Crea tu propio Philips Hue Play Sync Box con una Raspberry Pi

El Philips Hue Play Sync Box es uno de esos accesorios que prácticamente cualquier usuario del sistema de iluminación inteligente Philips Hue querría tener. El problema es que no es fácil justificar los 250 euros que cuesta. Pero qué pasaría si te dijésemos que con una Raspberry Pi podrías tenerlo con una menor inversión. Vamos a verlo.

Qué es Ambilight

Antes de ver cómo fabricar tu propio Philips Hue Sync Box es importante conocer qué es Ambilight. Si te interesa el mundillo de los televisores estamos convencidos de que ya sabrás a qué nos referimos y aún sin ser un seguidor de todas las novedades que están relacionadas con los Smart TV es probable que también.

Ambilight es un sistema de iluminación que Philips lanzó hace ya bastantes años. En un principio era algo muy básico, pues prácticamente consistía en una serie de luces que cambiaban la intensidad en función a la imagen que se mostraba y sólo en un par de lados.

Con el paso del tiempo fue evolucionando y no sólo llegaron los sistemas Ambilight de tres lados, también los que permitían adaptar la intensidad y el color para crear así una experiencia mucho más inmersiva y atractiva cuando se visualizaba todo tipo de contenidos, desde series hasta películas e incluso vídeojuegos.

Como el televisor se encargaba de procesar y analizar la imagen, daba igual cuál fuese la fuente de vídeo que se podía disfrutar de esta opción tan llamativa y atractiva.

Qué es el Philips Hue Play Sync Box

Hue Play Box

A medida que Philips fue introduciendo nuevos productos a su catálogo de luces inteligentes Philips Hue y la popularidad de Ambilight crecía, pensaron que sería buena idea ofrecer algo que permitiese a los usuarios disfrutar de dicha experiencia sin necesidad de tener que comprar un televisor de la marca.

En primer lugar, porque aún siendo lo ideal, sabían que no siempre sería posible. Y porque también la idea de Ambilight no sólo se podría aprovechar cuando se viese contenido, también para otras ocasiones muy diferentes tipo jugar vídeojuegos o montar una fiesta con amigos.

Además, teniendo un repertorio tan amplio de bombillas, tiras LEDs, lámparas de interior y exterior, etc., no aprovechar todo ese ecosistema de productos parecía una locura. Así que la compañía lanzó no hace mucho la Philips Hue Sync Box.

Esta pequeña caja está pensada para colocar junto al televisor, proyector o monitor que uses para visualizar tus contenidos audiovisuales favoritos. A ella se le conecta la fuente de vídeo a través de un cable HDMI y luego, con otro cable HDMI, a la pantalla.

La señal de vídeo se analiza dentro de dicha caja y esta gestiona luego cómo van a funcionar las luces inteligentes que se le hayan conectado. Así, junto a una aplicación que permite seleccionar las luces y la posición respecto al usuario, se consigue un efecto muy interesante con el que disfrutar de otro modo de las experiencias multimedia.

El problema es que esta pequeña caja cuesta unos 249 euros, una inversión realmente importante y que no es fácil de justificar. Además, si tienes que sumar el coste de las bombillas RGB de Philips o incluso las tiras, pues más costoso es aún disfrutar de ese sistema o experiencia Ambilight.

Por supuesto, la experiencia que te va a ofrecer esta caja con el resto de productos Philips es evidente que será la más satisfactoria de todas. Pero si asumes ciertos compromisos, posiblemente te compense todo lo que te vas a ahorrar.

Cómo fabricar tu propio Philips Hue Play Sync Box

Supongamos que tienes algunas bombillas Philips Hue y has conocido la existencia de Philips Hue Play Sync Box, pero gastar 249 euros no está dentro de tus plantes. ¿Solución? Pues fabricarte tu propia caja para la sincronización de tus luces inteligentes. Y sí, gracias al uso de una Raspberry Pi más algún que otro componente adicional.

Componentes necesarios

Junto a la Raspberry Pi vas a necesitar una serie de componentes adicionales para poder montarte tu propio Philips Hue Play Sync Box. Si ya tienes una Raspberry Pi, la inversión va a ser muy baja. Y en el caso de que no sea así, también vas a ahorrar un suma de dinero importante con respecto a la solución oficial de Philips.

Los componentes que necesitas son:

Ahora que ya tienes todos los componentes necesarios, el siguiente paso es descargar e instalar el software que hará toda la magia: Hyperion. Este será el encargado de analizar la señal de vídeo entrante para luego sincronizarse con las luces Philips Hue que tengas en casa.

Aquí sí hay que aclarar que, a pesar de que oficialmente el software sólo soporta la API Philips Hue original se puede añadir soporte para la nueva API Philips Entertaiment con la que mejoraría la experiencia.

Sobre el proceso de instalación de Hyperion en Raspberry Pi nada mejor que consultar la documentación oficial que está disponible en la página de GitHub del proyecto. Requiere que sepas inglés, aunque también puedes recurrir a algún traductor y con un poco de paciencia no vas a tener problema para seguir cada uno de los pasos.

Una vez lo tengas Hyperion instalado en tu Raspberry Pi conecta todos los cables y resto de componente en función a lo que quieras. Es decir, si quieres aprovechar este sustituto de la Philips Hue Play Sync Box pues recurre al Switch HDMI. Desde ahí, esa salida HDMI al splitter.

El splitter sacará un cable para la pantalla que vayas a usar (televisor, monitor o proyector) y otro al conversar de HDMI a RCA que a su vez irá a la capturada de vídeo USB conectada a las Raspberry Pi. Sí, de primeras puede parecer un poco lioso, pero es sólo seguir un orden y listo.

Cuando esté todo, desde Hyperion podrás configurar aspectos como el brillo e intensidad de las luces, cuáles usarás, etc. Finalizado todo podrás olvidarte y dedicarte a disfrutar de esta alternativa muy DIY, pero perfecta para ahorrarte bastante dinero y disfrutar de una experiencia inmersiva muy atractiva.

Hyperion también permite fabricar tu propio Ambilight

Junto a esta opción Hyperion también permite que te construyas tu propio sistema Ambilight y lo único que necesitarías es una Raspberry Pi y una tira LED que colocarías alrededor de tu televisor. En el siguiente vídeo puedes ver los pasos y el resultado. Así que, no digas que tampoco resulta interesante hacer algo así.

Los enlaces de esta entrada forman parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon. Aún así la decisión de publicarlos se ha tomado de manera libre, sin atender a peticiones o sugerencias por parte de las marcas involucradas y con intención de facilitar la realización del proyecto. 

¡Sé el primero en comentar!