Este botón soluciona un gran problema de las luces inteligentes

Este botón soluciona un gran problema de las luces inteligentes

Pedro Santamaría

Si en su momento optaste por el sistema de iluminación inteligente de Philips, este dispositivo no sólo te va a gusta, también acabará con uno de los grandes problemas de las bombillas inteligentes: el interruptor. Sí, porque da igual lo mentalizado que estés tú o tengas a tu familia, pareja o compañeros de piso, tarde o temprano acabáis pulsándolo y adiós a las opciones de control remoto.

Interruptores tradicionales y la iluminación inteligente

Después de leerte cientos de artículos, comparativas y opiniones sobre sistemas de iluminación inteligente decidiste apostar por las Philips Hue. Una propuesta interesante, aunque algo cara en comparación con otras opciones. Pero si buscas algo que puedas escalar y ampliar, es de las mejores opciones. Además, lo puedes combinar con las bombillas de Ikea que son más económicas en general y cien por cien compatibles con el puente de Philips.

Pues bien, después de hacer tu planning inicial para ver por dónde empezar, encargas tus bombillas, las configuras y de paso empiezas a jugar con las escenas, opciones de automatización, etc. Incluso configuras tu altavoz inteligente para controlarlas mediante comandos de voz. Pero a la mañana siguiente o cuando llegas a casa y dices «Alexa, enciende las luces» no pasa nada.

Efectivamente, el problema es que por costumbre o inercia, la última vez que apagaste la bombilla fue pulsando el interruptor de la habitación. Pero bueno, como estás concienciado en darle uso y aprovechar todas sus ventajas, te mentalizas y ya no lo pulsas al salir de casa, recurres al comando de voz para apagarlas o a tu smartphone.

Otro día llegas a casa, vuelves a pedirle a tu asistente que se enciendan o dejaste programada una automatización y ves que tampoco ha funcionado. ¿Qué ha pasado ahora? Pues que algún compañero de piso, tu pareja u otro miembro de tu familia pulsó el interruptor.

En resumen, que seguro que si tienes bombillas inteligentes en casa estas situaciones te resultan muy comunes. Por eso vamos a intentar darle solución al gran problema de las luces inteligentes y es que dejen de estar disponibles por falta de corriente eléctrica.

Anula tus interruptores

La primera solución es la que cualquiera de nosotros podría aplicar desde ya, pero también es la opción más drástica. Se trata de «anular» el uso del interruptor quitando el mecanismo y uniendo los cables de corriente para que esta no se corte. O bien puedes dejarlo encendido y meterlo dentro para que nadie lo vuelva a apagar de forma involuntaria.

El problema es que pierdes la comodidad de un botón físico y las únicas opciones que habría serían el uso de aplicaciones para smartphone o los comandos de voz de tu asistente de voz preferido. Que si te adaptas es genial, porque lo bueno de la mayoría de las bombillas inteligentes y las de Philips en particular es que ofrecen integración con Alexa, Googles Assistant y Siri.

Interruptor inteligente de Philips

La mejor opción es el interruptor inteligente Philips Hue. Este pequeño pero útil accesorio se puede usar de diferentes formas. Por una lado a modo de botón independiente, el cual podrás colocar allá donde más te interese. Por ejemplo, al lado de la puerta del frigorífico, la mesita de noche, tu escritorio de trabajo,… aquí tú decides.

Y la segunda opción es usar su placa de montaje para sustituir a la de tu interruptor tradicional. Eso sí, previamente tendrías que hacer algo similar a los anterior, esconder el botón dentro de la cajilla o quitar y conectar los cables para que la corriente siga llegando a la luminaria.

Una vez colocado y configurado este botón, lo interesante es que aún pulsándolo, las bombillas seguirán respondiendo a los comandos de voz u otro tipo de contenido que tengas disponible. Porque aquí ya la corriente no se cortan y las bombillas no quedan como no disponibles.

Además, este pequeño botón se puede configurar para que actúe sobre una luz en concreto o varias. Esto da opción a, por ejemplo, apagar todas las que tengas en el salón u otra habitación. O simplemente usarlo para la principal, la del techo de la estancia que quieras.

El nuevo Smart Button es como una adaptación o renovación del hasta ahora clásico interruptor/mando inteligente de Philips. El problema es que esta no era una solución válida o adecuada para poderse colocar de forma cómoda en los interruptores habituales de países como España.