Aprovecha el sensor de temperatura incluido en algunos Amazon Echo

El Amazon Echo de cuarta generación y el Echo Plus de segunda generación incluyen un sensor de temperatura que no todos los usuarios saben que tiene. Y deberían, porque puede resultar muy útil en combinación con las rutinas de Alexa. Así puedes sacar partido a tu Echo y su sensor de temperatura incluido.

El sensor de temperatura del Amazon Echo y Echo Plus

Todos o prácticamente la mayoría de usuarios tiene muy claras cuáles son las principales virtudes de los diferentes Amazon Echo que la compañía tiene actualmente en su catálogos de altavoces inteligentes.

Por ejemplo, los Amazon Echo destacan por su centralita compatible con el estándar Zigbee que permite olvidarte de comprar puentes de otras marcas para gestionar dispositivos como bombillas inteligentes entre otros muchos. Del mismo modo, los Echo Plus destacan por una mayor calidad de sonido.

Sin embargo, no todos los propietarios de un Amazon Echo de cuarta generación o un Echo Plus de segunda generación saben que ambos modelos incluyen también un sensor de temperatura. Y puede que te preguntes qué utilidad puede tener algo que, por ejemplo, puedes saber perfectamente consultando numerosas aplicaciones del tiempo existentes para dispositivos móviles Android o iOS.

Pues bien, este sensor de temperatura puede resultar muy práctico en tu día a día y más aún si tienes una serie de dispositivos conectados en tu hogar. Porque vas a poder crear rutinas que se disparan en función de la temperatura de tu casa. Así, como si de un termostato se tratase, podrías crear una acción que al detectar que se pasa de cierta temperatura encienda el ventilado o simplemente te de algún tipo de aviso.

Porque imagina que sales de casa y no te das cuenta que has dejado la ventana abierta. Tu mascota podría helarse si se trata de un día frio —o pasearse por la barandilla si es un gato—. Así que si quieres prevenir este tipo de situaciones, podría ser interesante aprovechar este sensor de temperatura incluido.

Cómo usar el sensor de temperatura de tu dispositivo Echo

Para empezar y a modo de recordatorio nuevamente. Los únicos dispositivos con sensor de temperatura en la actualidad son los Echo de cuarta generación y el Echo Plus de segunda generación. Si uno de estos dos dispositivos es el que tienes, sigue leyendo.

Para obtener la temperatura del sensor incluido en tu Echo o Echo Plus lo que debes hacer es los siguiente:

  1. Abre la aplicación de Alexa en tu dispositivo móvil
  2. Selecciona el apartado de dispositivos
  3. Ahora elige un grupo de dispositivos del Hogar digital existente
  4. Dale a la opción de Editar
  5. Para finalizar, selecciona el sensor de temperatura y dale a guardar

Listo, ya puedes preguntarle a tu Amazon Echo cuál es la temperatura de dicho grupo al que pertenezca y te la dará. Por ejemplo, si el grupo se llama Sala de estar y le preguntas «Alexa, cuál es la temperatura de Sala de estar» te la dirá.

Crear rutinas en base al sensor de temperatura

Rutinas App Alexa

Vale, saber la temperatura de la habitación donde se encuentra el Amazon Echo 4ª Gen o Echo Plus 2ª Gen está bien, pero no es lo mejor ni lo más interesante que puedes hacer. Las rutinas son la forma más atractiva de explotar todo el potencial que este sensor incluido puede ofrecer.

Para crear una rutina a partir del sensor de temperatura sólo tienes que hacer esto:

  1. De nuevo, abre la aplicación de Alexa en tu dispositivo móvil
  2. Dale a la opción de Mas
  3. Ahora accede al apartado de Rutinas
  4. Dale al icono + para crear una nueva
  5. Introduce un nombre para la Rutina
  6. Ahora, toca en Cuando y a continuación en el icono de Hogar digital
  7. Ahí verás tu Echo, seleccionalo
  8. La siguiente pantalla te da la opción de establecer si quieres el aviso cuando la temperatura esté por encima o por debajo del valor que podrás establecer abajo
  9. Cuando ajustes esos parámetros, dale a guardar y añade la acción a ejecutar

Listo, como ver es muy sencillo. Otra opción de hacer esto mismo o de llegar a esa opción de crear una nueva rutina es la siguiente:

  1. Abre la app de Alexa
  2. Ve a la opción de Dispositivos
  3. Selecciona Echo y Alexa
  4. En la nueva lista que verás busca el Echo de 4ª generación o Echo Plus de 2ª generación
  5. Baja hasta que encuentres la opción Sensor de Temperatura y toca sobre ella
  6. En la siguiente pantalla podrás ver que te aparece la opción de Ir a Rutinas

Ideas para aprovechar el sensor de temperatura del Amazon Echo

Bien, ahora es cuestión de que pienses formas de aprovechar estas rutinas que se disparan en función de la temperatura ambiente. Algo que en parte dependerá del resto de dispositivos conectados que tengas en casa, pero te vamos a dar algunas ideas:

  • Si tienes mascotas en casa, puedes usarlas para saber si la temperatura puede ser demasiado alta o baja. Cuando eso ocurra, podrás recibir una notificación en la app de Alexa
  • Si tienes un sistema de calefacción o aire acondicionado compatible con Alexa, pero sin termostato inteligente, puedes activarlo en función a la temperatura
  • Cambia el color de tus luces RGB inteligentes en función de la temperatura
  • Lanza recetas de IFTTT a partir de la temperatura
  • Crea rutinas de Alexa para desencadenar acciones como iniciar ventiladores, aires acondicionados, bajar un estor automático o incluso bajar o subir una persiana en función de la temperatura o humedad del ambiente.

