Cómo instalar un sistema operativo en la Raspberry Pi desde cualquier ordenador

Raspberry Pi USB C Cuando empiezas a interesarte por la Raspberry Pi y todo lo que esta pequeña placa de desarrollo es capaz lo primero que te preguntas es, ¿cómo instalar el sistema operativo para cada proyecto? Así que, eso es los que vamos a ver. Qué herramientas necesitas para instalar un SO nuevo en la Raspberry Pi desde cualquier sistema operativo (Windows, Mac y Linux).

Un sistema operativo para proyecto

Una de las grandes ventajas de la Raspberry Pi es que la comunidad de usuarios y desarrolladores suele ser muy activa. Tanto a nivel de proyectos como en soporte de sus distintos sistemas operativos los avances son continuos. Así que, resulta muy fácil sentir la necesidad de probar nuevos sistemas operativos para ver cómo mejora la experiencia de uso.

Estos son los sistemas operativos más importantes para la Raspberry Pi:

Sistemas generalistas y desarrollo

  • Raspbian / Raspberry Pi OS, es el sistema operativo oficial. Una distribución que funciona muy bien para una gran variedad de usos. Puedes descargarlo desde la web oficial de Raspberry Pi
  • NOOBS y NOOBS Lite son dos muy buenas opciones para principiantes en el uso de la Raspberry Pi. Aún así, puede dar mucho juego, así que es interesante conocerlo también. Se puede descargar desde la web de Raspberry Pi.
  • Windows IoT Core es una propuesta algo más específica para instalaciones y control de dispositivos conectados. Es un sistema enfocado a programadores y desarrolladores de dispositivos IoT. Esta versión de Windows para ARM se centra principalmente en la seguridad, las opciones de conectividad y la integración con la nube. Depende de un ordenador auxiliar con Windows que esté ejecutando Visual Studio, debido a que este sistema está diseñado para funcionar como satélite. Consulta la web de Microsoft para más información
  • Ubuntu es un clásico de las diestros Linux y también se puede ejecutar en una Raspberry Pi si buscas tener un equipo más funcional. Ideal para las últimas versiones que cuentan con más RAM y potencia. Descarga Ubuntu 19.10 para Raspberry Pi aquí.
  • Ubuntu Core: se trata de una versión adaptada para que se pueda utilizar la Raspberry Pi como dispositivo IoT. Es mucho más sencillo utilizar esta distribución, que partir de una instalación Ubuntu estándar y customizarla con programas y dependencias.
  • RaspBSD: no todo en Raspberry Pi va a ser Linux. RaspBSD es una imagen libre y de código abierto basada en FreeBSD 11, solo que compilada para Raspberry Pi. BSD es uno de los sistemas más robustos que existen, así como uno de los más utilizados a nivel industrial.
  • OS RISC: normalmente, los sitemas operativos para Raspberry Pi están basados en Linux. Este caso es distinto, pues OS RISC es un sistema diseñado para procesadores que tienen la arquitectura RISC, como es el caso de los ARM. Encontrar recursos para este sistema no es fácil. Eso sí, OS RISC consume lo mínimo. Para que te hagas una idea, su instalación ocupa apenas unos pocos megas.
  • BalenaOS: este sstema es un fork de Yocto Linux. Se ha convertido en un sistema muy usado por la comunidad porque es capaz de exprimir al máximo las capacidades de la Raspberry Pi, como puede ser el hecho de aprovechar toda la RAM en los modelos más completos de la placa de desarrollo.
  • Arch Linux: el Linux que se instalaría el mismísimo MacGyver. Arch es una distribución en la que ‘tú te lo guisas, y tú te lo comes’. Básicmente, este sistema está pensado para que puedas instalar Linux a medida. De este modo, si tienes los conocimientos adecuados, puedes hacer un sistema espectacularmente eficiente, con el escritorio que tú quieras y únicamente con las dependencias que tú vas a utilizar.

Videojuegos

retroarch

  • Retroarch una muy buena distribución si lo que quieres es convertir la Raspberry Pi en un emulador de consolas retro. Puedes descargar aquí
  • Lakka: esta distribución también permite convertir tu Raspberry Pi en una pequeña consola de videojuegos para emulación. Se trata de un sistema muy ligero y de código abierto. Su interfaz es muy similar a la de la PlayStation, por lo que si has jugado alguna vez a la PS3 o a la PS4, sabrás manejarte por el sistema con gran soltura.
  • RetroPie: se trata de otra versión de código abierto para emulación de videojuegos. Está absada en Debian. Utiliza el frontend de EmulationStation y el SBC para ofrecer a los usuarios una interfaz intuitiva y amena para jugar a títulos retro.

