Las mejores cámaras de seguridad compatibles con Google Home

Isaac García

Si estás pensando en dotar de más seguridad a tu hogar, una de las mejores decisiones que puedes tomar es la de elegir cámaras de seguridad compatibles con Google Home. De esa manera, podrás gestionarlas de forma cómoda y desde un mismo sitio, con todo el poder del asistente de Google. Te mostramos las mejores opciones en este sentido y te comentamos qué debes tener en cuenta a la hora de elegir una cámara. Como verás, hay matices importantes.

Una de las aplicaciones más útiles de la domótica es la de proporcionarnos más seguridad en casa, en otro piso que tengamos o cualquier lugar que queramos vigilar, desde un garaje, hasta la habitación de un bebé.

Por suerte, las cámaras de seguridad son cada vez más baratas, fiables y con mayor calidad de imagen. Sin embargo, no todo depende de eso, así que veamos primero lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir una cámara.

En qué características fijarte para comprar una

Cómo elegir una cámara de seguridad

Lo primero es, obviamente, asegurarte de que son compatibles con la aplicación Google Home, algo no muy común. De esta manera, podrás usarlo como centro de mando unificado y manejarlas con el asistente de Google.

Sin embargo, queremos que elijas bien y, por eso, te comentamos lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir cualquier cámara de seguridad:

Para qué usarás la cámara

No es lo mismo una cámara para tener bien controlado a un niño que otra destinada a vigilar el jardín. Por ejemplo, para esto último, necesitarás una cámara resistente a los elementos.

Por eso, lo primero a la hora de elegir es tener bien claro para qué quieres la cámara. Una vez con eso en mente, entenderás mucho mejor cómo encajan las otras características.

El tipo de alimentación

Las cámaras de seguridad, compatibles con Google Home o no, se dividen en cámaras con cable y cámaras con batería.

Las primeras tienen la enorme ventaja de que pueden quedarse días y días funcionando sin temer que se apaguen, ya que van conectadas a un enchufe. La desventaja es que, obviamente, habrás de instalarlas cerca de uno de esos enchufes o tirar cable.

Las cámaras con batería tienen la ventaja de poder instalarse donde quieras. La pega principal es que habrás de recargarla de vez en cuando.

El almacenamiento del vídeo

El almacenamiento de la cámara de seguridad

He aquí algo en lo que no solemos caer. ¿Qué tipo de almacenamiento tiene la cámara? Normalmente, hay dos clases.

  • Almacenamiento físico en tarjeta SD, que va integrada en la cámara y está limitado a lo que quepa en la tarjeta.
  • Almacenamiento en la nube. La cámara graba y sube el vídeo a la nube usando la misma conexión Wi-Fi con la que te avisa de cualquier cosa o te conectas a ella para ver cómo va todo.

Y aquí es donde viene la clave con la que muchos se llevan la sorpresa: la mayoría de cámaras vienen con un servicio de suscripción mensual a una nube privada.

Sin él, normalmente estás limitado a que guarde pequeños clips de vídeo que duran segundos y, en algunos modelos y servicios, son poco menos que inútiles.

¿Qué tipo de almacenamiento elegir?

Si la cámara es para situaciones de seguridad, como un piso vacío que quieres vigilar, necesitarás almacenamiento en la nube. De lo contrario, cuando el intruso vea la cámara, extraerá la SD y tendrá el vídeo, así que no te servirá de nada.

Para otras situaciones, como vigilar un niño o el jardín de la casa en la que estamos, la nube puede no ser necesaria

Los mejores modelos compatibles con Google Home

Como siempre, te hemos hecho una selección de opciones para las situaciones más habituales. Comenzamos con la que creemos que es la mejor opción de cámaras de seguridad compatibles con Google Home.

Nest Cam de Google con cable, la mejor elección de calidad para la mayoría

Cámara Nest con cable

Poca sorpresa inicial, porque nuestra primera recomendación es, sin duda, la cámara Nest de la propia Google.

Como casi todas las cámaras de su clase, se conecta a tu Wi-Fi y graba en resolución 1080p (Full HD). Tiene detección de personas, delimitación de zonas de vigilancia y, además, puedes instalarla fácilmente en cualquier repisa o incluso pared.

Guarda tus vídeos de manera segura en la nube de Google y, si te suscribes al servicio Nest Aware, podrás acceder a un historial de más días de vídeo.

Su precio está alrededor de los 80 euros, pero merece la pena la calidad. Otras cámaras menos conocidas valen unos 30 euros menos, pero sus servicios de nube o integración con Google Home no son tan buenos.

Eso sí, este modelo es solo de interior. Si la pones en el jardín, el primer día de lluvia la arruinará. La puedes encontrar en la tienda oficial de Google.

TP-Link TAPO C110, la mejor cámara de interior barata con cable

No se puede pedir más por menos, si quieres la mejor cámara barata para casa y que puedas manejar con Google Home, por unos 30 euros tienes la TP-Link TAPO C110 que te da todo lo que esperas. Eso sí, no tiene servicio de nube.

