Ya sabemos por fin para qué servirá la ranura de la Xbox Series X

Una de las grandes dudas que generaban las primeras imágenes de los puertos de conexión de la nueva Xbox Series X giraba en torno a la misteriosa ranura que se encuentra junto al puerto HDMI de la consola. Pues bien, parece que el misterio está resuelto, y finalmente nuestras sospechas eran acertadas.

Más almacenamiento para tu consola

Xbox Series X

Teniendo en cuenta cómo los juegos están creciendo en tamaño y que la nueva generación tendrá juegos muchísimos más grandes por las nuevas resoluciones y detalle de texturas, es evidente que una de las nuevas necesidades que nacerá con la próxima generación de consolas será el espacio de almacenamiento. En las actuales PS4 y Xbox One ya comenzamos a depender de discos externos para poder instalar la biblioteca de juegos al completo, pero ahora que servicios como Xbox Game Pass nos permiten instalar juegos de manera masiva, un disco duro externo de un par de teras es algo que viene de perlas a más de un usuario.

Con las nuevas PS5 y Xbox Series X ocurrirá lo mismo, sin embargo, hay que tener en cuenta un detalle muy importante que podría limitar el uso de los clásicos discos duros USB que tenemos en casa. Y es que, las nuevas consolas de Sony y Microsoft se caracterizarán por ofrecer tiempos de carga instantáneos gracias a los nuevos discos SSD que montarán en su interior, así que, ¿qué ocurrirá si instalamos los juegos en un disco USB normal y corriente?

Por mucho puerto USB 3.0 que incluyan las consolas, el tiempo de respuesta no se podrá equiparar al de un disco SSD integrado, así que Microsoft podría haberlo tenido en cuenta, y es por eso que existe la famosa ranura de expansión.

Una de las personas que más rumores y filtraciones sobre Microsoft recibe al día es Brad Sams, de Thurrott.com. Fueron sus espías los que le informaron exitosamente acerca de la distribución que tendría los conectores de Xbox Series X, y él mismo aseguraba que sus pajaritos no le habían dicho nada relacionado con un puerto de expansión, por lo que garantizaba que dicha ranura no era más que un puerto de diagnóstico pensado para los desarrolladores.

El secreto del puerto de expansión

¿Por qué iba a diseñar Microsoft un prototipo con un puerto de diagnóstico? Esa era la pregunta que todos nos hacíamos y que nos invitaba a pensar en algo más, y esa idea ha sido confirmado hoy por fin gracias a la nueva información recibida por Sams. Según fuentes cercanas al proyecto, la ranura servirá para poder introducir unas memorias de expansión que aumentarán la capacidad de almacenamiento de la consola. Teniendo en cuenta que al principio negaba la función, cambiar de opinión tan drásticamente sólo significa que efectivamente la información es cierta y completamente fiable.

Si nos fijamos en las dimensiones, podríamos intuir claramente que se tratará de una memoria SSD de tipo NVMe, unos componentes que ofrecen un rendimiento espectacular en tiempos de lectura y escritura (según los modelos, claro), por lo que tendría bastante sentido que Microsoft ofreciera una solución adecuada con la que poder mantener el rendimiento de la memoria integrada en el sistema. Gracias a esta solución, los usuarios podrían aumentar la capacidad de la consola sin verse afectados por una pérdida en el rendimiento del sistema, especialmente en los tiempos de carga, una peculiaridad que será una de las características más destacadas de la nueva generación.

Un accesorio caro

El problema de esta solución es que será cara. Este tipo de unidades de almacenamiento no son especialmente baratas, así que ampliar la memoria interna de la Xbox Series X no podría estar al alcance de cualquiera. Ya veremos qué decide hacer Microsoft al respecto, ya que podría lanzar una consola con la capacidad justa para bajar su precio, y ofrecer esta solución de almacenamiento extra con la que poder seguir instalando más y más juegos en tu consola.