Con consolas de usar y tirar, la Playdate es fácil de reparar

Si hay algo poco habitual en la electrónica de consumo actual, es la posibilidad de que los dispositivos sean fáciles de reparar. La miniaturización de muchos componentes ha llevado a productos que una vez se estropean, mejor cambiar por uno nuevo completamente. Sin embargo, la nueva consola portátil Playdate es altamente reparable. Incluso el propio usuario podría hacerlo.

Playdate, una consola portátil muy reparable

Playdate reservas

A la hora de reparar o, intentar hacerlo, la mejor web desde hace ya muchos años es iFixit. Esta compañía y página de internet, a la que cualquiera puede acceder, ofrece una gran cantidad de guías para llevar a cabo el proceso de la mejor forma posible. Aunque no todos los productos que desmontan son fáciles de arreglar.

Por ejemplo, los últimos productos de Apple, por los cuales se han hecho muy famosos estos años con sus despieces, demuestran que la miniaturización en los procesos de fabricación han llevado a que la idea de arreglar por tu cuenta uno sea casi misión imposible. Es más, en caso de que algunos fallen es más fácil comprar uno nuevo que intentar solucionar el problema cambiando la pieza afectada. Todo eso son contar la dificultar para ser abiertos.

Pues bien, ese no parece ser el caso de Playdate. La particular consola portátil de Panic parece haber sorprendido y para bien con su alto índice de reparación. Es más, se podría comparar a aquellas primeras consolas como la Game Boy que resultaba fácil de desmontar para acceder a cada una de sus piezas internas como botonera, batería, pantalla, placa, etc.

Así, en caso de que sufra algún problema, si se tiene la pieza afectada el cambio es muy sencillo con sólo tener un poco de pericia desmontando productos electrónicos.

Un producto diferente en todo

Con el despiece de iFixit de la Playdate de Panic queda demostrado que tanto el producto como la propia compañía tienen una filosofía muy particular y un espíritu muy distinto al del resto de compañías o fabricantes de tecnología.

Y eso que es lógico que si buscas dispositivos más pequeños y compactos, en la mayoría de ocasiones no queda otra que hacer lo que se está haciendo con teléfonos móviles, ordenadores portátiles, tabletas, mandos, etc. Que no es otra cosa que unificar la mayoría de componentes en uno sólo para reducir a la vez que se ahorran costes de producción.

Sin embargo, seguro que Playdate también busca ser lo más barata de producir posible, pero sin caer  en algo que acabe afectando al usuario e incluso al soporte que ellos mismos tendrían que dar si fuese difícil reparar.

De modo que es muy posible que la idea de Panic a la hora de fabricar la consola no haya sido sólo hacer algo original a la hora de jugar, también algo que con las debidas instrucciones podrá arreglar el propietario de la misma. Así ellos, en caso de avería y estar aún en garantía, sólo tendrían que enviar la pieza afectada y listo. Ahorran tiempo, costes y el usuario también se queda más tranquilo para cuando no haya cobertura (garantía oficial).