Las ganas de PS5 y Xbox Series X atascan las ventas de PS4 y Xbox One

Las ganas de PS5 y Xbox Series X atascan las ventas de PS4 y Xbox One

Carlos Martínez

Puede que sean ya muchos los que tengan una PS4 o una Xbox One en casa, pero a estas consolas le quedan todavía algunos años de vida. Las ventas deberían de seguir con buen ritmo, sin embargo, los analistas han detectado un importante descenso en las ventas que tanto Sony como Microsoft podrían no haber esperado. ¿A qué se debe?

Se venden menos juegos y menos consolas

PlayStation 4 ventas

Esta perspectiva llega a través de las cifras que los analistas de NPD Group han lanzado comparando las ventas de enero del 2019 con las de enero del 2020. Puede que con el paso de los años las ventas caigan, es normal si tenemos en cuenta que cada vez más gente tendrán las consolas y poco a poco el producto pierde relevancia, sin embargo, la caída ha sido de nada menos que un 35%. Duro golpe.

Además del hardware de consolas, las ventas de todo tipo de productos relacionados con las consolas (como software, accesorios y compras internas) han descendido un 25%, por lo que el negocio en general ha caído considerablemente de un año para otro. Pero, ¿cuál es la razón de esta estrepitosa caída?

PS5 sin existir ya hace daño a PS4

Xbox Series X

Para encontrar una razón que explique la dura bajada de las ventas tendríamos que mirar hacia varios frentes. Por un lado, tenemos el más obvio y el que primero se te pasaría por la cabeza. PS5 y Xbox Series X están a la vuelta de la esquina, y el mercado probablemente se encuentre en un periodo de espera hasta que las nuevas consolas asomen la patita.

Pero para recibir a las nuevas consolas todavía nos queda mucho, y lo normal es que los usuarios sigan comprando juegos actuales. Y es ahí donde entra en juego otro factor. Grandes títulos se han retrasado varios meses, y algunos se han ido hasta finales de año, esto podría enfriar las ganas de seguir apostando por la generación actual, al mismo tiempo que reduce las ventas actuales.

Como bien apunta Daniel Ahmad, tanto PS4 como Xbox One han mantenido sus precios desde hace ya bastante meses, por lo que la falta de ofertas en el mercado ha podido también afectar a las ventas en esta entrada del año. ¿Veremos bajada en los precios próximamente? Algo nos dice que posiblemente no las veamos hasta la llegada de la nueva generación.