Hay hasta usuarios que la han puesto en la puerta y han conseguido que Google Home les anuncie quién es la visita gracias al reconocimiento facial.

EZVIZ, la mejor cámara para exteriores barata

Si lo que quieres vigilar es una zona exterior, necesitas una cámara que aguante el sol, el frío y la lluvia. La EZVIZ es una excelente opción por un precio que ronda los 60 euros.

Lleva cable de unos 2 metros, tenlo en cuenta porque no trae batería y deberás tener enchufe cerca (o conectar una placa solar). Además, tiene antena Wi-Fi doble para pillar bien la conexión de la casa, esté donde esté.

Tiene detección de personas, visión nocturna, grabación a 1080p… Como almacenamiento, admite tarjeta micro SD y un servicio de nube. Como con casi todas las cámaras, recuerda bien, te vas a tener que casar con la nube de la marca si quieres las ventajas que ofrece.

Compatible con Google Home, podrás ver la cámara en el móvil o la tele, aunque, por ese precio tan bajo, la integración no es 100% y el asistente no puede apagarla y encenderla, por ejemplo.

Xiaomi Mi 360 2K, la mejor cámara de interior con visión total

Si necesitas una cámara que puedas instalar y vigile toda una estancia, con visión de 360 grados controlable, la mejor opción es la Xiaomi Mi 360 2K.

En el rango de poco más de 40 euros, te llevas grabación en resolución 2K, visión nocturna, compatibilidad con Google Home y un sistema de reconocimiento facial por inteligencia artificial.

Tiene almacenamiento por tarjeta SD y en la nube de Xiaomi, además de conectarse por cable.

Google Nest Cam de exterior con batería, la mejor opción premium

Cámara Nest exterior batería

Entendemos que no tiene mucho sentido tener una batería para una cámara interior, donde los enchufes son comunes. Pero, para el exterior, nada mejor que la Google Nest Cam con batería que, según Google, puede durarte hasta 7 semanas sin recargar.

Obviamente, la duración de la batería depende mucho de la actividad, las alertas y la grabación. Si hay mucho movimiento, la vida de la batería será menor.

Sinceramente, no nos han gustado mucho las pocas opciones de este tipo de alternativas a la Nest con batería, porque su compatibilidad con Google es deficiente.

Aquí ya nos vamos al rango de los 180 euros, pero resiste todos los elementos y te beneficias de que la inteligencia artificial de Google es capaz de detectar de manera diferenciada vehículos, personas, animales… y notificarte acorde con eso, todo desde el centro de mando de Google Home. De nuevo, la encontrarás en la tienda oficial de Google.

IMOU Cámara de Vigilancia 360º

Esta cámara es un dispositivo especialmente pensado para instalarlo en interiores y que ofrece un ángulo de visión completo de 360º, es decir, que podremos mirar en cualquier dirección escogiendo desde la propia aplicación en el móvil hacia dónde orientar la lente.

Dispone de conectividad Wifi, software con inteligencia artificial capaz de identificar la presencia de personas, seguimiento automático o control manual, resolución FullHD 1080p, alarma a través de sonido y luces, posibilidad de escuchar y hablar (bidireccional), modo privado para evitar las miradas indiscretas y compatibilidad no solo con Google, sino también con Alexa, de Amazon. Un dispositivo bastante completo y con un precio más que interesante.

Laxihub

Modelo de cámara diseñada para interiores, conectividad Wifi (5 y 2,4 GHz), resolución de imagen Full HD 1080p, audio bidireccional, no solo para escuchar a distancia lo que ocurre, sino también para hablar, dispone de almacenamiento a través de tarjetas (viene con una de 32GB) y visión nocturna para cuando llega la noche o se producen condiciones de poca luz.

La cámara es perfecta también para vigilar a los más pequeños en su habitación, o cuando duermen, y no necesita de instalación extra porque tiene un soporte propio sobre el que se sostiene. Este modelo funciona perfectamente con los asistentes de Amazon (Alexa) y Google, con los que se integra a través de las aplicaciones oficiales.

¿Con qué opción quedarse?

Como ves, opciones de cámara de seguridad compatibles con Google Home tienes para todos los gustos. Desde las más económicas hasta las propias Nest. Recuerda bien los consejos para elegir y ten por seguro de que no fallarás con ninguna de estas opciones.

De todas formas, si quieres alguna sugerencia por nuestra parte y puestos a elegir solo de un tipo, nos inclinamos más por invertir en una cámara de interior que de exterior (por aquello de tener un mejor control de lo que sucede dentro de casa). En cuanto a marcas, todas los modelos que te hemos propuestos nos gustan -si no, no lo habríamos hecho- pero tal vez nuestras favoritas sean la Nest Cam de Google con cable, por su rendimiento e innegable calidad, y la de TP-link, por sus buenos resultados a un precio tan económico.

Este artículo contiene enlaces de afiliado. El Output podría recibir una pequeña comisión si compras algo de lo que te ponemos aquí, pero ninguna marca ha influido para aparecer. No se nos ocurriría jugar con algo tan serio como la seguridad.

¡Sé el primero en comentar!