Aunque parezca fortuito, esta flecha lanzada a 2,6 km en Zelda lleva intenciones

Los muchos trucos y hazañas que hemos visto en Zelda Breath of The Wild nos han dejado sin palabras en multitud de ocasiones, sin embargo, este último truco subido a YouTube nos tiene completamente desconcertados, ya que la cantidad de detalles y cálculos que se ha necesitado tener en cuenta para su realización son abrumadores.

Un lanzamiento de 2.600 metros

Zelda Flecha

Sólo hay que echar un ojo al vídeo para comprobar que estamos ante un lanzamiento que muy pocos podrán firmar. Nuestro protagonista ha encontrado la manera de lanzar una fecha desde el Templo del tiempo hasta el castillo de Hyrule para impactar directamente sobre uno de los enemigos que por allí rondan. Pero lejos de ser un disparo al aire que busque un enemigo de manera fortuita, en realidad el movimiento esconde muchísima técnica y, básicamente, muchos cálculos milimétricos.

¿Cómo lo ha conseguido?

Para visualizar correctamente la trayectoria que debía de trazar la flecha a lanzar, nuestro protagonista decidió primero calcular la distancia que debía de recorrer la flecha. Para ello utilizó la técnica del salto infinito para calcular la distancia completa desde el Templo del Tiempo al Castillo, una trayectoria que recorrió nada menos que 2.600 metros.

Sabiendo la distancia a la que estaría el objetivo, sólo necesitaba saber exactamente el ángulo con el que tendría que disparar, y para eso, tras muchas y muchas pruebas, consiguió dar con una referencia infalible: las estrellas.

Con mucho ingenio, decidió colocar un trozo de cinta adhesiva en su pantalla para tener siempre la misma referencia, de forma que ajustando la imagen de la pantalla con la cinta (tomando como punto de referencia una estrella del cielo de Hyrule), siempre lograra lanzar al mismo sitio. Dicho y hecho.

Un lanzamiento de récord

Zelda Flecha

Con la trayectoria definida ahora quedaba otra de las partes más difíciles, y es que una vez lanzada la flecha, el jugador debe de seguirla constantemente para evitar que desaparezca del campo de visión, o de lo contrario la flecha se esfumará. Para conseguirlo hizo uso de otro bug recientemente descubierto, que te permite flotar por el mapa a gran velocidad y conseguir así perseguir la flecha, de manera que podremos seguir la trayectoria para que nunca desaparezca. Si todo ha funcionado según lo esperado, la flecha se dirigirá directamente hasta uno de los guardianes que circulan por el castillo, pero no cantes victoria porque deberás de tener en cuenta otro factor.

Dependiendo de la velocidad a la que llegues al castillo con el truco de volar, el guardián aparecerá en escena antes o después, y eso siempre repercutirá en el resultado final del lanzamiento de la flecha, ya que si apareces con antelación, la flecha no logrará coincidir con el desfile del guardián. Otro factor importante es que las flechas ancestrales sólo tumban por completo al guardián si consigues acertar de pleno en uno de sus puntos débiles, por lo que definitivamente estamos ante uno de los lanzamientos de flecha más impresionantes que hayamos visto nunca en Zelda Breath of the Wild.