¿Va a dejar plantado Kojima a PlayStation?

En el Xbox & Bethesda Games Showcase 2022 celebrado hace unas semanas se esperaban todo tipo de novedades alrededor de algunas franquicias de los norteamericanos que habían protagonizado malas noticias en los últimos tiempos, como el retraso de Redfall y Starfield hasta la primera mitad de 2023, pero lo cierto es que poco se escuchaba sobre algún anuncio específico de esos que pudiéramos considerar como game-changing. Ya sabéis, cuando de repente las fichas que hay en el tablero lo cambian todo.

Hideo Kojima, la gran baza

Tuvo que ser Phil Spencer el que se decidiera a salir a escena para realizar semejante anuncio. Ni más ni menos que la llegada de Hideo Kojima al ecosistema de Microsoft, porque no podemos decir que vaya a trabajar exclusivamente para Xbox. De eso no se mencionó nada, sino de aprovechar la potencia tecnológica de los norteamericanos en la nube, es decir, de su Xbox Gaming Cloud, anteriormente conocido como xCloud, y que permite que desde cualquier dispositivo con pantalla e internet podamos disfrutar juegos de Game Pass y otras muchas fuentes.

Esa puntualización le echó un poco de agua al vino porque los más optimistas esperaban directamente que de lo que se tratara es de una colaboración al uso, con un título sobre la mesa capaz de sorprendernos al mismo nivel que lo hizo en noviembre de 2019 en PlayStation 4 con Death Stranding. Lo mismo termina siendo algo parecido, pero desde luego la forma de enfocarlo en el evento digital del pasado 12 de junio no da la sensación de que por ahí vayan los tiros.

¿De Sony a Microsoft?

Todos conocemos al que es uno de los últimos mitos que tienen los videojuegos y que cuentan a sus espaldas con una legión de seguidores que lo aman o lo detestan. Sobre todo los juegos que desarrolla. Y es que tras su independencia de Konami, marchándose tras un más que discreto Metal Gear Solid V, el camino del japonés ha estado plagado de rumores y especulaciones.

Durante meses tras el lanzamiento de Death Stranding se rumoreó que podría estar trabajando en recuperar una vieja idea para un juego de terror, que bien podría ser un nuevo Silent Hill, e incluso que su empresa, Kojima Productions, podría acabar adquirida por Sony como una respuesta más a la voracidad mostrada por Microsoft, primero, con la compra de Bethesda y, más tarde, con la de Activision-Blizzard.

De todas formas, el bueno de Hideo ha querido calmar las aguas y ha intentando hacer entrar en razón a los muchísimos usuarios que ya pedían su cabeza por tender la mano al enemigo. Y es que muchos usuarios tildaban de traidor al genio tras su acuerdo con Microsoft, asumiendo que el japonés no volvería a trabajar con PlayStation a partir de ahora. Pero no. Kojima ha confirmado que seguirá trabajando de la misma manera que lo ha estado haciendo hasta ahora, ya que la relación con Sony sigue y seguirá siendo igual de buena que antes, por lo que no habrá que temer ante ninguna posible rotura de relaciones entre ambas firmas.

Sea como fuere, ya conocemos que el primer trabajo que va a realizar el japonés será de la mano de Microsoft, con una «brand new experience never seen before«, o lo que es lo mismo, una experiencia con «una nueva franquicia nunca vista anteriormente». Así que a partir de aquí todo son especulaciones y el inicio de una cuenta atrás que podría alargarse años. Recordad que estamos ante un anuncio oficial y que a partir de ahora llega lo más duro, que es la espera hasta que alguien ponga una fecha de lanzamiento y se cumpla. ¿Qué tal si nos ponemos de plazo para poderlo jugar en 2024 como muy pronto, o 2025 en el peor de los casos?

¡Sé el primero en comentar!