Bombillas de IKEA: lo que debes saber para conectarlas a HomeKit

Bombillas de IKEA: lo que debes saber para conectarlas a HomeKit

Pedro Santamaría

Las bombillas de IKEA son una muy buena opción para empezar en todo esto de la iluminación inteligente. Porque son económicas y porque se integran bien tanto con Alexa como Google Assistant y Siri. Si en tu caso quieres usar el asistente de Apple y controlarlas con un HomePod, te mostramos paso a paso cómo añadir las bombillas de IKEA a HomeKit.

Ikea Tradfri y HomeKit

Cuando IKEA lanzó sus bombillas inteligentes no había soporte inicial para HomeKit. Este llegó más tarde, pero una vez lo hizo mejoró notablemente la experiencia de uso. Y no sólo porque al fin se podía usar al asistente de Apple para usar comandos de voz con los que controlarlas, sobre todo porque la aplicación de Casa es más completa que la de IKEA Smart Home.

Y es que la solución de IKEA no permite el control desde fuera de casa y esto hace que pierda una de las funciones más atractivas: comprobar si te dejaste alguna luz encendida y apagarla sin tener que volver. Aunque luego lo más ventajoso en el día a día son las opciones para crear escenas, automatizaciones, etc., que siguen siendo menores que con la app Casa.

Por tanto, si decides apostar por las bombillas de IKEA o cualquier otro producto Tradfri, lo ideal es que los añadas a HomeKit para poder tener un control total desde la propia app así como a través de Siri, el asistente de voz de Apple que está en productos como el HomePod mini.

Así que te vamos a mostrar cómo conectar estas bombillas de IKEA a la plataforma de Apple HomeKit.

Cómo conectar las bombillas de IKEA a HomeKit

Cuando se habla del soporte para HomeKit de las bombillas de IKEA hay algunos aspectos que se suelen omitir, aunque sin ningún tipo de mala intención. Aún así suelen ser puntos que acaban por frustrar un poco al usuario que se lanza a por ellas sin informarse mucho más. De modo que vamos a verlos.

El primero y más importante es que si bien las bombillas de IKEA se pueden añadir al puente de Philips gracias (ambas soluciones usan el estándar Zigbee), cuando luego intentas ver esos dispositivos a través de la app Casa no aparecen.

Por la implementación que hace IKEA de dicha tecnología el puente Tradfri es imprescindible para poder ser controlados todos y cada uno de los dispositivos de dicha serie a través de Siri y la aplicación nativa de iOS, iPadOS, tvOS y macOS.

Sin embargo, cuando esas mismas bombillas se añaden al puente de Philips sí se pueden controlar sin problemas con Alexa o Google Assistant. De modo que igual no es tanta culpa del uso que hace IKEA del estándar Zigbee y sí de Apple. Pero bueno, tampoco esto trata de buscar culpables sino soluciones.

El problema de necesitar el puente de IKEA es que puede resultar un poco molesto si ya tienes otros como el anteriormente mencionado de Philips. Así que o abandonas Siri y HomeKit, algo que seguramente no te interesa si estás leyendo esto, o aceptas tener varios puentes.

Lo segundo es que no puedes comprar las bombillas y el puente pensando que ya todo funcionará sin problemas. Necesitas como mínimo un botón o mando de control de IKEA para añadir las luces al puente. Una decisión que en cierta medida resulta un tanto absurda, porque las bombillas al puente de Philips se añaden sin problema alguno y sin necesidad de dicho botón, pero IKEA ha decidido por alguna razón que no sea así con su solución.

Por tanto, junto a las bombillas y el puente también necesitarás ese mando remoto. Una vez lo tengas, el primer paso es conectar el puente de IKEA a tu router. Luego, descarga la aplicación IKEA Smart Home y sigue los pasos para añadir las diferentes bombillas y resto de posibles productos IKEA Tradfri que quieras usar.

