Más pistas sobre las nuevas PlayStation VR de PS5 apuntan a lo sensorial

Más pistas sobre las nuevas PlayStation VR de PS5 apuntan a lo sensorial

Carlos Martínez

Sony quiso despejar todo tipo de dudas confirmando el desarrollo de las gafas de realidad virtual para PS5 y, más tarde, mostrando el diseño de los controladores que nos permitirán jugar e interactuar en el mundo virtual. Sin embargo, todavía quedan muchas cosas por conocer sobre el nuevo visor que acompañará a PS5 en los próximos años, y parece que ya tenemos las primeras pistas sobre ello.

Un visor extremadamente avanzado

Mandos PS5 VR

La información llega a través de “fuente fiables” de UploadVR, donde aseguran que la próxima generación de PlayStation VR contará con un sistema de seguimiento ocular que permitirá aplicar renderizado según el punto de vista del usuario. Además, ofrecería retroalimentación háptica, seguimiento del mando de control de dentro hacia afuera (no necesitaría cámara de seguimiento externa) y un panel con resolución de 2.000 x 2.040 píxeles por ojo.

Siguiendo tu mirada

VR

La principal novedad estará centrada en el sistema de seguimiento ocular que integrará el visor, una tecnología que servirá para optimizar el rendimiento del sistema, ya que la GPU se encargaría de generar los gráficos en alta calidad exclusivamente en la zona en la que el usuario estaría mirando, de forma que toda aquella zona en la que quede fuera del campo de visión lucirá de peor calidad sin afectar a la experiencia de juego.

Esto será una novedad especialmente importante, ya que se podrá exprimir al máximo la potencia gráfica de PS5 en el ámbito virtual sin estar limitado ni condicionado a renderizar grandes resoluciones. Además, el seguimiento ocular servirá también para mejorar la interacción con otros usuarios, ya que juegos y aplicaciones podrían usar esta información para mover los globos oculares de los avatares que lleven los jugadores. Así, podremos saber si alguien nos está mirando o no mientras le hablamos.

Máxima resolución

Teniendo en cuenta que la resolución 4K es básica en un sistema como PS5, estas gafas de realidad virtual no podían quedarse demasiado por debajo. Para ser exactos, el panel ofrecerá una resolución por ojo de 2.000 x 2.040 píxeles, una cifra que se acerca mucho al 4K y que queda muy por encima de los 1.832 x 1.920 píxeles que ofrecen las Oculus Quest 2. Lamentablemente de momento no hay información de la frecuencia a la que trabajarán estas PlayStation VR de segunda generación, así que será otro detalle importante a tener en cuenta (es muy probable que se queden en los 120 Hz).

Con ajuste de ojos

Algo que se le echó en falta a la primera generación de las PlayStation VR es que se le pudiera ajustar la distancia interpupilar (IPD), un ajuste extremadamente necesario para obtener la mejor experiencia tridimensional. Al tratarse de un valor tan personal (cada persona tiene una distancia entre pupilas diferente), es extremadamente recomendable disponer de un ajuste manual que permite al usuario configurar la distancia con la que se sienta más cómodo. Las nuevas gafas parece que lo incluirán, por lo que es una magnífica noticia.

Más novedades en los mandos

Mandos PS5 VR

Sabíamos que el aspecto exterior de los mandos ofrecerá un diseño esférico que rodeará nuestras manos, pero desconocíamos de las capacidades que ofrecerá a nivel de funciones internas. En primer lugar, el seguimiento de los mismos se realizará desde el propio visor, siendo un seguimiento de dentro hacia fuera, lo que evitará el uso de cámaras externas ni sensores adicionales. Será el visor el que se encargue de todo.

Siente la realidad virtual

Otra de las novedades estará relacionada con el sentir en la experiencia virtual. Esto era algo que intuíamos si tenemos en cuenta las peculiaridades del mando DualSense, sin embargo, más allá de incluir una respuesta háptica en los mandos, el visor de realidad virtual también ofrecerá un sistema de vibración que se sumará al sistema de gatillos adaptativos y funciones táctiles.