No hay PS5 ni Xbox Series X, ¿qué regalo relacionado con videojuegos?

PlayStation 5 y Xbox Series X ya llevan más de un año con nosotros, y a pesar de que esta será la segunda Navidad desde el lanzamiento de estas dos consolas de nueva generación, mucha gente despertará el día 25 de diciembre y el 6 de enero con la amarga sorpresa de no encontrarse una gran caja con la consola debajo del árbol.

¿A qué se debe la escasez de PS5 y Xbox Series X?

Chip semiconductores

La escasez de consolas no es un problema coyuntural de la industria del videojuego. Durante los últimos meses, estamos viendo un freno en la presentación de nuevos terminales móviles, retrasos en la entrega de coches, escasez de componentes para ordenadores e incluso subidas muy abruptas de los precios de muchos juguetes.

La causa de todo esto es la famosa ‘Crisis del Microchip’, y aunque se tiene claro que se debe a un aumento desmesurado de la demanda de circuitos integrados, lo cierto es que muchos expertos ni siquiera se ponen de acuerdo a la hora de determinar dónde está el origen del problema.

Lo que sí está claro es que hay una escasez de materias primas apoyada en el parón que hemos sufrido con la pandemia, lo que ha disparado el precio de las obleas de silicio.

Así que, con total probabilidad, ni los Reyes Magos ni Papá Noel van a tenerlo fácil para poner una PS5 o una Xbox en tu casa estas navidades. Se estima que el marcado podría comenzar a recuperarse a mediados de 2022, aunque muchos expertos hacen estimaciones bastante más pesimistas.

¿Qué regalar si no hay PS5 o Xbox Series X estas navidades?

Xbox Series S

Xbox Series X analisis

La hermana pequeña de Xbox Series X está tomando mucho protagonismo estos días. Encontrarla en grandes superficies y tiendas online es bastante sencillo, y su precio es bastante interesante. Series S sigue siendo una consola de nueva generación, solo que tiene prestaciones más humildes que la versión que rivaliza con PlayStation 5. Sin embargo, comparte su catálogo, por lo que vamos a poder disfrutar de juegos actuales.

Además, si te haces con el Xbox Game Pass, tendrás acceso a un enorme catálogo de juegos que simplemente tendrás que descargar en tu consola para empezar a jugar. Game Pass puede ser muy útil para ti si piensas adquirir la Series S hasta que puedas hacerte con una PS5 o una Series X, ya que podrás vender la consola de segunda mano y no tendrás que preocuparte en revender tus videojuegos. Aún así, Xbox Series S es una exclusivamente digital y no debes tener miedo a comprar juegos para esta plataforma. Los títulos que compres para Series S quedarán en tu cuenta de Xbox y podrás disfrutarlos con mayor calidad y resolución más adelante si te decides por la Series X.

Game Pass para PC

Catalogo Xbox Game Pass

No necesitas una Series S si ya hay en casa un PC con Windows capaz de mover videojuegos. El Game Pass de Microsoft te ofrece un catálogo de más de 100 juegos que está en aumento, y que incluye títulos de Xbox Game Studios el mismo día del lanzamiento. La membresía para PC tiene un precio de 9,99 euros al mes, pero tiene una oferta muy interesante que nos permitirá disfrutar del servicio por un solo euro durante los tres primeros meses.

PS Now

Puede que tardemos muchos meses en ver un stock normal de PS5, así que, si la espera se te está haciendo interminable, otra alternativa interesante puede ser PS Now. Es el servicio de videojuegos en la nube de Sony, y se puede acceder tanto desde PS4 como desde un PC con Windows. Tiene un precio de 9,99 euros al mes, pero la cuota se reduce a la mitad con el servicio anual, que vale 59,99 euros.

GeForce Now

Cerramos con otro servicio de videojuegos en streaming, concretamente, el líder de su categoría. La suscripción de Nvidia tiene un catálogo realmente interesante y se vende principalmente en dos modalidades, la prioritaria, que tiene un coste de 99,98 euros al año (o 9,99 euros al mes) y la de máximo rendimiento, que vale 199,98 euros al año. Para acceder a esta suscripción tope de gama y aprovecharla al máximo, deberemos tener un Nvidia Shield TV, que, dicho sea de paso, tampoco es un mal regalo para estas navidades.

¡Sé el primero en comentar!