¿Quién fue antes? ¿Sonic o Mario?
José Luis Sanz

Son los personajes de videojuegos más legendarios de la historia, que han servido para poner cara y ojos a dos de las compañías más prestigiosas de la industria a lo largo de más de tres décadas. SEGA y Nintendo, tanto monta monta tanto, están detrás de estos dos iconos de la cultura popular que muchos podríais llegar a pensar que fueron creados al mismo tiempo, pero no es así. ¿Sabéis quién de los dos llegó primero?

¿Primero el huevo o la gallina?

El hecho de que en nuestro país Mario y Sonic se hicieran famosos casi al mismo tiempo, a principios de los 90 con el bum de las consolas de 8 y 16 bits, hizo que llegáramos a pensar que ambos habían sido creaciones recientes, prácticamente contemporáneas. Pero en realidad la historia que alumbra a cada uno de ellos está separada por un periodo de tiempo crucial dentro de la industria de los videojuegos.

Mientras uno llegó a ver el auge y caída de las primeras generaciones de consolas a principios de los 80, el otro no alcanzó la fama hasta que la industria ya recobró definitivamente el pulso y comenzó a evolucionar en dirección al presente, con un mercado en el que el nuevo hardware se sucede cada pocos años para seguir manteniendo la buena salud de un sector que cada día es más grande.

¡Pole para Mario!

Como seguramente ya sabéis, Mario es el primero de los dos personajes que llegó al mercado. Lo hizo de forma camuflada en 1981 gracias a esa maravilla llamada Donkey Kong (tanto en Game & Watch como más tarde, en 1982, en versión recreativa), aunque todavía no tenía el nombre definitivo puesto. Simplemente se referían a él como Jumpman, es decir, el “saltarín”. Ya en ese instante podíamos ver su característica gorra, bigote y mono de trabajo.

No sería hasta 1983 cuando ya tomara carta de naturaleza el nombre de Mario, dentro del juego Mario Bros que protagonizaba junto a Luigi y que fue el que lo marcó para siempre como el fontanero más conocido del mundo. Aquellas tuberías fueron decisivas. Hay que decir, de todas formas, que el nombre no es casual y fue tomado del que en aquellos años era el dueño del edificio donde se encontraban las oficinas de Nintendo. Un señor que atendía al nombre de Mario Segale y con el que tenía un parecido considerable.

¿Y Sonic?

SEGA se dio cuenta a principios de los 90 que necesitaba una mascota de verdad. Un personaje icónico que sirviera para estar presente en todas sus consolas del mismo modo que Mario era el icono incontestable en el territorio de Nintendo. Así que podemos decir que uno inspiró al otro o, mejor dicho, el fontanero ayudó en el proceso de creación del puercoespín azul.

En el caso de SEGA no penséis que no tenía ya una mascota antes de la creación de Sonic en 1991, Alex Kidd había sido el primer intento con videojuegos que llegaban preinstalados en su mítica Master System desde prácticamente mediados y finales de los 80. El problema es que no cuajó, no tenía carisma y los japoneses comprendieron que necesitaban algo con más impacto, más rápido, más chulo y guay. Y ante esa necesidad, nació uno de los iconos más reconocibles de la historia de los videojuegos: Sonic.

Así que ante la pregunta de quién fue primero, la respuesta es sencilla: primero Mario (1981) y después Sonic (1991).

¡Sé el primero en comentar!