Estos ejemplos básicos pueden ser un punto de partida inicial para combinarse luego con otras acciones, dispositivos y rutinas. Y si no es así, al menos que sepas que siempre podrás saber qué temperatura hace en casa gracias a tu Echo.

¿Y si no tengo sensor de temperatura? Los mejores termómetros para complementar a tu Echo Dot

Si no tienes un Echo Plus o un Echo de cuarta generación, también puedes beneficiarte de esta guía. Los dispositivos como el Echo Dot no integran su propio sensor de temperatura, pero se puede comprar por separado e integrar de una forma muy sencilla. Lo mismo se aplica si quieres controlar la temperatura de más habitaciones en las que no tengas un dispositivo Alexa o tengas un Echo Dot. Hay muchas posibilidades de añadir este tipo de dispositivos. Algunos son sensores específicos y otros son productos que integran el termómetro como una función extra. Vamos a comentarte un poco las opciones más interesantes.

Govee Termómetro Higrómetro

sensor temperatura govee

Este producto sirve para controlar temperatura y niveles de humedad. Registra datos cada dos segundos, y tiene una autonomía de 6 meses usando un par de pilas AA. En lugar de anclarlo a una pared, puedes colgarlo de un perchero usando el cordón. Tiene un precio bastante asequible y por el momento, solo es compatible con Alexa. Sus valoraciones son sobresalientes, y podemos ver las métricas en su app para dispositivos móviles.

Amazon Smart Air Quality Monitor

Amazon Smart Air Quality Monitor

Este producto puede evaluar la calidad del aire que respiras en casa, es decir, sus niveles de humedad, cantidad de partículas y cómo de ventilados están tus ambientes en función de los niveles de dióxido y monóxido de carbono. Como función extra, también puede medir la temperatura. Lo positivo de este producto es que tiene una compatibilidad totalmente nativa con Alexa. Es un producto a tener en cuenta si vivimos con personas que sufren problemas respiratorios como asma o alergias. No es un producto barato, pero se puede comprar junto a un Echo Dot de cuarta generación por unos 10 euros más o por un Echo Show 5 de segunda generación por 20 euros adicionales.

Broadlink RM4 Mini

Este producto no es un termómetro, pero cumple la misma función. El Broadlink RM4 mini es un mando a distancia universal que te permite encender cualquier dispositivo antiguo mediante comandos de voz o automatizaciones de Alexa. Con este dispositivo puedes encender cualquier aire acondicionado. Pero la cosa no queda ahí. El Broadlink tiene su propio sensor de temperatura y humedad que se puede adquirir por separado. ¿Para qué utilizarlo? Pues para desencadenar una rutina automática. Puedes programar a Alexa para que encienda o apague la climatización —a través del Broadlink— en función de los datos que recoja el propio Broadlink. Lo mejor de todo es que es un producto bastante barato, así que no dudes en hacerte con él si ves que te soluciona varios problemas de un plumazo.

Si quieres hacerte con el dispositivo y el cable con sensores directamente, hay un pack en el que vienen juntos y sale por un precio bastante más interesante que adquirir el aparato y el cable por separado:

BroadLink RM4 Pro S

broadlink rm4 pro

Su funcionamiento es muy parecido al que hemos visto en el dispositivo anterior, Sin embargo, su gran ventaja respecto al RM4 Mini es que este modelo también soporta radiofrecuencia. Por tanto, te permite sustituir por completo todos los mandos a distancia que tengas por casa y utilizar un solo dispositivo que se va a encargar de ‘emularlos’. Este modelo utiliza la misma aplicación que su hermano menor, que permite crear toda una colección de mandos virtuales en el móvil. Y, con la skill correspondiente, puedes convertir los mandos en comandos de Alexa.

Al venir con su propio cable con sensores de temperatura y humedad, puedes crear rutinas para encender ventiladores o aires acondicionados. Por supuesto, si tu aparato de aire acondicionado funciona por radiofrecuencia en lugar de por infrarrojos, tendrás que hacerte con este modelo.

Los enlaces de Amazon que aparecen en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con su Programa de Afiliados. Podrían reportarnos una pequeña comisión por su venta (sin que esto afecte al precio que tú pagas). Aun así la decisión de publicarlos y añadirlos se ha tomado libremente y bajo criterio editorial, sin atender a peticiones por parte de las marcas involucradas.

¡Sé el primero en comentar!