Cómo jugar a emuladores en Xbox Series de la manera más fácil posible

Ya habíamos visto con anterioridad que era posible instalar el gestor de emuladores RetroArch en una Xbox Series X y Series S, sin embargo, este proceso requería una cuenta de desarrollador, y esto no era especialmente cómodo y factible para la mayoría de usuarios. Pues, ¿sabes qué? Ahora hay una manera muchísima más sencilla de hacerlo.

Instalar Retroarch en Xbox Series sin cuenta desarrollador

soporte consolas retroarch

Gracias al trabajo del usuario de YouTube Gamr13, ahora podemos instalar RetroArch en una Xbox Series S, Xbox Series X y Xbox One sin necesidad de hacer uso de un perfil de desarrollador. Y es que este desarrollador ha creado un paquete instalador que podremos instalar en nuestra consola y desde el que poder descargar la última versión de RetroArch.

Todo el proceso es increíblemente sencillo, y para conseguirlo sólo tendremos que usar el navegador Edge que viene instalado por defecto en la consola. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Abre Microsoft Edge y visita la página https://gamr13.github.io
  2. Pincha sobre el botón verde “Download App” del apartado Gamr13’s Appstore. Esto descargará un instalador de la AppStore creada por este usuario.
  3. Una vez que lo instales, abre la aplicación y pincha sobre “RetroArch” para iniciar la descarga del famoso gestor de emuladores.
  4. Se abrirá una dirección tinyurl que te llevará a la Microsoft Store para instalar el paquete.

Configuración básica de RetroArch en Xbox

ajustes retroarch

Ya tienes instalado RetroArch en la consola, ahora sólo te queda actualizar los cores y los assets para que toda la aplicación esté perfectamente al día. Estas actualizaciones son opcionales, pero muy recomendadas, pero lo que sí deberás de hacer es ajustar los parámetros de directorios de instalación tal y como se indican en el vídeo publicado por ETA Prime.

Los directorios a modificar (Settings > Directory) son los de Configs, Core Info y Databases, y en todos los casos deberás de seleccionar la carpeta que da nombre al directorio y luego pincha en “Usa este directorio”.

Para terminar, la última configuración necesaria es la del comando de Settings > Input > Hotkeys > Menu Toggle Controller Combo, que no es más que la combinación de teclas que nos permitirá salir del emulador y volver a RetroArch. Hay varias opciones disponibles, pero la opción de L3+R3 suele ser bastante cómoda.

¿Cómo se instalar las ROMS?

Ajustes USB RetroArch Xbox

Para jugar a ROMS en Xbox Series sólo necesitas una unidad USB formateada en formato NTFS con una carpeta llamada Games en su interior. Dentro de esa carpeta crearemos carpetas dependiendo del emulador, como puede ser SNES, GBA, GameCube, Wii, Genesis, etc.

Aún así, este no es el último paso, ya que habrá que modificar las propiedades de la unidad USB para que la consola pueda acceder a todos los directorios sin problemas. Para ello, abriremos las propiedades de la unidad USB en cuestión, y en la pestaña Seguridad, pincharemos sobre Opciones Avanzadas.

Podremos ver los detalles de la pestaña Permisos, y será ahí donde pinchemos en “Cambiar Permisos” y luego en “Agregar”. En el cuadro de diálogo que nos aparezca, pincharemos sobre “Seleccionar una Entidad de seguridad”, luego en Avanzado, Encontrar Ahora y por último seleccionaremos “TODOS LOS PAQUETES DE APLICACIONES”.

Esto permitirá que cualquier aplicación instalada en la Xbox pueda tener acceso a la unidad USB que vas a conectar a tu consola.

Con esto hecho, ya sólo tendrás que conectar la memoria USB a tu consola, y en la sección de cargar contenido de RetroArch, ejecutar la ROM que desees de las que tienes en la memoria USB. ¡A jugar!

¡Sé el primero en comentar!