Una vez esté todo configurado, el siguiente paso es añadir todos esos productos a HomeKit y eso es algo que se realiza del siguiente modo:

  1. Abre la aplicación Casa y dale al icono + para Añadir accesorio
  2. Si lo haces con un iPhone o iPad podrás usar su cámara para leer el código que aparecerá en una pegatina que tiene el puente en su base
  3. En caso de no tener dicha pegatina o cámara, necesitas el código numérico de HomeKit correspondiente al puente de IKEA. Si no lo tienes, abre la app IKEA Smart Home y navega a Configuración > Integraciones > Apple HomeKit
  4. Copia el código e introdúcelo en la app Casa para añadir el puente
  5. Una vez el puente sea reconocido verás cómo van apareciendo todos los dispositivos conectados a él. Aunque es importante que estén actualizados a la última versión del firmware para este soporte de HomeKit
  6. Cámbiales el nombre, asigna la habitación en la que se encuentran y si quieres o no que esté en tu vista de Favoritos

Listo. Ya tienes las bombillas de IKEA añadidas a HomeKit y podrás manejarlas como cualquier otro dispositivo inteligente que puedas tener. Es más, ya puedes olvidarte de la app de IKEA a menos que sea para aplicar alguna actualización de firmware. Porque todo lo referente al control de encendido y apagado, brillo, color, automatizaciones, escenas, etc., lo podrás hacer desde la app nativa de iOS y macOS.

Controlar las bombillas de IKEA desde fuera de casa

Si quieres controlar las bombillas de IKEA u otros dispositivos Tradfri de forma remota y desde fuera de casa, lo único que necesitarás es tener un Apple TV, HomePod o iPad haciendo las veces de concentrado o HUB de HomeKit.

Para usar estos dispositivos como central de accesorios de HomeKit sólo tienes que haber iniciado sesión en esos dispositivos con el mismo Apple ID que usas en, por ejemplo, tu iPhone. Luego en los ajustes del iPad o bien desde los de la app Casa, selecciona usar el dispositivo que sea como central de accesorios.

¿Qué dispositivos Tradfri son compatibles con HomeKit?

home smart ikea

El ecosistema de Tradfri no es tan variado como el de Philips, pero ha ido creciendo durante los meses, ofreciéndose como una alternativa bastante asequible a otras marcas. Dentro de la gama Tradfri de Ikea puedes encontrarte los siguientes dispositivos:

  • Bombillas e27: hay modelos del luz blanca y de colores. Los modelos de colores no ofrecen tanta variedad de tonos como otras marcas como LIFX o Philips, pero pueden serte de utilidad para dar un toque de color a tus habitaciones. Respecto a los modelos de luz blanca, permiten cambiar la tonalidad para crear ambientes más cálidos o más fríos.
  • Bombillas e14: iguales, pero con clavija fina, ideales para lámparas y soportes de techo antiguos. Tanto estas como las e27 se pueden comprar con distintas potencias y niveles de consumo en función del producto que necesitemos. También hay modelos puramente decorativos para dar un toque de personalidad a nuestro salón sin dejarnos mucho dinero.
  • Bombillas GU10: estos modelos son los que se utilizan en techos y cuartos de baño. Los modelos de Ikea son bastante asequibles, aunque tienen únicamente 400 lúmenes.
  • Regulador de color/intensidad: es un pequeño interruptor que podemos colocar en la pared o cerca de nuestras lámparas para cambiar el color y regular el brillo de la luz. Son bastante baratos y existen varios kits que combinan bombillas con estos aparatos. Si usas tu HomePod para dar órdenes, seguramente no necesites este dispositivo, pero recuerda que necesitarás uno —o el mando antiguo— para configurar las bombillas por primera vez. Como consejo, si no vas a usar el regulador, puedes buscar por la tienda el mando antiguo, que tiene forma circular. Es bastante normal encontrarlo de oferta.
  • Enchufe inteligente: funciona exactamente como cualquier otro enchufe de pared inteligente, pero conectado directamente al puente de Ikea.
  • Estores: si buscas apagar la luz solar de forma inteligente con Siri, también puedes hacerlo con comandos de voz con el estor de Ikea. El modelo Tredansen se conecta al puente Tradfri y puede recibir los comandos de HomeKit.
  • Tiras de luz: aunque la instalación es algo compleja, hay varios modelos de tiras de luz para cocinas y cuartos de baño que Ikea vende en sus tiendas con distintos nombres y que funcionan dentro del ecosistema de Tradfri, por lo que pueden asociarse también con HomeKit, Alexa y Google Assistant. Es el caso de las barras Silverglans, por ejemplo.
  • Sensores de movimiento: podemos configurarlos de múltiples formas para que desencadenen acciones tras detectar nuestra presencia. Estos atajos pueden configurarse desde la app de Ikea Home Smart o directamente desde la app Casa.
¡Sé el primero en comentar!