Calefactores inteligentes, qué son y cómo elegir el mejor: guía completa

Calefactores inteligentes, qué son y cómo elegir el mejor: guía completa

Isaac García

Con el invierno a las puertas y la factura de la luz en las nubes, la calefacción se va a convertir en una cuestión de estado. Si quieres estar calentito y gastar lo menos posible, los calefactores inteligentes son una buena opción. En esta guía completa, te contamos qué son, cómo elegir el mejor y algunas opciones excelentes para todos los bolsillos.

Ya se empieza a notar el frío y, otro año más, nos pilla sin habernos preparado. Para afrontarlo de la mejor manera, los calefactores inteligentes son una excelente elección y, cada vez, tenemos más variedad en el mercado.

Qué es un calefactor inteligente y en qué se diferencia de uno normal

Calefactor inteligente

Un calefactor inteligente es un aparato que sirve para calentar una estancia y, además, incorpora tecnología smart para hacer ese proceso más eficiente. La principal diferencia respecto a las opciones de siempre es su capacidad de calibrar la temperatura con su termostato y regularse solo.

De esa manera, puede mantener dicha temperatura estable en los grados que hayas configurado (subiendo o bajando él mismo la potencia según se requiera), así como programarse de formas más complejas que un calefactor normal.

Con un calefactor inteligente no calientas sin más, climatizas una estancia para que esté, exactamente y en todo momento, como quieras.

En cambio, los aparatos tradicionales apenas dan opciones. Puedes hacer que funcionen a varios niveles de potencia y tienen un temporizador básico, pero poco más. Cuando los conectas, emplean toda la potencia que les digas y da igual que haya cuarenta grados afuera, ellos seguirán escupiendo el fuego del infierno sin tener en cuenta otra cosa.

¿Qué ventajas tiene?

Teniendo en cuenta cómo son y lo que aportan, las ventajas son obvias.

  • Ahorras en la factura eléctrica. Al poder controlar la temperatura, el calefactor inteligente ajusta él solo la potencia, sin usar un vatio más del que necesite.
  • Luchas contra el cambio climático. Al no derrochar energía.
  • Es mucho más cómodo. El calefactor se encarga de mantener la temperatura como quieras, nada de levantarte a apagar y luego encender de nuevo porque se ha enfriado todo. Además, también puedes controlarlo a distancia por móvil o incluso voz, dependiendo del modelo.
  • Permite programarlo de maneras más complejas. Por ejemplo, hay modelos compatibles con Alexa y con el Asistente de Google, lo que permite aprovechar las rutinas que puedes programar en esas aplicasiones.

Así, cuando llegas a casa desde el trabajo, ya tienes la estancia perfecta, sin necesidad de tenerlo enchufado todo el día.

Cómo elegir el mejor calefactor inteligente

Calefactor Xiaomi

Para elegir el mejor calefactor inteligente, debemos tener en cuenta 3 cosas:

  • La potencia que tiene el calefactor. Se mide en vatios (W) y cuanta más tenga, más calentará.
  • Las dimensiones de la estancia que queremos calentar. Cuanto más grande sea, más potencia necesitaremos, pero no es lo único a tener en cuenta.
  • Las prestaciones smart que queramos que tenga y su compatibilidad con otros dispositivos. Especialmente, con nuestro «centro de mando» si es un altavoz de Amazon, Google o Apple.

De esas tres, las dos primeras son las más esenciales para estar calentito.

Cómo calcular la potencia que necesito en un calefactor inteligente

Para esto, precisamos saber las dimensiones de la estancia a climatizar y la potencia en vatios del dispositivo que queremos comprar.

Hay una fórmula que nos permite calcular (aproximadamente, claro) los vatios del calefactor según donde lo vamos a poner.

No queremos ponernos muy matemáticos, pero la vamos a dar para los más implicados. De todas formas, tranquilo, más adelante daremos un consejo general para los que éramos malos en clase y lo hacemos todo a ojo.

La fórmula para calcular los vatios necesarios de un calefactor

Formula calefactor

La fórmula se suele expresar así ser:

Tamaño en metros cuadrados de la habitación x Orientación de la misma respecto al sol x Zona climática x Nivel de aislamiento x 100 = Vatios del calefactor que serán necesarios.

Casi nada. Vamos por partes.

El tamaño lo tenemos que calcular contando también la altura del techo, obviamente. Así que medimos el ancho, el largo y el alto de la estancia y sacamos unos metros cuadrados aproximados, por ejemplo, 15.

Los otros elementos de la fórmula se usarán como coeficiente por encima o por debajo de uno, para ir subiendo o bajando ese número de los metros.

Esto parece la vuelta al colegio, pero en realidad es muy fácil.

Respecto a la orientación al sol. Si estás al sur, no hace falta calentar tanto, así que se pone un 0,9 aproximadamente. El Norte es más frío, así que solemos asignar un 1,15. El Oeste es más neutral, así que cuenta 1 y el Este un poco más frío, así que cuenta un 1,1. Pongamos que estoy encarado al oeste, así que 1.

