La primera comparativa entre Switch OLED y Switch deja cosas interesantes

Estamos cada vez más cerca de poder echar el guante a la nueva Nintendo Switch OLED. Recordemos que la consola se pone a la venta el próximo 8 de octubre, por lo que los usuarios estarán ya deseosos de poder tener en sus manos a la nueva y renovada consola de Nintendo. Pero, ¿qué diferencias hay con la Nintendo Switch actual? Técnicamente no hay grandes cambios más allá de la nueva pantalla pero, ¿se notan estos cambios?

Una pantalla muy generosa

Switch OLED

Pasar de las 6,2 pulgadas a las 7 pulgadas del nuevo modelo quizá no te parezca una razón de peso como para cambiar de consola, sin embargo, sólo hay que echar un ojo a las imágenes publicadas por el canal de YouTube Nintendo Prime para comprobar que los cambios se notan bastante a primera vista. Y es que una pulgada más, aunque te pueda parecer poco, supone un cambio en el tamaño importante.

Lo mejor es que Nintendo consiguió integrar este nuevo panel manteniendo las dimensiones originales de la consola, por lo que más allá de las esquinas redondeadas y el cambio de color, la nueva Switch luce exactamente igual que la anterior.

A estas alturas no vamos a descubrir las ventajas de contar con un panel OLED frente a nuestros ojos, así que es evidente que la nueva consola se verá francamente bien, aunque todavía queremos verla en acción en exteriores, lugar donde posiblemente sentencie definitivamente al anterior modelo.

Tamaño102 mm x 242 mm x 13,9 mm (con los mandos Joy-Con acoplados)
Peso320 g (420 g con Joy-cons)
PantallaPantalla táctil capacitiva / OLED 7 pulgadas / resolución de 1.280x720 píxeles
CPU/GPUNVIDIA Tegra
Memoria interna64 GB
ConectividadWiFi IEEE 802.11 a/b/g/n/ac) / Bluetooth 4.1.
Ethernet en el modo TV
Salida de vídeoResolución máxima: 1920x1080, 60 fps

720p (en modo portátil y sobremesa)
Salida de audioPCM lineal 5.1 (a través de HDMI)
AltavocesEstéreo
USBUSB-C para carga y comunicación
Memoria externaTarjetas para juegos y ranura para tarjetas microSD
SensoresAcelerómetro, giroscopio y sensor de brillo
Batería4310mAh
Autonomía de 4,5 a 9 horas según uso

Cambios en el dock y poco más

Switch OLED

El vídeo ha servicio también para echar un ojo al nuevo dock, que básicamente muestra la presencia del puerto ethernet. Gracias a la conexión por cable de red, la consola conseguirá más estabilidad en la conexión, y será ideal para el juego en línea. El dock en sí mantiene la misma forma, aunque ha sido ligeramente rediseñado en algunos aspectos, como el hueco para pasar los cables.

También podemos ver como el conducto de ventilación de la consola ahora cuenta con una rejilla de protección para evitar polvo y pequeños elementos que puedan entrar en el interior de la consola, una zona que queda especialmente visible cuando desplegamos el nuevo soporte plegable. Esta nueva pieza permitirá ofrecer mayor estabilidad a la consola cuando la usemos apoyada en la mesa, algo que se protestó mucho en la primera generación con su molesta pata plegable, la cual se desprendía con bastante facilidad y ha acabado perdida en muchísimas ocasiones.

¿Merece la pena la Switch OLED?

Nintendo Switch OLED

Sin haberla podido probar aún, el cambio generacional busca simplemente actualizar uno de los componentes que peor se sentían en la consola original. Es evidente que la pantalla OLED cambiará por completo la experiencia visual, sin embargo, la esencia de Switch podría seguir intacta, lo cual no es una mala noticia, pero sí que podría no ser suficiente a la hora de justificar la compra para algunos usuarios. En unas semanas saldremos de dudas, así que de momento te dejamos con estas primeras impresiones de la nueva consola de Nintendo.