Por primera vez Xbox ha vendido más que PlayStation en Japón: ¿Qué ha pasado?

Si sois veteranos en esto de los videojuegos y vuestra memoria se remonta prácticamente a los primeros años del presente siglo, seguro que recordaréis las viejas pugnas entre sonyers y xboxers a cuenta de la imposibilidad de Microsoft para conseguir derrotar a Sony en su propio territorio. Así, mientras PlayStation no tiene ningún obstáculo para abrirse paso en occidente, no ocurre lo mismo con las máquinas desarrolladas por los de Redmond. Desde la primera generación de Xbox.

PS5 en vertical.

¿Se ha obrado el milagro?

El caso es que en la última semana de la que hay datos de venta tanto de software como de hardware en Japón, la que va del 9 al 15 de mayo, se ha producido un acontecimiento que muchos creen que podríamos catalogar de milagroso porque el acumulado de ventas de consolas Xbox Series X|S ha triplicado prácticamente a las de PS5. ¿Es posible que estemos asistiendo a un cambio de tendencia en el mercado nipón?

Las cifras de este vuelvo histórico (que ahora explicaremos) son que Xbox Series S se convierte en la consola de nueva generación más vendida dentro de esos siete días con un total de 6.120 unidades, mientras que su hermana mayor se queda en unas escasas 105. Por su parte, PS5, tanto en sus versiones de disco como digital alcanza las 2.963 acumuladas, sin que se especifique cuál pertenece al modelo compatible con Blu-ray y cuál con la que no tiene lector.

Varias razones lo explican

No os desvelamos nada si decimos que la razón de este vuelco en las cifras hay que ir a buscarlo a la escasez de unidades disponibles de PS5 en el mundo, lo que está llevando a una dosificación que impide a Sony vender en las cantidades que apunta la demanda del mercado. Eso limita mucho y demuestra que Xbox sigue teniéndolo complicado en Japón: Xbox Series X, que también padece limitaciones de stock no alcanza siguiera esas 2.000 unidades de su competencia quedándose en unas pírricas 105. Es decir, a igualdad de precio y hardware, los gamers japoneses siguen prefiriendo PS5 pero, ¿a qué viene ese éxito de Xbox Series S?

No es exclusivo de Japón y está ocurriendo en otros mercados del mundo que los usuarios, ante la espera de que algún día el stock de consolas se reponga de verdad, está optando por una vía intermedia para dar el salto a la nueva generación: no pueden adquirir una PS5 (que es el modelo más demandado) pero tienen la oportunidad de subirse al carro de la next-gen con una máquina de apenas 300 euros y probar nuevos lanzamientos con un hardware más potente que el de PS4 Pro o Xbox One X, aunque sensiblemente inferior al de las tope de gama que cuestan 500 euros.

Prueba de ello es que a igualdad de condiciones y precio, es decir PS5 vs Xbox Series X, el ratio de ventas infiere que Sony seguirá vendiendo en Japón mucho más que Microsoft. Pero nadie contaba con la que muchos ya consideran como una jugada maestra de los de Phil Spencer, con una Xbox Series S que sorprende a todos los que la prueban porque permite al usuario dar el salto a la nueva generación sin gastar demasiado y disfrutar de todos los lanzamientos que llegan al mercado que ya no son compatibles ni con PS4 ni con Xbox One.

Fuente > Famitsu

¡Sé el primero en comentar!