El pirateo de la PS5 ya ha comenzado (pero no esperes gran cosa)

El pirateo de la PS5 ya ha comenzado (pero no esperes gran cosa)

Daniel Marín

Cada vez que sale una consola nueva al mercado, miles de hackers de todo el mundo hacen todo lo posible por acabar con su seguridad. Muchas consolas han resistido durante años hasta que finalmente han sido pirateadas. En el caso de PlayStation 5, todo apunta a que el firmware de la consola ya podría haber caído.

Hackers logran reventar la seguridad de PlayStation 5

Fondo pantalla PS5

La primera consola de la nueva generación que parece haber cedido ante los hackers no es ni más ni menos que la PS5. Y es que, en cuestión de dos días, dos hackers independientes han publicado en sus respectivas cuentas de Twitter una serie de vulnerabilidades bastante serias en el equipo de sobremesa Sony.

En primer lugar, Andy Nguyen (@theflow) publicó una fotografía en la que mostraba haber conseguido acceso al menú de depuración de la PS5. Este apartado pertenece al SDK de la consola, por lo que únicamente deberían tener acceso los desarrolladores. Este proceso podría servir para abrir puertas de cara a un futuro pirateo, pero el programador ha dejado claro que no piensa publicar cómo ha realizado el proceso. En el mundillo, esto suele significar que Sony le va a pagar una cierta cantidad de dinero a cambio de la información para que puedan llegar a parchearlo antes de que alguien pueda utilizar el bug con fines malignos.

Por otro lado, las vulnerabilidades descubiertas por el equipo de hackers fail0verflow son mucho más graves. El grupo, que ya en el pasado acabó con el firmware de PlayStation 3, afirma que han conseguido acceso root a la consola, pudiendo extraer las firmas digitales sin necesidad de hacer un puente directo con la placa base, es decir, únicamente a través del software, sin soldar ningún tipo de cable o chip.

¿Cuándo llegará el pirateo para PS5?

Es pronto para dar una fecha, ya que el hecho de lograr un jailbreak en una consola no significa que vaya a ser posible ejecutar copias ilegales de videojuegos al día siguiente.

Será necesario que se construya todo un ecosistema de scene para que el pirateo pueda llegar al gran público. En primer lugar, tendrán que asegurar el proceso antes de publicar ninguna herramienta. De lo contrario, muchas consolas podrían quedar brickeadas, es decir, convertidas en un ladrillo inservible. Por otro lado, tendrán que programar diferentes aplicaciones para simplificar el proceso, así como para blindar la consola ante fallos, como, por ejemplo, creando un menú de recuperación (lo que conocemos como un recovery).

¿Qué puede hacer Sony?

Si toda esta información es real, Sony podría estar en apuros, ya que su apuesta en esta nueva generación habría sido reventada en cuestión de un año, muy lejos de los 4 ó 5 años que han tardado en ser pirateadas sus predecesoras.

Los japoneses saben ya de sobra que no pueden mediar con un equipo como fail0verflow porque ya tienen un historial a sus espaldas. No será tan fácil como ofrecerles dinero. Sin embargo, lo más seguro es que los desarrolladores del firmware de PlayStation estén revisando línea a línea el código de sus últimas revisiones del sistema para poder adelantarse lo máximo posible a los hackers. Si nos ceñimos al pasado y al resto de consolas, lo normal es que la puerta de entrada de este exploit sea el navegador web.

Lo que sí es prácticamente seguro es que se trata de una vulnerabilidad de software, por lo que Sony podrá parchear el firmware tan pronto como sea publicada la primera utilidad para hacer jailbreak a la PS5. De ser de hardware, tanto Sony como AMD tendrían un serio problema, ya que, de ser así, todas las consolas PlayStation 5 que se han vendido hasta el momento estarían afectadas. Cualquier usuario podría piratear su consola independientemente de la versión del firmware de la consola. Pero como decimos, lo más probable es que se trate de un problema de software. Sony sacará su parche rápidamente y entonces comenzará el clásico juego del gato y el ratón entre el equipo de hackers y el desarrollador de la consola.