La última locura de Razer es este trono para amantes de los simuladores

La última locura de Razer es este trono para amantes de los simuladores

Carlos Martínez

El sueño de muchos amantes de los simuladores de conducción es poder montar un cockpit desde el que poder disfrutar del volante y casi oler el asfalto. Pues bien, eso es justo lo que ha preparado Razer con su nueva idea conceptual, el eRacing Simulator.

Un trono para conducir

La idea del Razer eRacing Simulator es la de poder ofrecer una experiencia muy cercana a la de una conducción real, para mejorar el espectáculo en los torneos eRacing competitivos. La firma ha trabajado conjuntamente con otras marcas líderes en simulación para poder desarrollar un conjunto técnicamente perfecto con el que poder ofrecer una experiencia más inmersiva. ¿El resultado? Impresionante.

Estamos ante un chasis de acero pensado para poder ser ampliado de manera modular en el futuro, de forma que los juegos de conducción no serán los únicos que se podrán jugar ahí. El asiento está encastrado en una plataforma que dispone de tecnología capaz de mapear la superficie del terreno y la fuerza G para replicar el entorno con vibraciones y movimientos. Pero si no teníamos suficiente con la vibración, dos proyectores Full HD proyectarán la imagen en una pantalla curvada con 202 grados de visión, de forma que la imagen cubrirá todo nuestro campo de visión.

Para completar la experiencia profesional y digna de un piloto de carreras, Fanatec se ha encargado de colocar controles de aluminio anodizado y fibra de carbono con revestimientos de cuero, así como pedales magnéticos y botones ajustables en el cambio de marchas. Los arneses del asiento, no sólo decoran, sino que también responden según los efectos de la fuerza G, de manera que sentiremos presión en momentos de aceleración y curvas acentuadas.

¿Cuándo veremos este cockpit de Razer?

Razer eRacing

Por el momento la idea es un concepto que en los laboratorios de Razer siguen desarrollando, sin embargo, no esperes encontrar el producto a la venta. Aun teniendo dinero (porque créenos, esto costará una fortuna), la marca sólo busca hacerse un hueco en el mundo competitivo implementando una nueva modalidad más real entre las competiciones de simuladores, y de hecho está intentando estrechar lazos con firmas del mundo competitivo para implementar su producto en competiciones oficiales.

La marca ha llevado una unidad al CES para mostrarla y permitir que los allí presentes puedan probarla para sentir la nueva experiencia que promete el equipo. En la imagen se puede ver cómo la unidad no presenta los acabados que plantea el concepto, pero no tenemos ni la menor duda de que jugar en ella será tan adictivo que más de uno no querrá dejar el asiento.