Instalan Linux en una Nintendo Switch OLED y la convierten en una Steam Deck con GTA V

Nintendo Switch con Linux y GTA V

Hay gente que no se conforma con simplemente poder jugar a The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, así que, para calmar sus necesidades, deciden instalar Linux en la consola de Nintendo. Las razones puedes ser muchas, y casi todas sin sentido, pero como siempre, lo más importante son las ganas de investigación, ya que así podremos responder muchas de las dudas existenciales del ser humano: ¿Puede la Nintendo Switch ejecutar GTA V?

Instalar Linux en una Nintendo Switch

Nintendo Switch con Linux y GTA V

Puede que la idea de instalar Linux en una Nintendo Switch sea algo que nunca se te haya pasado por la cabeza, pero lo cierto es que se trata de un proceso que convierte a la consola de Nintendo en todo un microPC gaming al estilo de una Steam Deck. Y es que contar con un sistema operativo de escritorio permite hacer prácticamente de todo, y cuando decimos todo, nos referimos a ejecutar juegos del nivel de God of War, Titanfall 2, Devil May Cry 5 y GTA V.

El proceso de instalar Linux (versión L4T de Ubuntu) no es especialmente sencilla, pero, poder, se puede. Además, el creador del vídeo aumentó también la frecuencia de la CPU y la GPU de la Switch para mejorar el rendimiento que técnicamente el chip Tegra ofrece.

El mayor dolor de cabeza llega en la configuración de las herramientas necesarias para poder ejecutar juegos de Linux, como son Wine, box64 y DXVK, ya que se requiere bastantes conocimientos para instalar todos los componentes necesarios para que todo funcione correctamente.

Pero no es como esperas

Nintendo Switch con Linux y God of War

El problema es que, aunque el proceso se puede completar a la perfección, el rendimiento que alcanza la consola, incluso con overclock aplicado, no es para nada el que esperarías. Y es que sólo Titanfall 2 logra ofrecer una tasa de frames jugable con una media de 35 imágenes por segundo, mientras que otros juegos más exigentes como God of War o GTA V, se quedan en los 6-7 FPS a una resolución de 720p.

Debido a las exigencias gráficas de los juegos, la consola no llega a cubrir la demanda gráfica, y aunque no llega a mostrar errores gráficos ni cuelgues de ningún tipo, es imposible jugar con dicha tasa de frames.

¿Conclusiones?

Ya sabíamos que juegos como Zelda Tears of the Kingdom llevan a la consola de Nintendo a su máximo potencial (ya lo hizo el propio Breath of the Wild en su lanzamiento), así que a estas alturas no vamos a descubrir que la consola tiene un techo más que marcado. El problema es que el público de hoy en día está exigiendo otras cosas que Switch no es capaz de ofrecer, y aunque Tears of the Kingdom sea uno de los grandes candidatos a juego del año, lo cierto es que el nivel gráfico está muy lejos de lo que se podría esperar de un juego de 2023. Pero ya sabemos cómo es la fórmula de Nintendo, así que podríamos esperar cualquier cosa en el futuro, y no es precisamente una consola con Linux.

Fuente: Geekerwan (YouTube)


Síguenos en Google News