¿Por qué no ves a nadie en Warzone? Tenemos algo que contarte

El multijugador de Call of Duty es uno de los más importantes que existen en el mundo de los videojuegos y, también, es de los más veteranos, aunque los de Activision se hayan subido al carro de los battle royale un poquito más tarde que su competencia más cercana, como son los Fortnite, PUBG, etc. El caso es que sus servidores acogen a diario a decenas de miles de jugadores que no quieren problemas, sino solo echarse unos tiros (virtuales) para entretenerse.

Más solos que la una

Esa comunidad que solo quiere divertirse tiene un problema que también aqueja a otras online de este tipo, y son los tramposos, los jugadores que no pueden confiar en sus habilidades para el combate dentro del juego y que recurren a cheats, trampas, para ganar las partidas, obtener recompensas y, lo más importante de todo, ir escalando en el ránking global de Call of Duty haciendo creer a los demás que se trata de un trabajo legítimo.

Activision, que tiene siempre contramedidas preparadas para frenar a estos cheaters, acaba de anunciar que ha decidido ir un paso más allá para aislar y, de cierta manera, trolear a los tramposos, permitiéndoles el acceso a los mapas de sus servidores pero preparándoles una trampa que seguramente no olvidarán jamás. Y es que a partir de ahora cuando uno de estos tramposos entre en tu partida, no verá ni escuchará a ninguno de los demás jugadores, además de tampoco saber desde dónde le vienen las balas. Pero lo mejor es que él sí será perfectamente visible y podremos dispararle como si fuera un oponente más.

Esta función se llama Cloaking y viene a ser un manto de invisibilidad que se aplicará sobre los jugadores legítimos que no hacen trampas, como forma de decirle al cheater que salga del juego, desinstale todo lo que le ha metido a Call of Duty Warzone y vuelva a acceder para ganar en una contienda legal.

Call of Duty Vanguard.

¿Cómo podrás identificar a un cheater?

Activision, haciendo gala de cierto humor, nos ha puesto en las manos una forma muy sencilla de saber diferenciar entre un jugador que no hace trampas y otro que sí va de cheats hasta arriba. Y no es otro que fijarnos en si el pobre está dando vueltas al mismo espacio de terreno mientras grita aquello de «¿quién me está disparando?». Al no poder vernos, querrá saber qué pasa y sus movimientos serán erráticos y sin un aparente patrón de juego. Es más, sabréis a ciencia cierta que es un tramposo porque a medida que os acercáis a él no reacciona ni toma medidas preventivas como las de intentar huir y ocultarse.

Solo en los últimos tiempos, Activision ha cerrado más de 90.000 cuentas que recurrían a trampas para jugar en los servidores de Call of Duty Warzone, así como otras 54.000 adicionales en un proceso reciente. Sea como fuere, medidas como esta de negarle la jugabilidad a esos cheaters está muy bien pero no es suficiente, porque los tramposos ya estarán buscando la manera de evitar este Cloaking recién anunciado por la compañía.

Fuente > Activision

¡Sé el primero en comentar!