Xbox Series S se queda sin ray tracing en Devil May Cry 5

Xbox Series S se queda sin ray tracing en Devil May Cry 5

Carlos Martínez

Una de las peculiaridades de la pequeña de las nuevas Xbox es que, por un precio mucho más económico y un tamaño extremadamente más compacto, vamos a disfrutar de la experiencia de nueva generación de Xbox con la simple limitación de jugar en 1440p como máxima resolución. Pero, ¿hay algo más que deberíamos de saber?

El trazado de rayos

Devil May Cry 5 Xbox Series S

Lamentablemente parece que en alguna que otra propuesta tendremos algún que otro recorte. Es justo lo que ocurrirá en Devil May Cry 5: Special Edition, ya que Capcom acaba de confirmar que el juego no contará con efectos de trazado de rayos cuando se ejecute en Xbox Series S. ¿Es esto una tragedia?

Para algunos, el no poder optar a todas las prestaciones técnicas que promete la consola podría ser una decepción, pero teniendo en cuenta el perfil de Xbox Series S, el tipo de usuario al que va destinada la consola probablemente no eche en falta la ausencia de trazado de rayos en este juego. Esto, sin embargo, es algo puntual, ya que no significa que todos los juegos para Xbox Series S se queden sin trazado de rayos, pero sería interesante entender porqué Capcom ha decidido prescindir de esta tecnología.

¿Cuestión de rendimiento?

La compañía se ha limitado a apuntar que los efectos ray tracing llegarán a través de una actualización, y que sólo estará disponible para Xbox Series X. ¿Se ha debido a problemas de programación con la plataforma menos capaz? Phil Spencer ya confirmó que para algunos desarrolladores trabajar para ambas consolas podría traducirse en más trabajo, y puede que Capcom haya preferido olvidar este detalle para reducir carga de trabajo.

O puede que todo se deba a una cuestión de rendimiento, ya que en todo lo demás Devil May Cry 5: Special Edition correrá de igual manera que en la versión más potente de la consola, con tasa de frames a 120 imágenes por segundo, 3D audio, y tiempos de carga reducidos.

¿Qué futuro le espera a Xbox Series S?

Como decíamos, este podría ser un caso puntual, pero será interesante ver cómo tratan el resto de desarrolladores a la versión S de la consola, ya que una falta de interés por la plataforma podría devaluar el producto con el tiempo y obligaría a Microsoft a tomar una decisión antes la posibilidad de una plataforma fragmentada. Pero al final, serán las ventas las que manden, ya que una buena acogida de la consola gracias a su precio podría ayudar a establecer una buena base de usuarios que convenzan a los desarrolladores a exprimir al máximo la pequeña consola. Ya veremos qué ocurre en los próximos meses.