Ya puedes comprar la pantalla que convierte la Xbox Series S en (casi) una portátil

El diminuto tamaño de la Xbox Series S sorprendió a todo el mundo en cuando la consola se hizo oficial, sin embargo, es capaz de impresionar todavía más cuando la tienes en las manos. Pero por muy pequeña que sea, al final la consola sigue siendo un modelo de sobremesa, aunque eso no debió ser lo que pensaron los chicos de xScreen, que han decidido otorgarle una pantalla propia para convertirla en algo así como la consola portátil más potente del momento. ¿Te parece interesante? Pues ya puedes hacerte con una.

Una pantalla externa para la Xbox Series S

xScreen monitor

La idea se presentó hace ya unas semanas, pero no ha sido hasta hoy cuando ha comenzado a buscar financiación a través de Kickstarter. El producto se llama xScreen, y se trata de una pantalla de 11,6 pulgadas que ofrece una resolución 1080p a 60 Hz, una calidad que quizás no aprovecharía al máximo los 1440p que es capaz de ofrecer la consola, pero que básicamente se queda ahí porque supone más fácil de producir en dicho tamaño.

La peculiaridad del producto es que sólo necesita conectarse a la consola para funcionar, por lo que no requiere ningún tipo de alimentación externa ni cable adicional. Los conectores HDMI y USB están perfectamente alineados con los de la consola, por lo que sólo hay que acoplar la xScreen y colocar los enganches de seguridad que sostienen la pantalla a la consola.

Eso sí, la consola obviamente necesitará alimentación propia, por lo que vas a seguir dependiendo de un enchufe para hacerla funcionar, pero al menos disfrutarás de independencia total al no requerir una Smart TV libre en casa para poder jugar. Su diseño además le permite plegarse y quedar completamente recogida, por lo que es un accesorio fantástico para dar cierta independencia a la pequeña consola de Microsoft.

Esta pantalla tiene un peso total de 695 gramos, incluye dos altavoces estéreo, y unos controles desde los que poder ajustar el volumen del sonido, el brillo y otros ajustes de la pantalla.

¿Dónde se puede comprar?

Kickstarter xScreen

La xScreen ha iniciado su periodo de financiación a través de Kickstarter, y para poder conseguir una unidad deberás de apoyar el proyecto con 249 dólares australianos (unos 160 euros al cambio). Es muy buen precio teniendo en cuenta la integración que consigue con la consola, pero hay que tener en cuenta con casi por ese precio podemos optar a pantallas externas USB de mayores pulgadas como las siguientes que te dejamos a continuación:

El producto está siendo un éxito, ya que han alcanzado en pocas horas 17.000 euros de los 8.000 que necesitaban para llevar la pantalla a producción. Hay que tener en cuenta que los 249 dólares australianos de su precio en Kickstarter no se corresponderá con el precio final del producto, ya que esta xScreen se comercializará con un precio final de 329 dólares australianos (unos 210 euros al cambio). Tal y como deja ver el vídeo oficial del producto, nos parece un complemento fantástico con el que poder llevar la consola a cualquier rincón y poder seguir jugando al juego que hayamos descargado justo de Xbox Game Pass.