Luego tenemos en cuenta la zona climática en la que nos encontramos. Que sepas que España tiene varias, según el Código Técnico de la Edificación, porque no es lo mismo Sevilla que Bilbao. Van de la A a la E y las tienes aquí para cada provincia.

Si hay más frío y estamos en una E, el coeficiente es mayor que 1, pero si estás en Sevilla, el coeficiente será menor que 1 y bajará la necesidad de potencia. Pongamos que estoy en Sevilla y asignamos un 0,95.

Por último, cuenta el aislamiento que tengas en casa y esto es más relativo. Si la habitación es más aislada (climalit y buenos muros), usamos un número por debajo de uno, por ejemplo, 0,95 o 0,9. Si está mal aislada, subimos por encima de 1, por ejemplo, 1,15. Pongamos de nuevo que el aislamiento es medio porque soy perezoso, así que pongo 1.

Quedaría: 15 x 1 x 0,95 x 1 x 100 = 1.310 vatios.

Como es una habitación no muy grande, bien orientada y bien aislada en Sevilla, con uno de 1.300 vatios no pasaré frío y, en teoría, climatizaré bien.

Si tienes experiencia, es posible que pienses que esta fórmula está algo subida en vatios. Efectivamente, es así, pero es adrede. Con algo menos de potencia, también climatizarás bien, pero, ten en cuenta que siempre puedes regular la potencia a la baja.

Especialmente si es un calefactor inteligente, no te arrepentirás porque él se calibrará por lo bajo y no gastarás de más.

La fórmula para los que somos malos en matemáticas

Formula simple calefactor

Un rollo, ¿a que sí? Son cosas de haber trabajado estos temas en el pasado. Ahora, la manera de hacerlo a ojo. Como verás, los metros de la habitación multiplicados x 100 son aproximadamente los vatios necesarios.

Si estás en un sitio u orientación fría mal aislada, calcula el tamaño y súmale algo. Por ejemplo, para 20 metros, cuenta 2.000 vatios y un margen de seguridad de unos 200 a 400 vatios más.

Si estás en Canarias mirando al sur en una casa de piedra, cuenta 2.000 y le restas algo, con lo que 1.700 -1.800 te valdría.

De nuevo, estamos tirando por lo alto, porque siempre podrás poner el calefactor a menos potencia.

Hay quien calcula los metros, multiplica por 100 y resta un poco si está en clima frío y resta más si es cálido. Es menos complicado, pero se puede quedar un poco corto en inviernos muy fríos o momentos puntuales.

Las mejores opciones de compra de calefactores inteligentes

Sabiendo todo esto, ya podemos comprar nuestro calefactor inteligente y, por eso, te hemos seleccionado una serie de opciones muy interesantes.

Cecotec Ready Warm 8400, la opción barata con prestaciones justas

Si quieres algo barato y no venirte muy arriba, la marca valenciana tiene este calefactor de 1500 W. Es ideal para habitaciones pequeñas/medianas o cuartos de baño y tiene prestaciones smart, pero no muchas.

No es compatible con Google Home o Alexa, pero sí se conecta al WiFi y lo puedes manejar desde una app de teléfono. Lo puedes encontrar por unos 50 euros de oferta y, si quieres mojarte, pero no mucho, es buena opción para empezar.

Mellerware Medium WiFi, todos los tamaños con conexión a Alexa y Google

Si quieres calefactores de cualquier tamaño, compatibles con Google Home y Alexa, Mellerware los fabrica. Desde 600 W para estancias diminutas, como cuartos de baño, hasta 2.000 que harán que estés cómodo en el salón.

Nos gustan también el consumo eficiente, la seguridad y el diseño.

UniversalBlue de 2000W potencia barata e inteligente

Si quieres potencia, pero no gastarte mucho, este calefactor / radiador de mica es interesante, porque puedes tener 2000 W por menos de 100 euros y alguna prestación smart.

Eso sí, olvídate de Google Home o Alexa. Podrás controlarlo desde el móvil por WiFi con su app, pero poco más.

Xiaomi Mi Smart Space Heater, lo mejor en calidad-precio

¿Qué podemos decir? Xiaomi es siempre sinónimo de calidad-precio. En calefactores smart no es la excepción. Por menos de 100 euros tienes conexión con Alexa y Google Home, además de 2.200 vatios.

Alega que calienta hasta 46 metros cuadrados. A ver, eso es posible en teoría, sí, pero demasiado máximo. Piensa que necesitarás más para tanto metro.

Como ves, opciones hay muchas. La ventaja de que el calefactor sea inteligente es que siempre estará regulado a lo que precise, sin malgastar. De esta manera, estarás calentito este invierno, pero sin gastar un céntimo más de lo necesario.

Este artículo contiene enlaces de afiliado. El Output puede recibir alguna pequeña comisión si compras algo a través de ellos, pero en ningún momento eso ha influido en la selección de productos, ni ninguna marca ha influido para nombrarla.

¡Sé el primero en comentar!