El SSD interno de Xbox Series X tendrá menos capacidad de la que esperabas

El SSD interno de Xbox Series X tendrá menos capacidad de la que esperabas

Carlos Martínez

Mucho se ha hablado del SSD de Xbox Series X. Con una capacidad de 1 TB, el disco interno de la nueva consola de Microsoft ofrecerá tiempos de carga extremadamente rápidos, y además, supera en almacenamiento a la propuesta de PlayStation 5 al alcanzar el terabyte. Pero, ¿vamos a disfrutar del tera al completo?

200 GB reservados al sistema

Xbox Series X caracteristicas

En los últimos días han aparecido las primeras pruebas técnicas de medios especializados que han podido tener acceso a una unidad de Xbox Series X, y gracias a estas pruebas ahora podemos saber que el disco de 1 TB no tendrá tanta capacidad como la que esperabas encontrar.

El detalle está en la capacidad que el sistema va a reservar en el disco, ya que serán nada menos que 198 GB los que el sistema operativo acapare para él (ni que fuera una instalación de Warzone). Esto obviamente será una sorpresa para muchos, ya que dispuestos a encontrar la suculenta cifra del terabyte, se toparán con 802 gigas libres nada más encender la consola por primera vez.

800 GB es una capacidad bastante generosa, sin embargo, todo dependerá del tamaño que ocupen las instalaciones de los juegos en el disco. Teniendo en cuenta las instalaciones que han llegado a alcanzar algunos juegos de hoy en día, puede que más de uno necesite hacerse con los servicios de la tarjeta de expansión de 1 TB que Microsoft venderá por 249,99 euros.

¿Disco interno o disco duro externo?

Xbox Series X plastico verde

Pero ojo, porque dicha tarjeta externa también sufrirá la mordedura del sistema, y es que todo almacenamiento externo perderá 80 GB de capacidad debido a las restricciones que requiere el sistema. Puede que dicho espacio de almacenamiento sea necesario para cubrir el buffer que necesitaremos cuando usemos el cambio rápido entre juegos y otras de las muchas funciones que incluirá la consola.

En caso de ocupar todo el espacio interno de la consola, siempre podremos usar discos duros USB 3.0. El problema estará, como ya hemos comentado con anterioridad, en que los juegos optimizados para Xbox Series X necesitarán copiarse a la memoria principal para correr a la máxima velocidad a la que fueron diseñados, por lo que hacer uso de un disco externo sólo nos valdrá para todo lo relacionado con la retrocompatibilidad.

¿Menos capacidad que PlayStation 5?

El disco SSD que incluirá PlayStation 5 será de 825 GB. Esto a priori nos hace pensar que ofrecerá más capacidad que el de Xbox Series X, sin embargo, debemos de tener en cuenta que PS5 también contará con un espacio reservado para el sistema, y esta sección será de nada menos que 125 GB. Por tanto, PlayStation 5 se quedará con 700 GB libres de espacio en el SSD, una cifra que seguirá siendo inferior a la de Xbox Series X en cuestión de guardar juegos sin miramientos. ¿Qué te parece el panorama de almacenamiento que se nos queda?