La gran diferencia retrocompatible entre PlayStation 5 y Xbox Series X está en la nube

Las comparaciones son inevitables. Ahora que cada vez queda menos para que veamos a las nuevas consolas en las estanterías de las tiendas, muchos usuarios estarán repasando las diferencias entre PlayStation 5 y Xbox Series X de cara a una posible compra.

¿Qué pasa con mis partidas guardadas?

Menu Xbox

Algo que los jugadores han demandado con especial interés es la retrocompatibilidad. Poder jugar con los juegos que ya tengas por casa es algo extremadamente importante para muchos, especialmente para aquellos que cuenten con interminables colecciones de juegos en sus estanterías.

Pero una cosa es volver a reproducir un juego en tu nueva consola, y otra es poder continuar la partida por donde la dejaste. Ahí es donde entra en juego las partidas guardadas que se almacenan en los perfiles de cada jugador, un detalle que Microsoft parece tener bastante controlado y que en Sony podrían no haber prestado demasiada atención.

El lío de las partidas salvadas

Todo comienza con Spider-Man. El fantástico juego de PS4 tendrá versión remasterizada para PlayStation 5, y tras muchas preguntas, Insomniac Games tuvo que aclarar que las partidas guardadas de la versión original de PS4 no se podrían cargar en la versión remasterizada de PS5.

Esto obviamente generó un mar de dudas, y aunque los desarrolladores han aclarado que Spider-Man: Miles Morales sí permitirá importar partidas guardadas en su versión cross-gen, no parece que esta sea la tónica general que encontremos en PlayStation 5.

No al menos en DiRT 5, donde Codemasters ha confirmado que las partidas salvadas del juego no se podrán pasar de una generación a otra (sólo se podrán importar las creaciones en Playgrounds). Teniendo en cuenta que el juego sale el 6 de noviembre y que PlayStation 5 lo hace el 19 del mismo mes, puede que muchos usuarios prefieran esperar a jugar en PS5 para no perder todo el progreso por cambiar de consola.

Microsoft, mientras tanto, en la nube

Pero las cosas en Microsoft funcionan de manera diferente. Tal y como la propia compañía ha explicado, todas las partidas salvadas de los juegos que disfrutes en Xbox One, podrán cargarse en Xbox Series X y Xbox Series S de manera completamente transparente.

La función es una manera de completar la excelente características Smart Delivery, que permitirá jugar en una consola u otra sin importar cuando compres el juego, y se encargará de cargar las partidas sea cual sea la generación, por lo que podrás incluso continuar aquella vieja partida de Kameo que dejaste olvidada en tu vieja Xbox 360. Es desde luego una demostración más de la atención tan mimada que ha prestado Microsoft en sus nuevas consolas y en todo lo que tenga que ver con la retrocompatibilidad.