El problema de las armas en Call of Duty: Vanguard

El problema de las armas en Call of Duty: Vanguard

Isaac García

Call of Duty: Vanguard, es la apuesta de 2021 dentro de la famosa franquicia de títulos FPS. Y como cada año, sigue siendo la saga que genera más debate por muchos motivos. Uno de los principales esta vez es que, al parecer, las armas no cuadran mucho con la época.

Hay cosas que nunca cambian y darle cera a cada nueva versión de Call of Duty cuando sale (y antes) es una de ellas. Que si la jugabilidad, los bugs, los hackers voladores… la polémica siempre está servida.

Este año, viajamos hacia atrás en el tiempo, hasta la Segunda Guerra Mundial, como ya hicimos en 2017 en WWII, pero lo haremos de una manera diferente. Esta vez, somos parte del nacimiento de las fuerzas especiales en los diversos frentes de batalla. Y lo cierto es que esto ha causado cierto debate online.

¿Qué pasa con las armas en Call of Duty: Vanguard?

Al parecer, aunque tenemos en nuestras manos las armas legendarias de la época, como el BAR americano o la STEN inglesa, algunos detalles no cuadran. ¿Por qué?

Uno de los atractivos de Call of Duty es que podemos personalizar nuestras armas con añadidos y accesorios, hasta 10 podremos poner en cada una y elegir entre 200 dentro de Vanguard. Ahí surge la polémica principal, que algunos de esos añadidos parecen demasiado avanzados para la época, al menos si preguntas a los jugadores más interesados en la coherencia histórica.

Sesudos debates en Reddit, Discord o Twitter han estado examinando al detalle los vídeos y las betas del juego todo este tiempo, señalando cosas en este sentido.

Silenciadores, compensadores de retroceso, cambio del cañón, tipos de munición o accesorios (como visores con punto de mira que parecen demasiado modernos) harán que parezcamos un comando en la Segunda Guerra Mundial, sí… pero venido del futuro.

Además, algunos también piensan que ciertas armas son demasiado precisas y ligeras en cuanto a sus características de serie.

No todos lo consideran un problema

Sin embargo, también hay quienes están al otro lado de la trinchera. Para ellos, en un juego FPS debe primar la diversión, no la simulación.

Modificar las armas y hacerlas tuyas es uno de los atractivos principales del Call of Duty. Del mismo modo, obviamente es más divertido hacer llover fuego sin parar con un arma automática que combatir con un rifle de disparo individual. Así, que las armas en el juego no sean idénticas a las reales sería una mejora y no todo lo contrario.

Armas en el Call of Duty Vanguard

De hecho, puristas y conocedores de la historia dicen que, realmente, tampoco es para tanto.

Dentro de lo que cabe, la tecnología de visores que han metido en el juego no es tan innovadora y ya existía, por ejemplo. Además de eso, muchos añadidos y modificaciones que se ofrecen ya eran posibles entonces, aunque no se permitiera a los soldados cambiar la culata así como así, o pintar de cualquier manera el arma.

De todas formas, hablamos de la época en la que nacían las fuerzas especiales, y a estos pioneros se les daba más libertad para equiparse y actuar tras las líneas enemigas.

Y los zombis, ¿qué vamos a decir de los zombis?

Mientras unos debaten si el retroceso de la PPSH-41 soviética es realista o no, otros piensan que se discute sobre minucias si luego vas a vaciar el cargador contra legiones de no muertos en el modo zombi.

Sea como sea, Call of Duy: Vanguard ha conseguido lo de cada año, que se estuviera hablando de él desde mucho antes de su lanzamiento. Ahora que por fin podemos tener esas armas en nuestras manos, veremos quién tiene razón.

¡Sé el primero en comentar!