Xbox One seguirá recibiendo juegos de última generación gracias a xCloud

Microsoft no quiere dejar de lado a los usuarios de una Xbox One, y para ello plantea poder llevarles los últimos juegos lanzados en Xbox Series X y Series S. Pero, ¿cómo va a ser eso posible si estamos hablando de una consola de anterior generación? Pues como siempre, el secreto estará en la nube.

Los últimos juegos por la nube

Tal y como ha podido descubrir The Verge en una de las últimas notas de prensa oficiales de Xbox en las que repasaba los lanzamientos realizados, la marca ha dejado una clara pista sobre su intención de ofrecer a los usuarios de Xbox One la oportunidad de jugar a todos los juegos nuevos que se lancen en la nueva generación.

El secreto estaría en llevar la aplicación de Xbox Cloud Gaming (xCloud) a Xbox One, Xbox One S y Xbox One X, para así permitir a los jugadores jugar juegos de última generación sin necesidad de verse obligados a comprar la nueva consola. Es un movimiento brillante con el que seguirían ampliando la cuota de usuarios de Xbox Game Pass ultima o simplemente de xCloud, y con la que demostrarían su compromiso con sus usuarios.

Para los millones de personas que juegan en consolas Xbox One a día de hoy, esperamos compartir más acerca de cómo traeremos muchos de estos juegos de próxima generación, como Microsoft Flight Simulator, a su consola a través de Xbox Cloud Gaming, al igual que lo hacemos con dispositivo móviles, tabletas y navegadores.

La nube también en tu consola

xCloud stick Smart TV

Esto de llevar la nube a la consola ya lo habíamos escuchado antes por parte de Microsoft cuando explicaron que los usuarios podrían probar un juego al instante antes de instalarlo por completo. Pero esto de llevar la nube a la anterior generación tiene otra intención completamente distinta, y es la de poder jugar a Microsoft Flight Simulator en una consola que no es compatible, o la de disfrutar de Halo Infinity.

¿Cuándo llegara xCloud a las consolas?

Según la propia compañía, esta opción llegará a finales de año, por lo que todavía habrá que esperar un poco más para poder jugar desde Xbox One. De todas formas, otro aspecto que deberíamos de tener en cuenta, es que los servidores de Microsoft cuentan con tecnología basada en Xbox One, por lo que los juegos que se ofrecen muestran calidad de dicha generación.

Esto significa, que incluso teniendo acceso a la aplicación de xCloud en una Xbox One, no podríamos jugar todavía a juegos de nueva generación como Microsoft Flight Simulator o el esperadísimo Starfield, ya que tendríamos que esperar a que Microsoft diera el salto tecnológico a servidores con el potencial de Xbox Series X, que es justo el siguiente paso que quieren realizar.

Todo será cuestión de tiempo, pero parece que el ecosistema de Microsoft está tomando una forma extremadamente sólida que contentará a los usuarios durante mucho tiempo.