El creador del chip para piratear la Switch irá a la cárcel: ¿Sirve de algo?

Después de que fueran detenidos dos miembros del famoso Team Xecuter, hoy finalmente sabemos qué sentencia es la que llevará entre rejas al hacker que permitió violar la seguridad de la consola portátil de Nintendo.

Casi 4 años en prisión

Team Xecuter Switch

Aunque la parte afectada pedía 5 años de prisión, y los acusados 19 meses, finalmente serán 3 años y 4 meses en los que Gary Bowser deberá de estar encerrado tras las rejas. Se trata de un acuerdo intermedio al que han llegado ambas partes, aunque la cosa no se queda ahí, ya que también ha sido multado con cantidades vertiginosas.

Una multa millonaria

Por un lado, Bowser aceptó una multa de 4,5 millones de dólares por los hechos, sin embargo, se le ha adjudicado otra multa de nada menos que 10 millones de dólares adicionales. Con esto, Nintendo quiere marcar un precedente con el que advertir a todos aquellos que intenten seguir los pasos de Bowser, dejando claro que la propiedad intelectual es extremadamente sensible en las oficinas de la gran N.

El propio gobierno de los Estados Unidos ha aclarado que la sentencia ha sido tan dura y con una multa tal importante debido al perfil tan alto que se manejaba en la demanda, algo que servirá para traducirse como una advertencia para todas aquellas firmas que estén realizando o vayan a realizar operaciones similares.

¿Servirá para algo esta sentencia?

vulnerabilidades 3ds pirateo

Por un lado, la multa y el encarcelamiento han dejado claro que con la propiedad intelectual no se juega. Aunque se desconoce exactamente las ganancias generadas por sus operaciones, la multa económica parece estar a la altura de la situación, ya que los dirigentes del Team Xecuter tenían un historial bastante extenso en eso de las modificaciones con chips.

El problema está en que las modificaciones de las consolas deben de ser algo permitido, ya que el usuario, como propietario del hardware, podrá hacer lo que quiera con él. La infracción sin embargo estaba en la utilización de software que permitía ejecutar copias ilegales de los juegos de Nintendo, incluyendo en ocasiones roms para convertir el producto en algo más atractivo para el usuario final.

El caso no está cerrado

Pero si creías que todo había terminado, te equivocas. Todavía hay dos personas implicadas en el caso, ya que Max Louarn y Yuanning Chen andan completamente desaparecidos, así que no se les ha podido juzgar por el momento. En un principio, Louarn fue detenido junto a Bowser en el comienzo de la operación, pero el periodo de libertad que disfrutaba le ha permitido escapar de su llamada a juicio.

¿Cuál es la situación actual del pirateo de Switch?

Nintendo modificó no hace mucho la placa de su consola para eliminar la vulnerabilidad existente, por lo que la ejecución de código pirata dejó de ser posible con una serie de pasos que sólo requerían software. Cualquier usuario podía desde casa ejecutar código casero siguiendo unos sencillos pasos, así que el principal problema estaba en la publicación de ROMs ilegales a través de internet, algo contra lo que Nintendo prácticamente no puede hacer nada. Con las nuevas versiones de la consola, entró en juego los modchips del Team Xecuter, y es ahí donde nos lleva el comienzo de esta historia.

Por esta razón, la sentencia de cárcel servirá para disminuir los intentos de comercializar productos que hagan uso de la propiedad intelectual de las empresas, pero mucho nos tememos que la piratería como tal no acabará con estas medidas. Al menos por ahora.

Vía > Eurogamer

¡Sé el primero en comentar!