¿Cuánto cuesta montar un simulador en casa con cockpit motorizado?

El sim-racing está viviendo su época dorada. Los videojuegos de simulación cada vez son más y más realistas, y existe ya hardware muy profesional que puedes tener en casa siempre y cuando tengas el presupuesto adecuado y el espacio para poder dedicar una habitación únicamente a tu hobby. Lo normal en el mundo de la simulación es empezar con el volante y poco a poco ir avanzando. Solo unos pocos llegarán a montarse un cockpit completo, y de esos, aún menos van a hacerse con un simulador de movimiento motorizado para hacer completamente realista la experiencia. Sin embargo, es posible que te entre la curiosidad. ¿Cómo de caro es montarse un sistema así en casa? Pues vamos a ello.

¿Qué es un cockpit motorizado?

motor cockpit

El cockpit motorizado, simulador de movimiento para simracing o cockpit en movimiento es un conjunto de motores y sensores que permiten replicar las sensaciones de la conducción a través de la silla en la que estás pilotando. El cockpit motorizado se suele ubicar bajo el baquet, y tratará de emular la fuerza de los giros, los acelerones, los frenazos, los baches e incluso las colisiones que tengamos en nuestra conducción virtual.

Este tipo de productos son complejos y requieren tomar muchas medidas de seguridad, como usar un arnés para fijar bien al piloto al asiento o incluso instalar un botón de seguridad para detener toda la máquina en caso de que ocurra algún problema.

¿De qué precios estamos hablando?

Los cockpit motorizados no son nada baratos. Dejando a un lado el precio del PC —o la consola de sobremesa, pero a día de hoy sigue compensando más el ordenador— con el que vas a hacer la simulación, las pantallas e incluso el volante, montar nuestro propio simulador de fuerzas G se nos va a ir sí o sí a las cuatro cifras. En la mayoría de casos habrá que sumar el precio del baquet deportivo, que sumará otros 160 euros al precio en el mejor de los casos.

DOF Reality Motion Simulator H2 – El modelo más barato

DOF Reality Motion Simulator H2

El cockpit motorizado más barato que puedes encontrar es este modelo de DOF Reality Motion Simulators. Vale menos de 2.000 euros y contiene la estructura, los soportes para volante y pedales, el carril para el asiento y los motores, así como todo el sistema para la energía.

Este modelo también es interesante si no dispones de mucho espacio, pero como podrás apreciar, es un capricho bastante caro.

DOF Reality P3 – Simulador completo

Por encima del modelo anterior tenemos el DOF Reality Motion Simulator P3. Es bastante más complejo y está preparado para dar un feedback más realista, aunque visualmente no veremos muchas diferencias. No obstante, es significativamente más caro, y se nos va a los 3.700 euros.

Si ya tienes un cockpit: Next Level Racing – Motion Platform V3

Next Level Racing

Puede pasar. Comenzaste en el mundillo de la simulación por pura curiosidad y se te da bien. Fuiste escalando, compraste un cockpit estándar y ahora quieres dar el salto a uno motorizado. ¿Es obligatorio comprar un equipo completo? No, pero tampoco será asequible.

El Motion Platform V3 de Next Level Racing permite convertir un cockpit estándar en uno motorizado. Se instala debajo del baquet y garantiza una experiencia sobresaliente. Sus valoraciones son inmejorables. De hecho, este producto se utiliza incluso en simuladores profesionales. El único problema es su precio, que se va casi a los 3.000 euros.

Los enlaces que puedes ver en este artículo forman parte de nuestro acuerdo de afiliados de Amazon y podrían reportarnos una pequeña comisión. Aún así, la decisión de publicarlos se ha tomado libremente, bajo criterio editorial de El Output, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de las marcas implicadas.

¡Sé el primero en comentar!