La Xbox más barata podría recibir más potencia para luchar contra PS5

Cuando Microsoft presentó su Xbox Series X, aseguró que sería la consola más potente del mundo, algo que cumplió, aunque en su lista de anuncios guardaba todavía una última sorpresa (de la que se había rumoreado muchísimo) que acabó convirtiéndose en la que hoy conocemos como Xbox Series S. El modelo más barato y pequeño de Xbox gustó al público, pero parece que en Redmond tienen nuevos planes para la más pequeña.

¿Nueva Xbox? ¿Tan pronto?

Xbox Series X analisis

La jugada de Microsoft siempre fue la de ofrecer una experiencia de nueva generación con dos franjas de precios: la alta, para aquellos que busquen máxima resolución, y la económica, para los que busquen algo más funcional. Para estos últimos iba destinado la Xbox Series S, un modelo muy compacto que con una resolución máxima de 1.440 píxeles nos permitiría jugar a juegos de última generación por menos de 300 euros.

De esta manera, Xbox se colocaba 100 euros por debajo de la propuesta más económica de Sony (PS5 Digital), algo que le ha permitido impulsar las ventas, sin embargo, puede que no lo suficiente como para dañar el dominio de PlayStation. Xbox Series X y Xbox Series S marcaron el lanzamiento más exitoso de la compañía a nivel de ventas de una consola, pero PlayStation sigue liderando las ventas, y es ahí donde Microsoft quiere seguir pellizcando. ¿Cómo? Con una supuesta renovación del hardware.

¿Una Xbox Series S más potente?

Xbox Series X analisis

Según los rumores publicados en el canal Moore’s Law is Dead, Microsoft estaría planteando una actualización de su Xbox Series S para aumentar las especificaciones técnicas y prepararse ante el posible lanzamiento de una PS5 Slim. El precio que les gustaría ofrecer estaría por debajo de los 350 dólares, y el actual modelo bajaría hasta los 249 dólares como mínimo, pudiendo llegar a los 190 dólares en el mejor de los casos.

Este nuevo modelo no llegaría hasta finales del 2022, y parece ser que la gran Xbox Series X también recibiría el mismo trato, aunque sus mejoras no llegarían hasta el 2023.

Pero, ¿Cómo de potente?

Xbox Series X analisis

Las sospechas de Moore’s Law is Dead apuntan a la utilización de una nueva APU con tecnología de 6 nanómetros, algo que le permitiría a Microsoft liberar más núcleos (una gran cantidad de ellos están anulados en Xbox Series S) y así conseguir mayor potencia gráfica y de cálculo.

Con esa jugada, Microsoft establecería un nuevo escaló en cuanto a nivel de potencia en sus consolas, así que ahora el único problema que encontramos es averiguar cómo nombrará Microsoft a todas las consolas que ponga a la venta.

Una actualización rapidísima

Xbox Series X analisis

Resulta bastante extraño que Microsoft lance una nueva versión de su consola sólo 2 años después de su lanzamiento, pero visto lo visto, parece ser una estrategia con la que adelantarse a los movimientos del rival. Resulta también interesante ver como en plena crisis de stock de componentes, salga la idea de lanzar un nuevo modelo, aunque quizás también sirva para desechar algunos componentes que están provocando retrasos y apostar por otros con mayor disponibilidad.