Media Center

  • OSMC un buen sistema operativo para crear un centro multimedia. Descargar OSMC desde aquí
  • OpenELEC: básicamente, sirve para convertir Kodi en un media center. Por lo general, soporta casi todas las funciones de OSMC, pero tiene una interfaz algo distinta que puede ser interesante si te parece más cómoda.
  • Volumio: imagina tener tu propio Spotify en casa, con tu música y funcionando en streaming sin tener que complicarte demasiado la vida ni pagando cuotas mensuales. Esto es lo que hace Volumio, una distribución que puede montar un servidor multimedia de música como lo harías en un NAS. Esta distribución se puede instalar en cualquier Raspberry Pi, aunque es ideal hacerlo en la Raspberry Pi Zero, pues ocupa muy pocos recursos y solo necesita una conexión local (USB o red) para compartir los archivos.

Domótica y Otros

  • Domoticz: es un sistema de automatización de hogares inteligentes. El código es abierto y gratuito. Permite controlar luces, interruptores, aspiradoras inteligentes o cualquier otro dispositivo conectado a tu asistente virtual o a ecosistemas como Smarthings. Utiliza un frontend en HTML5 y se puede controlar desde el teléfono móvil o desde un ordenador.
  • Homebridge: sirve para emular la API de HomeKit de Apple. Básicamente, con esta distribución puedes hacer compatible con Siri dispositivos inteligentes que no lo son.
  • Pi Hole: Pi Hole es una distribución que permite crear un firewall personalizado a tu red doméstica. La mayoría de la gente utiliza este sistema para bloquear cookies y publicidad a la hora de navegar por Internet. Sin embargo, este sistema tiene muchas más utilidades de cara a aumentar la seguridad de nuestra red —especialmente, si tenemos dispositivos domóticos—, crear filtros para evitar que menores visiten algunas webs o cierto tipo de contenido (contenido para adultos, servidores de videojuegos…), así como también se puede configurar para que las restricciones se apliquen a determinadas horas del día o en una serie de dispositivos.

Por ello, teniendo en cuenta que es bueno instalar la mejor opción para cada tipo de uso, es importante que sepas cómo instalar un nuevo sistema operativo desde ordenadores con Windows, Mac y Linux.

Cómo instalar un sistema operativo en la Raspberry Pi desde Windows

Best projects Raspberry Pi

Antes de empezar has de saber que los sistemas operativos de Raspberry Pi se instalan en tarjetas SD o MicroSD. Por tanto, vas a necesitar una tarjeta con suficiente capacidad como para albergar el sistema y los posibles datos que quieras  almacenar también. Entre 8 y 16 GB suele ser más que suficiente, aunque dependerá del proyecto. También es importante que sea de Clase 10 para reducir la máximo los tiempos de lectura y escritura.

Para darle formato correcto a la tarjeta de memoria puedes usar la aplicación SD Memory Card Formatter, disponible tanto para Windows como para Mac.

Con eso controlado, el siguiente punto que debes saber es cómo instalar el sistema operativo. Para ello necesitarás una aplicación que vuelque los datos del archivo comprimido o de imagen descargado a la tarjeta.

BerryBoot BerryBoot es una de las aplicaciones que más fácil hacen la tarea de instalar cualquier sistema operativo en una Raspberry Pi en equipos Windows. También puedes usar Wind32DiskImager. Los pasos a seguir para hacerlo son los siguientes:

  1. Descargar e instalar BerryBoot desde este enlace.
  2. Ejecuta la aplicación y tras aceptar, selecciona la unidad donde vas a instalar el sistema (tarjeta SD).
  3. Selecciona el sistema operativo a instalar. Si entre las opciones no está el que te interesa puedes añadirlo.
  4. Listo, en cuestión de minutos ya estará todo hecho.

Ya puedes introducir la tarjeta SD en la Raspberry Pi y conectarla a la corriente para que encienda y todo se inicio.

Instalar un nuevo sistema operativo en la Raspberry Pi desde macOS

ApplePi-Backer

En el caso de que uses macOS como sistema operativo, la aplicación más recomendable para instalar nuevos sistemas operativos en la Raspberry Pi es ApplePi-Backer, que puedes descargar desde aquí.

