La última medida anti tramposos de Warzone es una idea genial: ¿cómo funciona?

Activision anunció a bombo y platillo que su nuevo sistema de detector de tramposos acabaría con la mayor lacra que ha afectado a la saga en toda su historia. Sin embargo, parece que RICOCHET no ha sido tan efectivo como los usuarios y la propia compañía pensaban. Por esta razón, los desarrolladores deben de seguir aplicando estrategias y medidas, como esta última, la cual nos parece la más original de todas.

El modo invencible de Warzone

RICOCHET Damage Shield

RICOCHET anti-cheat llegó para poner orden en un battle royale que se había llenado de tramposos. Las numerosas artimañas existentes (especialmente entre los jugadores de PC), convertían al juego en un lugar hostil donde el juego limpio había desaparecido desde hace mucho tiempo. Aquellos jugadores legales que se limitaban a disfrutar del juego acababan frustados por completos ante la incapacidad de enfrentarse a jugadores que hacían uso de automatismos.

Por esa razón nace el sistema de control de tramposos, y después de no conseguir una supuesta vigilancia extrema, el equipo de desarrollo de RICOCHET se ha visto obligado a introducir algunos ajustes, como este llamado Damage Shield, que protege a los legales y castiga a los tramposos. Y todo de una manera muy discreta.

¿Qué es el Damage Shield?

Como su nombre bien indica, estamos hablando del daño de escudo o daño de defensa, algo que hace referencia a los módulos de protección de escudo que el jugador puede equipar en el juego. Esta protección evitar recibir disparos mortales de primeras, aunque sí se ven afectados por los disparos críticos, que dejan al jugador a un golpe del K.O.

El ajuste en cuestión está destinado a los jugadores legales, ya que, si reciben el disparo de un jugador tramposo, nunca podrá ser de tipo crítico, evitando así en gran parte que los tramposos puedan tumbar a los jugadores de inmediato. Así, el jugador que hace uso de trucos y herramientas ilegales se verá enormemente vulnerable, ya que el sistema detecta sus trampas y aplica un ajuste automático que evita poder infligir daño crítico.

¿Funciona?

Warzone Ricochet

En lugar de estar baneando y expulsando a jugadores de la partida (algo que requiere un nivel de monitorización mayor), el sistema detecta a los tramposos y le aplica un ajuste que en muchas ocasiones podría pasar desapercibido. Es sin duda una medida bastante inteligente que, aunque no erradicará todavía el problema, sí podría llegar a molestar bastante a los que hacen uso de este tipo de prácticas.

Según Activision, tras un periodo de pruebas, el sistema actualmente ya revisa y vigila constantemente de manera oficial a los jugadores nocivos en todo el mundo, pero recuerdan que siempre podrás enviar informes del juego para que revisen el comportamiento de un determinado jugador en caso de sospecha o evidencia, ya que las repeticiones de las kill cam son fundamentales para detectar este tipo de usuarios. Toda lucha contra esta plaga es poca, así que habrá que apoyar estas iniciativas y ayudar en todo lo que se pueda para que este tipo de conductas desaparezcan por completo. De lo contrario, jugar dejaría de tener sentido.