Mario está que echa humo (pero ahora de verdad)

Mario está que echa humo (pero ahora de verdad)

Carlos Martínez

Hay detalles en los videojuegos que nunca nos dejarán de sorprendernos, Y puede que no por el propio juego en sí, sino por los usuarios que siguen explorando sus entrañas con la idea de encontrar secretos y curiosidades. Incluso casi 24 años más tarde, como ha ocurrido con Super Mario 64.

24 años con un error

Super MArio 64 remasterizacion

Sí, hace ya casi 25 años que Super Mario 64 llegara a las tiendas de Europa con su increíble mundo en tres dimensiones, y todavía sigue siendo un juego que consigue enamorar a más de uno. Fue la primera vez que vimos el castillo de Peach en tres dimensiones, además de que pudimos enfrentarnos a Bowser en intensos duelos con la ayuda de nuevas mecánicas.

El legado que ha dejado Super Mario 64 en Nintendo y en el mundo de los videojuegos es increíble, pero todavía tiene cuerda para rato, ya que acaban de encontrar otra curiosidad de la que no se sabía nada hasta ahora. Y es que en Super Mario 64 existía un error gráfico que nos ha estado acompañando durante todo este tiempo, y nosotros sin saberlo.

El humo que no era humo

Mario 64 humo

El secreto está en el humo que persigue a Mario cuando este cae sobre lava. Presente en muchos niveles de jefes finales, el temido magma eliminaba una porción de vida de Mario haciéndole saltar por los aires con el trasero quemado, una animación que, además del inconfundible llanto del fontanero, iba acompañada de un humo negro bastante extraño.

Y decimos extraño porque el humo aparece como una extraña malla de puntos negros un tanto mal formada, pero era algo que por entonces pasaba desapercibido porque los gráficos no llegaban a ser espectaculares. Hasta que zoinknoise, un usuario de ROMhacking.net ha arrojado luz al respecto.

Al parecer, la animación del humo incluía un bug a nivel de programación que cargaba una textura con valores de color (RGBA), en lugar de cargar una textura transparente (IA), algo que se incluyó en la versión final del juego y que nunca más se pudo corregir (cosas de los cartuchos y la ausencia de conexión a internet en las consolas de antes).

El resultado tras corregir la línea de código es bastante más creíble, ya que Mario muestra unas nubes de humo mucho más reconocibles. Es importante aclarar que esta corrección se limita a editar unas líneas de código, y en ningún momento se añaden nuevos gráficos ni texturas al juego, por lo que todo estaba dentro del cartucho, sólo que con las instrucciones equivocadas.

El autor de este descubrimiento ha publicado un parche que cualquiera podría aplicar en todo tipo de roms, permitiendo así arreglar el efecto visual que tan engañados nos ha tenido durante todo este tiempo. La pregunta ahora es, ¿se atreverá Nintendo a dejar dicho error en la próxima versión de Super Mario 64 para Nintendo Switch?