Nintendo pasa de PS5 y Xbox Series X: a Switch le quedan otros 3 años de vida

El año 2020 terminará por todo lo alto con el lanzamiento de PlayStation 5 y Xbox Series X. La llegada de la nueva generación supondrá un impulso en la industria y volverá a entusiasmar a los usuarios deseosos de nuevas consolas. Sony y Microsoft calientan ya motores de cara a los lanzamientos, pero, ¿qué pasa con Nintendo?

Switch seguirá siendo Switch

En una llamada dedicada a los inversores, el presidente de Nintendo, Shuntaro Furukawa, adelantó que la compañía entraría en detalles en el próximo periodo fiscal, aunque no tuvo ningún problema en advertir que en los próximos meses los competidores aplicarán grandes cambios en sus estrategias comerciales.

Obviamente Furukawa se refería al lanzamiento de las nuevas consolas de próxima generación, algo que interesa mucho a los usuarios y que inquieta a los inversores de Nintendo, temerosos de que la marca pudiera verse afectada por la nueva era de consolas. ¿Tiene Nintendo algún plan para contrarrestar la llegada de las nuevas consolas? ¿Teme Nintendo a este nuevo ciclo?

La respuesta a esas preguntas no puede ser más clara, y es que el presidente ha confirmado que creen que las nuevas tendencias comerciales de las otras compañías no tendrán un impacto significativo en su negocio. Semejante confianza tiene una clara explicación. Nintendo lleva años diferenciándose del resto mostrando un producto completamente diferente y con un estilo muy marcado. Mientras Sony y Microsoft apuesta por la potencia bruta y juegos de última generación, la consola de Nintendo se ha caracterizado por seguir confiando en títulos clásicos reinventados para la época, algo que los usuarios han recibido con los brazos abiertos siempre.

Nintendo no le importa nada la nueva generación

Switch juegos grupos

Y para muestra un botón. Con más de 52 millones de consolas vendidas desde su lanzamiento en 2017, Nintendo sigue completamente a su rollo. Con dicha cifra es más que comprensible que la marca confíe plenamente en su producto, y más cuando se trata de algo completamente diferente a lo que propone la competencia. Furukawa añadió que Nintendo Switch está en la mitad de su ciclo de vida, por lo que todavía tendríamos consola hasta el 2023, momento en el que deberíamos de pensar ya en un nuevo modelo de Nintendo.

Entonces, ¿cómo va a seguir Nintendo cuidando la relación con sus usuarios con la misma consola de hace tres años? Obviamente lo hará con lo que mejor sabe hacer: juegos. La duda está en qué tiene preparado para este para este 2020. Con el lanzamiento de Animal Crossing: New Horizons en marzo, habrá que ver si los próximos Nintendo Direct no sacan de dudas y logramos hacernos una idea de cómo cerrará el año la compañía. Y es que por muy seguros que estén, PS5 y Xbox Series X tomarán gran parte del terreno.