Logran instalar RetroArch en las nuevas Xbox Series X y S

Logran instalar RetroArch en las nuevas Xbox Series X y S

Pedro Santamaría

Disfrutar de los emuladores en una consola no suele ser algo sencillo a priori. Normalmente pasa un buen tiempo hasta que se encuentra la forma de romper la seguridad del sistema y se instala alguno de ellos. Sin embargo, con las recientes consolas de Microsoft todo ha sido mucho más rápido y ya se puede instalar RetroArch en las nuevas Xbox Series X y Series S.

RetroArch en las nuevas Xbox Series

Sin duda alguna uno de los temas estrellas dentro del mundo del software es el de la emulación. Mucho más ahora que cualquier dispositivo actual prácticamente ofrece potencia de sobra para disfrutar de los juegos que antiguos sistemas de entretenimiento ofrecían.

Entre los actuales son las nuevas consolas las que más llaman la atención de cara a usarse como dispositivos para emular antiguos sistemas de vídeojuegos. El problema es que por temas legales y alguno que otro no es algo que a las compañías que las fabrican les interese. Por eso capan sus sistemas, para evitar que se instalen aplicaciones no permitidas.

No obstante, siempre se suele acabar encontrando una forma de saltarse tales medidas de protección para instalar aquellas apps que te interesen. Eso sí, bajo tu propia responsabilidad en todos y cada uno de los sentidos. Aunque igual pocos esperaban que en las nuevas Xbox Series X y Series S fuese algo tan rápido.

Tunip3, un desarrollador, encontró la forma de saltarse las restricciones de Microsoft y su tienda Xbox para distribuir una versión de RetroArch para las nuevas Series X y Series S. Y no nos referimos a un emulador camuflado dentro de otra app como ha ocurrido en alguna ocasión. Aquí clara y directamente es un emulador que se instala aprovechando un «fallo» en la forma en que se distribuyen dichas apps.

Ese fallo en cuestión no es otro que el mismo que suelen usar algunos usuarios para instalar ciertas apps en dispositivos iOS y iPadOS. Es decir, usar las herramientas o el modo desarrollador. Así, sin necesidad de una revisión por parte de Microsoft, Tunip3 logró que 1.500 usuarios por el momento se pudiesen instalar este emulador en sus consolas.

Lo único que tuvieron que hacer es crear una cuenta de desarrollador de Microsoft, luego realizar una solicitud a Tunip3 y cuando este la aceptaba y metía el correo electrónico en una lista blanca se recibía el paquete para la instalación.

Listo, a partir de ese momento el usuario ya estaba preparado para instalar este emulador y sus diferentes núcleos que permiten jugar a consolas antiguas como las de Nintendo, Sega e incluso algunas de Sony, la propia Microsoft y máquinas recreativas. A continuación tenéis un vídeo donde se ve en funcionamiento y el rendimiento.

Ojo con Microsoft

Vale, ahora que conoces la oportunidad de tener RetroArch en una de las nuevas consolas pensarás, ¿Cómo lo hago? Antes de lanzarte a por ello debes saber que si bien en otras ocasiones la compañía no ha tomado más medidas que la suspensión de dichas cuentas de desarrollador, en estos momentos no se sabe cómo podría actuar.

Así que, si no es algo que de verdad te llame mucho la atención, mejor dejar todos estos emuladores para otros dispositivos como una Raspberry Pi, dispositivos Android o un PC. Evitarás posibles problemas y también el andar creando cuentas de desarrollador, realizar solicitudes, etc.