Queda con un extraño para revender su PS5 y casi muere de un tiro

Conseguir comprar una PS5 se ha convertido en una misión imposible para usuarios de todo el mundo, y justamente por esa falta de stock, el mercado de segunda mano se ha convertido en todo un agujero negro de estafas, sobornos y de dramas muy serios como el que ha ocurrido recientemente en una ciudad de Texas. ¿Hasta dónde sería capaz de llegar una persona por conseguir una PS5? Pues parece que alguien no muy cuerdo estuvo dispuesto a matar.

Una reventa que termina en tragedia

Detalles PS5

Ya hemos visto como las pocas unidades que van apareciendo en las tiendas están provocando peleas de todo tipo en los centros comerciales, y aquellas que se dejan ver en tiendas online desaparecen en cuestión de segundos por culpa de bots adiestrados que las mandan directamente al mercado de reventas.

Y son estas reventas las que han animado a muchos usuarios a conseguir una unidad a cualquier precio, ya que la demanda es tal que se están pagando auténticas barbaridades a la hora de conseguir una unidad lo antes posible. Especialmente ahora que nos acercamos a Navidad.

Esa era quizás la idea que tenía el protagonista de esta historia, un chico de Texas de 19 años que decidió poner a la venta su PS5 en internet. Como era de esperar apareció un interesado, y como era de su ciudad decidieron quedar para realizar el trato. Lamentablemente las intenciones del comprador eran otras, ya que apareció en el lugar con un arma y no dudó en disparar al joven, quien afortunadamente acabó en el hospital y se encontraba en condiciones estables. La bala parece que impactó en el abdomen de la víctima, aunque la asistencia llegó a tiempo para llevarlo al hospital y evitar una tragedia.

Del ladrón la policía prefirió no dar detalles, así que no sabemos exactamente en qué terminó el suceso y si finalmente la PS5 terminó en manos equivocadas, aunque con todo lo ocurrido es lo menos importante, al fin y al cabo.

La locura de la reventa

PS5 Diseño

Lo que estamos viviendo con la reventa de PS5 está superando cualquier tipo de idea preconcebida que tuviéramos del mercado de segunda mano y la especulación de dispositivos tecnológicos. La crisis actual de los componentes electrónicos está obligando a los fabricantes a reducir el stock de sus productos en las tiendas de todo el mundo, y en el caso de las consolas de nueva generación está provocando una escasez que ha permanecido durante el primer año de vida de las consolas, y que no parece estar dispuesta a desaparecer tan pronto.

Visto lo visto, algunos usuarios están empezando a dar por perdida sus esperanzas de cara a Navidad (era algo que deberían de haber asimilado hace ya unos meses), así que cualquier PS5 o Xbox Series X que aparezca en el mercado de segunda mano se convierte en toda una joya que desaparece en cuestión de segundos sin importar su precio. Y es que algunas unidades se han llegado a vender por más de 1.000 euros.