Los 7 productos con los que Nintendo demostró que es diferente al resto

Los 7 productos con los que Nintendo demostró que es diferente al resto

Daniel Marín

Nintendo no es como Sony. Tampoco comparte filosofía con Microsoft ni se parece lo más mínimo a SEGA. Y eso es precisamente lo más atractivo de la Gran N. La compañía lleva décadas demostrando una capacidad increíble para salirse del tiesto, innovar y poner la creatividad por encima de todo. A veces sale bien, y otras son para olvidar. En este repaso hay de todo; desde los grandes éxitos de la marca hasta los más tristes fracasos:

Virtual Boy

Virtual Boy.

Fue un completo fracaso, pero no podemos acusar a Nintendo de no innovar. En 1995, Nintendo ya estaba pensando en la realidad virtual. Sin embargo, menos de un millón de usuarios pensaron que era buena idea eso de ponerse en la cabeza un casco con pantalla monocromática para jugar a videojuegos.

El planteamiento de la Gran N era bueno, pero se anticiparon demasiado. La Virtual Boy llegó demasiado pronto. La consola no era capaz de manejar entornos 3D, por lo que el dispositivo carecía totalmente de sentido.

Game Boy Camera

Game Boy Camera.

De todos los accesorios bizarros que tuvo la Game Boy, el que se lleva el premio es la cámara. Integrada en un cartucho, la Game Boy Camera era capaz de hacer fotografías monocromáticas para luego hacer collages y montajes desde la propia consola.

Este accesorio es uno de muchos que nos demuestra que Nintendo tiene una máquina del tiempo, pues dos décadas más tarde, todos hacemos esto mismo desde nuestros móviles. Por cierto, la Game Boy Camera se ha convertido en algo así como en un accesorio de culto. Hay toda una comunidad dedicada a hacer fotografías realmente complejas y modificar el accesorio para sacarle el máximo rendimiento posible.

Nintendo DS

nintendo ds.

Si lo pensamos detenidamente, el diseño de la PSP es lo que se esperaba de una portátil de su época. Una consola con una pantalla grande y con cierta ergonomía. La sucesora de la Game Boy Advance debió ser algo así, pero Nintendo suele sorprendernos con su pensamiento lateral, por lo que sacaron la Nintendo DS.

Pantalla táctil, stylus, un micrófono… y doble pantalla. Y vaya si supieron darle juego. El resultado fue una máquina con unas prestaciones humildes, pero asequible y con unos juegos que se centraron meramente en la creatividad.

Nintendo Labo

Nos reímos muchísimo aquel día que Nintendo presentó su nuevo juego de cartón. Puede que no fuera lo que más de uno esperaba de la Nintendo Switch, pero debemos reconocer que su intención es muy buena.

Nintendo Labo es la combinación perfecta entre videojuegos y actividades manuales. Una incursión de la firma japonesa en el famoso Método Montessori.

Wii Balance Board

Este accesorio se benefició de Wii Fit y de un puñado más de juegos. No era barato, pero revolucionó la forma de jugar a videojuegos. Cuando pensábamos que Wii Sports había dejado el listón en una posición imposible, Nintendo nos sorprendió con esta tabla para hacer ejercicio.

Muchos de los que la tenemos en casa le dimos mucha caña en su momento, y también la desempolvamos durante el confinamiento.

Nintendo Wii

Nintendo Wii.

Poco se puede hablar de esta consola que no se haya escrito ya. Tras fracasar con GameCube, Nintendo decidió probar en el mercado casual. La consola fue un éxito, aunque no se puede decir lo mismo de la venta de juegos. Nintendo Wii será por siempre recordada como la máquina que consiguió que tu abuela jugara al tenis y a los bolos.

Mario Kart Live: Home Circuit

Superarse con Mario Kart es complicado a día de hoy. Sin embargo, Nintendo lo hizo. ¿Te parece fácil el Castillo de Bowser? ¿Te sabes de memoria todas las Senda Arcoíris? Pues convierte tu salón, tu escritorio y hasta tu cuarto de baño en una pista de juego.

Este título de realidad aumentada es también uno de los inventos más locos que ha lanzado Nintendo.

¡Sé el primero en comentar!