Una vez iniciada la aplicación verás una ventana con una interfaz muy sencilla. Lo primero que debes hacer es seleccionar la unidad donde está o quieres instalar el sistema operativo de la Raspberry Pi, es decir, la tarjeta SD o microSD.

Si quieres hacer una copia de seguridad de tu actual instalación pues haces clic en la opción de Backup, si por el contrario quieres instalar un nuevo sistema le das a Restore y seleccionas la imagen que vas a usar.

Instalar SO Raspberry Pi en Linux

A los usuarios de Linux es a quienes menos trabajo les costará instalar un SO en sus Raspberry Pi. Aún así, en el caso de querer hacerlo y no saber por dónde empezar, sólo necesitarás recurrir a la línea de comandos y la utilidad flash.

Para hacerlo, sigue estas instrucciones que comenta Ricardo Vega, y si quieres realizar una instalación a la que podrás luego acceder directamente vía SSH visita su artículo.

  1. Instala todo lo necesario para hacer funcionar Flash. Ejecuta los siguientes comandos desde la Terminal.
    sudo apt-get install -y pv curl python-pip unzip
    sudo pip install awscli
    uname -s
  2. A continuación, lo que devuelva se sustituye por Darwin en el primero de los siguientes comandos que debemos ejecutar:wget https://raw.githubusercontent.com/hypriot/flash/master/Darwin/flash
    chmod +x flash

    sudo mv flash /usr/local/bin/flashPor ejemplo, si el comando uname -s nos devuelve ‘Linux’ el comando a introducir será

    wget https://raw.githubusercontent.com/hypriot/flash/master/Linux/flash

Ahora que ya sabes cómo instalar cualquier sistema operativo para Raspberry Pi es hora de comenzar con tus proyectos. Hay cientos de opciones, aunque la recomendación clásica, por lo bien que funciona es tanto el centro multimedia como el emulador de juegos de sistemas retros.

¿Se pueden instalar varios sistemas en una Raspberry Pi?

Al igual que ocurre con un PC, en la Raspberry Pi también se pueden tener varios sistemas operativos instalados en una única tarjeta SD. De este modo, a través de un gesto de arranque, se podría elegir el que más interesase en cada momento al encender el dispositivo.

Para lograr esto sólo tendrías que recurrir a NOOBS o BerryBoot, ambas soluciones permiten el arranque múltiple. De modo que el proceso según una otra opción sería el siguiente:

  1. Descargar el instalador con NOOBS o bien BeeryBoot
  2. Extrae el archivo y copia todo en una tarjeta SD formateada
  3. Ahora inicia la Raspberry Pi
  4. Si usaste NOOBS, ve a su menú y selecciona el o los sistemas operativos que quieres instalar. En el caso de BerryBoot el proceso es similar
  5. Una vez listo el proceso, ya podrás seleccionar qué sistema arrancar

Mejor en tarjetas independientes

Como decimos, se puede instalar más de un sistema en una misma tarjeta. Sin embargo, hacerlo puede ser un completo dolor de cabeza. ¿Por qué? Como consejo, a menos que sea por un motivo bien justificado, teniendo en cuenta que las tarjetas SD cuestan muy baratas y que son de fácil acceso en la Raspberry Pi, puede que te interese más tener una tarjeta para cada sistema y uso. Así evitas problemas.

Cuando trabajamos con la Raspberry Pi, solemos meter cientos de comandos en el terminal con permisos elevados. En ocasiones, ni siquiera sabemos lo que estamos haciendo. Poner varios sistemas en una tarjeta es el viaje de ida a cometer un error y perder los tres. Además, si usamos tarjetas independientes, podremos generar backups de nuestras instalaciones con mayor facilidad.

Por tanto, tenerlo todo en una tarjeta no te va a dar demasiadas ventajas. No tendrás que levantarte a cambiar una por otra, pero a cambio, estarás expuesto a que un simple error arruine por completo tu instalación múltiple. Teniendo en cuenta el precio ridículo que tienen ahora mismo tarjetas de incluso 128 GB, merece la pena mantener todo lo que hagamos en la Rasberry Pi en tarjetas separadas.

Una tarjeta para Retro Pi, otra para usar un centro multimedia con Kodi, etc. Cambiar de un sistema a otro será tan fácil como apagar el pequeño ordenador y sustituir la micro SD.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.