos de descarga de la eShop (para obtener juegos, contenidos descargables, etc.) y la actividad de la tienda quedará prácticamente concluida. Eso sí, aquellos que tengan fondos disponibles que no hayan consumido y quieran continuar utilizándolos, deberán vincular las cuentas de 3DS y Wii U con la de Switch para traspasar esas cantidades a su tienda y mantenerlas disponibles para el caso en el que queramos comprar cualquier cosa.

¿Y qué pasa con las compras?

Nintendo eShop de Switch.

Dentro de lo malo de la situación creada por Nintendo (no es la primera compañía que toma una decisión así, y no será la última), los usuarios seguirán teniendo la opción de descargarse sus juegos en las consolas una vez superado ese plazo de finales de marzo de 2023, de tal forma que todo lo que hayamos gastado no se eliminará, y se mantendrá a disposición de los jugadores durante mucho tiempo en sus respectivas ID. Nintendo tampoco ha especificado exactamente cuánto, pero de momento parece que los usuarios de 3DS y Wii U han salvado el match ball de continuar utilizando sus compras en los próximos años.

Es evidente que con medidas como la tomada por los japoneses vuelve al primer plano el problema de la obsolescencia programada de los contenidos digitales que están vinculados a una empresa y que, a medida que pasan los años, debe hacerse cargo de los costes de mantenimiento cada vez mayores solo para permitir que sus clientes no pierdan lo adquirido. Eso si no media un problema que lleva a pique la compañía y todo el soporte y servicio prestado desaparece de un día para otro. Es por eso que, ¿prefieres el formato físico o el digital para tus juegos de consolas?

¡Sé el primero en comentar!