Empieza a domotizar tu casa con estos dispositivos indispensables

Empieza a domotizar tu casa con estos dispositivos indispensables

Isaac García

Si quieres domotizar tu casa, pero no sabes por dónde empezar, no te preocupes, te traemos una guía sencilla y completa de los primeros pasos que debes dar. Con ella, y los dispositivos que te recomendamos, podrás comenzar a tener tu casa inteligente sin necesidad de mucho presupuesto, ni complicaciones.

Las 4 primeras cosas a domotizar en nuestra casa

Cuando uno piensa en una casa inteligente, enseguida le vienen a la mente dispositivos avanzados y muy caros. Pero esa no es la manera óptima de empezar a construir un smart home.

Si nos estamos iniciando, debemos ir poco a poco y construir también nuestra casa inteligente desde los cimientos. Cuando los tengamos en orden y veamos qué comodidad ganamos, ya podremos seguir con inversiones más complejas, pero de momento, comencemos por aquí.

Los 4 aspectos por los que debemos empezar a domotizar una casa son los siguientes:

  1. Altavoces inteligentes / centro de mando.
  2. Seguridad del hogar.
  3. Iluminación.
  4. Enchufes inteligentes.

Veamos a fondo cada punto concreto.

1. Altavoces inteligentes y centros de mando

Adquirir un buen altavoz inteligente es el primer paso a dar. Esto nos permitirá empezar a disfrutar de algunas prestaciones smart en casa, como que nos busque en Internet esa receta, nos despierte o nos ponga música, usando solamente comandos de voz.

Sin embargo, lo más importante del altavoz es que será centro de mando unificado para el resto de dispositivos que vamos a ver.

Esto es muy importante, porque así no estaremos con el móvil buscando las aplicaciones individuales que tiene cada marca y que controlarán también el resto de cosas que vamos a ver. En vez de coger el teléfono, encontrar la app de la iluminación y pulsar para encender o apagar la habitación que queramos, podemos decirle al altavoz: «Enciende el comedor».

Mucho más cómodo sin duda.

Por suerte, tenemos donde elegir y es difícil que fallemos en las opciones que hay, porque todas son buenas. Además, el resto de dispositivos ya se fabrican casi siempre para que sean compatibles con las opciones que vamos a ver.

Un pequeño consejo en cuanto a altavoces antes de comentarlos. A menos que quieras algo específico, como que tenga pantalla o que ponga música con una calidad espectacular, el modelo más barato sirve para empezar en cuanto a domótica. Al final, lo más importante para eso será el asistente que llevan «dentro».

Estas son las 3 grandes opciones.

Altavoces Nest de Google

Tienen todo el poder del Asistente de Google que, reconozcámoslo, es superior a otros como Siri en casi cualquier aspecto. Si tienes Android en tu teléfono y estás acostumbrado al Google Assistant, esta es tu elección.

Además, tienes mucho donde elegir. Desde el modelo básico Nest Mini por unos 59 euros (aunque a veces baja mucho su precio con ofertas), hasta el modelo Hub, con pantalla incorporada.

Altavoces Echo de Amazon

Es decir, los que tienen como asistente a Alexa. Son los más veteranos (lo que los convierte también en muy compatibles) y también hay mucho donde elegir.

Los Echo Dot son los más pequeños. Comienzan sobre los 50 euros, pero de nuevo suelen estar mucho más baratos en determinadas épocas de oferta y no es raro que puedas conseguir los de tercera generación por 20 o 30 euros.

También tienes los modelos Show con pantalla por si quieres esa información extra.

HomePod de Apple

Si eres fan de Apple, los HomePod Mini pueden ser tu opción como centro de mando. Como siempre, la integración con el resto de aparatos de la marca es impecable y en la tienda Apple tienes dispositivos inteligentes para tu casa que son compatibles.

Eso siempre viene bien, porque algunos gadgets de domótica más económicos suelen tener compatibilidad con Alexa y Google, pero no necesariamente con Apple.

Esto nos lleva a otro consejo importante si estás empezando a domotizar. Cuando estés comprando algo fíjate siempre en la compatibilidad con tu altavoz.

2. Seguridad del hogar

Cámaras de seguridad

El siguiente paso para construir una casa inteligente es garantizar su seguridad.

