Parece que la Odin Pro es la consola perfecta para jugar a juegos retro

Llevamos años utilizando móviles realmente potentes, capaces de mover todo tipo de juegos actuales y también emuladores para recordar los títulos de nuestra infancia. Sin embargo, jugar en una pantalla táctil suele convertirse en una pesadilla. Y colocar periféricos como mandos externos, en ocasiones nos hace pensar que sería más lógico comprar directamente una consola para jugar. Pues bien, un nuevo proyecto presentado en Indiegogo va por este camino. Una consola cómoda, asequible, con un procesador de smartphone de gama alta y con todo lo necesario para jugar a videojuegos de ayer y de hoy.

Una consola para emularlas a todas: así es la Odin Pro

odin pro consola.

Odin Pro es una consola portátil con un diseño muy similar a la Switch Lite de Nintendo. En su interior late un SoC Qualcomm Snapdragon 845 con 8 GB de memoria LPDDR4x. Tiene una pantalla de aproximadamente 6 pulgadas con resolución Full HD y un almacenamiento de 128 GB ampliable con tarjetas. Funciona bajo Android 10 y tiene una batería de 6.000 mAh compatible con Qualcomm Quick Charge.

A diferencia de la consola portátil de bajo coste de Nintendo, esta sí se puede conectar a un televisor. Su ‘Super Dock’ permite salida HDMI y Displayport. Y no solo eso. También tiene entradas para cuatro mandos analógicos de Game Cube, cinco puertos USB y una entrada Gibabit Ethernet. Lo sabemos, sigue siendo poco. Por eso también la base permite conectar un disco SATA y ampliar así las capacidades de almacenamiento de la consola. No se puede pedir más.

Emuladores, juegos de Android y también juegos en streaming

Con estas especificaciones, la Odin Pro se posiciona como la consola perfecta para jugar a títulos actuales para Android y también para jugar juegos retro utilizando el enorme ecosistema de emuladores que existen ya para este sistema operativo. Además, el fabricante ha anunciado que la consola es compatible con Project Treble, por lo que vas a poder flashear cualquier otro sistema operativo customizado —si controlas del tema, claro está— y utilizar la consola como más te guste sin perder ningún tipo de compatibilidad.

Por otro lado, Odin Pro también es compatible con Windows ARM. De ese modo, vas a poder jugar también a juegos de PC que tengan esa compatibilidad son el sistema operativo de los de Redmond. Aunque, si lo que quieres es jugar al típico catálogo de videojuegos que tienes en tu Game Pass o en tu cuenta de Steam, no te preocupes, porque la consola también se anuncia como un magnífico dispositivo para recibir streaming. Vamos, que puedes poner tu ordenador a correr el juego y tirarte en el sofá con la consola. El sueño para todos los que no tenemos una silla gaming y nos duele la espalda después de echar una partida en el ordenador.

¿Está disponible ya Odin Pro?

Odin Pro sigue todavía en proceso de crowdfunding, aunque puede ser tuya desde unos 250 euros. El Super Dock tiene un precio de unos 44 euros y es un producto totalmente opcional. También existe una versión reducida, la Odin Lite, que tiene un hardware más modesto y parte desde los 180 euros, siendo una consola algo más apropiada si solo vamos a jugar a juegos de Android o simplemente emular consolas muy antiguas.

Fuente > Indiegogo

¡Sé el primero en comentar!