Microsoft quiere que Project Scarlett sea extremadamente rápida y nos permita jugar en 4K a 60 FPS

Desde que su nombre y algunas de sus características se hicieran oficiales en el pasado E3, no hemos vuelto a saber mucho más de la próxima consola de Microsoft. Por suerte, una entrevista de Gamespot a Phil Spencer ha traído nuevos detalles que sirven para entender cuál será la estrategia de la compañía con el monstruo que preparan con Project Scarlett.

Más imágenes por segundo y máxima rapidez

Project Scarlett

Tal y como ha comentado el directivo, el objetivo número uno con la consola es el ofrecer tiempos de carga extremadamente reducidos para que la experiencia de juego cambie por completo. Poder jugar cuanto antes es algo que el jugador aprecia con creces, así que la incorporación de los nuevos discos SSD será pieza clave para conseguirlo. Es algo que PS5 también ofrecerá, así que posiblemente sea una de las características referentes en la nueva generación.

Por otro lado, Spencer ha admitido que ser Microsoft le ha servido también para conocer el público jugón de PC, y una de las grandes ventajas de dicha plataforma es la tasa de imágenes por segundo. Que un jugador pueda disponer la máxima tasa de imágenes por segundo posible es algo que se valora enormemente en la comunidad, así que en Microsoft quieren priorizar el poder jugar a 60 imágenes por segundo en 4K.

Project Scarlett no se olvidará de su pasado

Project Scarlett E3 2019

Pero si hay algo que en Microsoft tienen bastante claro, es en lo relacionado con la retrocompatibilidad. Con Xbox One han hecho un trabajo increíble adaptando juegos de la Xbox original y Xbox 360 a la nueva Xbox One a través del programa de retrocompatibilidad, y toda esa labor no caerá en saco roto con el lanzamiento de la nueva plataforma. Todo el catálogo de juegos, incluyendo el de Xbox One será compatible en Project Scarlett, ya que, según Spencer, poder jugar a juegos del pasado garantiza que jugadores con consolas de diferentes generaciones puedan jugar entre sí sin importar la consola que tengan.

A raíz de esta idea de la retrocompatibilidad, la marca también ofrecerá la posibilidad de seguir usando los viejos controladores, ya que entienden que con el programa de personalización de mandos de Xbox habrá muchos usuarios que cuenten con una inversión importante en periféricos y necesiten seguir utilizando sus controladores en la nueva consola. Es desde luego una decisión muy acertada teniendo en cuenta el precio de cada uno de estos mandos.

¿Cuándo podremos comprar Project Scarlett?

Teniendo en cuenta que el nombre sigue siendo una denominación interna del proyecto, podrás imaginar que a la consola le queda todavía bastante hasta llegar al mercado. Para ser exactos, no será hasta navidades del 2020 cuando veamos a la consola en las tiendas, así que te va a tocar que esperar más de un año hasta que puedas echarle las manos encima.