La mejor manera de empezar es con cámaras WiFi. De nuevo, el número de cámaras y las prestaciones que tengan dependerán de tu necesidad concreta.

Para empezar, a nosotros nos gusta esta Ezviz. 360 grados, compatibilidad Axexa / Google y grabación en 1080p por un precio difícil de mejorar.

Si necesitas también cámara para exterior, esta TP-Link es una buena opción inicial. Compatible con Alexa y resistente a los elementos, también tiene un precio imbatible.

De nuevo, dependiendo de la necesidad, una búsqueda nos ofrecerá muchas opciones. Como consejo, mira bien el modo de almacenaje de los vídeos.

Si la quieres para controlar a un bebé, una tarjeta SD puede ser suficiente. Si estás más preocupado por la seguridad en sí, quizá quieras garantizar que lo que grabe en caso de alerta se suba a la nube y esté seguro allí.

En ese caso, mira bien qué servicio de almacenaje en cloud tienen (si es que lo tienen) y el posible coste adicional.

3. Iluminación

Bombilla inteligente

Una vez tenemos la casa segura, es hora de sentirnos a gusto gracias a la domótica. La iluminación inteligente permite crear espacios y momentos, además de poder controlarla remotamente.

Pronto verás la comodidad de decirle a tu altavoz que apague y encienda luces, pero la utilidad no se detiene ahí. Si estás mucho fuera de casa, puedes aparentar que no es así, diciéndole a tu asistente en el teléfono que encienda el comedor mientras tú sigues en la oficina.

Sin duda, la opción de calidad son los dispositivos Philips Hue. Tienen compatibilidad total con los altavoces que hemos visto, aunque también es cierto que son algo más caras que el resto. Empezar con estas bombillas es un buen primer paso.

Si queremos algo más económico, tenemos de nuevo miles de opciones con una pequeña búsqueda. Las bombillas Xiaomi siempre son una excelente opción en cuanto a calidad-precio.

4. Enchufes inteligentes

Enchufe inteligente

Los electrodomésticos smart son caros y, si estás empezando, quizá quieras probar otro enfoque inicial: Convertir algunos dispositivos tradicionales para controlarlos con tu altavoz o centro de mando.

¿Cómo? Con el uso de un enchufe inteligente.

Conectado a ciertos electrodomésticos, como un calentador eléctrico, por ejemplo, podrás encenderlo y apagarlo desde el enchufe cuando le digas a este que se encienda (y deje pasar corriente al calentador) o se apague.

Obviamente, no sirven para hacer inteligente todo y las prestaciones son muy básicas. Pero si estás en el trabajo y vas para casa, puedes activar ese calentador por el camino. Así, tendrás agua caliente a tu llegada sin necesidad de tenerlo encendido todo el día.

Con ingenio y unos cuantos enchufes puedes hacer mucho con termostatos, filtros de aire, climatización, etc.

Un buen comienzo puede ser este pack 4 enchufes smart de TP-Link. De nuevo, si tienes Alexa o Google como centro de mando, sin problemas.

Ten en cuenta una cosa, algunos asistentes limitan lo que puedes hacer con enchufes inteligentes. Por ejemplo, si has configurado uno con el asistente de Google y lo has conectado a un calentador, podrás decirle que lo apague y encienda, por ejemplo.

Sin embargo, otros comandos, como «Apaga el calentador dentro de 30 minutos», puede provocar un mensaje del asistente de Google que diga que, por motivos de seguridad, algunas operaciones con enchufes están limitadas.

Aún así, sigues pudiendo hacer lo principal y los enchufes son la mejor manera de iniciarse y dar capacidades inteligentes a los electrodomésticos que no lo son de serie.

Como ves, si quieres empezar a domotizar tu casa y convertirla en inteligente, es muy fácil. Centrándonos en estas 4 áreas y yendo poco a poco, irás construyendo tu smart home y no tendrás que hacer una gran inversión.

Y una vez cubiertas estas etapas, si vemos que mejora nuestra calidad de vida, ya podemos dar el salto a dispositivos especializados o más avanzados, como termostatos, frigoríficos, etc.

Este post incluye enlaces de afiliado y El Output podría recibir una comisión por ellos. Aún así, la decisión de incluirlos se ha tomado de manera libre, por criterios editoriales y sin responder a ningún tipo de petición por las marcas mencionadas.

¡Sé el primero en comentar!