La pantalla de la Switch OLED se quema (pero sólo con este test absurdo)

Las pantallas OLED cuentan con un mejor brillo, un contraste espectacular y unos colores llenos de vida que marcan sustancialmente la diferencia respecto a otras tecnologías. Sin embargo, nada en este mundo es perfecto, y los paneles OLED suelen tener una pequeña pega, y es que se suelen quemar con el tiempo. Los fabricantes de este tipo de pantallas llevan trabajando durante años para mitigar este problema, y se puede decir que han avanzado bastante en la materia. Cuando Nintendo lanzó la Switch OLED, surgieron las dudas. ¿Se podrá quemar? Pero claro, hace falta horas para poder testearlo en condiciones. Ahora que han pasado ya unos meses, tenemos los primeros análisis en profundidad sobre este efecto en la portátil OLED de Nintendo.

La Switch OLED se quema, pero no deberías preocuparte demasiado

Switch OLED quemada

¿Recuerdas los antiguos televisores de plasma? Pues as pantallas OLED padecen una enfermedad similar a la que tenía esa tecnología. En televisores OLED, es posible que acabe quedándose en el panel una marca de la típica mosca de los canales que sueles ver, y cuando se usan para videojuegos, también puede ocurrir que la UI de un título determinado quede tatuado en tu pantalla de por vida.

A estas alturas, las pantallas con esta tecnología han evolucionado bastante, y ya no se queman con tantísima facilidad. De hecho, hace unos pocos años no era difícil pasearse por un centro comercial y apreciar que los propios televisores de exposición se habían quemado con el típico vídeo en bucle que suelen poner de muestra. Actualmente, este efecto está bastante paliado. Hasta el punto de que, cuando salió la Nintendo Switch OLED, las primeras pruebas llegaron a la conclusión de que no se quemaba. El test más interesante de todo Internet lo hizo el youtuber Wulff Den, que testeó la consola con una imagen estática y muy contrastada de Zelda: Breath of the Wild, uno de los imprescindibles de Nintendo Switch. En 1.800 horas sin parar, la consola no mostró ni una sola marca, lo que demostraba que no íbamos a tener problemas con la nueva portátil de Nintendo.

El experimento sigue. ¿Se ha quemado ya la Switch de Wulff Den?

¿Detuvo Wulff Den su experimento? ¡Ni hablar! ¡Todo por la ciencia! Han pasado ya un total de 6 meses desde que el youtuber puso a Link a contraluz, y su consola sigue encendida en el mismo punto. 3.600 horas más tarde, la pantalla está empezando a mostrar unas ligeras marcas de quemaduras en el panel, lo que se conoce como ghosting. No obstante, el daño que ha sufrido la pantalla es bastante leve, y se puede seguir usando con total normalidad.

Esto significa una vez más que no habría que preocuparse por la pantalla de la Switch OLED. Si tras más de 3.000 horas de forzar la pantalla, ésta sigue sin dañarse significativamente, eso demuestra que ninguna UI estática de ningún videojuego va a dañar tu panel. Como curiosidad, la Switch tiene un modo para invertir los colores y Wulff Den considera que podría ser útil en su caso para terminar de quemar la pantalla por los lados contrarios y así tener una pantalla lo más homogénea posible. Sin embargo, el youtuber prefiere sacrificar su consola por nosotros y está dispuesto a dejarla con la misma imagen otros cuantos cientos de horas más para ver si el problema empeora.

Fuente > Wulff Den

¡Sé el primero en comentar!