Asustor Lockerstor 2, análisis: un NAS para centralizar tu vida digital

El Lockerstor 2 de Asustor es un NAS con un enfoque más allá del clásico dispositivo de almacenamiento en red. Porque aquí no sólo podrás montar un servidor multimedia o guardar tus copias de seguridad, también conectarlo a una pantalla vía HDMI, virtualizar sistemas operativos y mucho más. Te cuento mi experiencia de uso.

Un NAS con múltiples posibilidades

Los NAS son dispositivos versátiles y válidos para cualquier tipo de usuario, aunque es cierto que durante los últimos meses ya no creo que todo el mundo deba tener uno. Las soluciones de almacenamiento en la nube siguen mejorando y pueden llegar a ser mucho más atractivas para cierto sector que la inversión en un dispositivo de almacenamiento como este, aunque sea con intención de amortizar a largo plazo.

No obstante, si buscas un NAS con potencia y múltiples posibilidades deberías conocer la serie Lockertstor 2 de Asustor. Esta gama ofrece dos variantes donde cambia prácticamente el número de bahía disponibles y con ellas las opciones de configuración RAID, pero por lo demás son idénticos. Así que, hablemos del modelo de dos bahías, del AS6602T.

Diseño sencillo y enfocado a la durabilidad

El diseño de la mayoría de NAS no es algo que sorprenda en exceso, básicamente todos vienen a ser iguales: un habitáculo más o menos rectangular y donde la parte frontal nos da acceso a las diferentes bahías donde insertar las unidades de almacenamiento y la trasera a las conexiones.

No obstante, en esta propuesta de Asustor hay algunos detalles que merecen la pena ser destacados:

  • La carcasa es metálica y eso se agradece. No es requisito imprescindible para ser un buen NAS, pero aporta un extra de resistencia frente a modelos que apuesta por prácticamente todo plástico. Además, ayuda a disipar el calor que es importante en un modelo como este
  • Este es un modelo de dos bahías, pero en su interior esconde un interesante secreto: dos ranuras M.2
  • Las bahías de acceso a las unidades son estéticas, fáciles de extraer y cuenta con un cierre de seguridad para evitar la extracción
  • Conector USB frontal para copias de seguridad más rápidas y directas desde unidades de almacenamiento externo o lectores de tarjetas de memoria

Quitando estos detalles, el resto del dispositivo no difiere con propuestas de la propia marca u otras. La fuente de alimentación es externa y eso ayuda a que el conjunto sea más compacto. Y sí, incluye varios LEDs para indetificar visualmente si está en funcionamiento, número de unidades instaladas, etc.

Asustor AS6602T, características técnicas

Habiendo visto ya cómo es fisicamente el dispositivo, hablemos de su hoja técnica. Este NAS no es un modelo básico, aunque tampoco es de los más capaces. Aún así, resulta muy atractivo para todos aquellos usuarios que tienen cierta experiencia en el uso de un NAS y saben perfectamente qué partido le pueden sacar o quieren ir un paso más allá frente a lo que tenían hasta el momento.

De entre todas sus características técnicas, las más destacadas e importantes con las siguientes:

  • Procesador Intel Celeron Quad Core (hasta 2,7 Ghz)
  • 4 GB RAM DDR4 SO-DIMM (incluye dos ranuras)
  • 2 bahía para discos SSD/HDD de 2,5 o 3,5 pulgadas
  • 2 ranuras para unidades M.2 2280 NVMe
  • Salida HDMI 2.0
  • 2 conexiones ethernet 2,5 Gbps
  • 3 puertos USB A 3.2 Gen1

El procesador es uno de los elementos claves de este NAS, un Intel Celeron de cuatro núcleos que ofrece un muy buen rendimiento en todo tipo de escenarios para los cuales está pensado el dispositivo. La gestión de los datos se realiza de forma rápida, también el acceso cuando se ejecutan varias aplicaciones o servicios al mismo tiempo y otras tareas como la virtualización también aportan numerosas ventajas a determinados perfiles de usuario.

Sin embargo, es su capacidad de ampliación lo que llama más la atención. Este NAS se puede configurar con una mayor cantidad de memoria RAM al disponible de dos ranuras SO-DIMM DDR4. Una de ellas está ocupada por un módulo de 4 GB, pero el otro está libre para una ampliación. Aunque también podrías sustituir ambos en caso de ser necesario o querer ir más allá de la capacidad teórica soportada, algo que normalmente se puede superar.

Y luego están las dos ranuras para unidades M.2 y las dos conexiones ethernet 2,5 Gbps. Con las primeras puedes añadir almacenamiento mucho más rápido y que podría complementar muy bien unidades mecánicas para tareas que vayan más allá del simple almacenamiento de datos. Y las conexiones ethernet permiten una mayor velocidad de transferencia, aunque para aprovechar esa conexión enlazada de ambos ethernet y llegar a los 5 Gbps teóricos necesitarás un adaptador para tu ordenador y un router o switch que también sea capaz de gestionar la conexión.

Mucho más que almacenamiento y copias de seguridad

Dejando a un lado el apartado más técnico, ¿qué ofrece a nivel software este NAS de Asustor? Para empezar, el AS6602T usa ADM. Este es el nombre del sistema operativo encargado de la gestión del dispositivo y el que permite el uso de una gran variedad de aplicaciones que van más allá de permitir una copia de seguridad o el almacenamiento de ciertos datos que perfectamente podrías tener igual de protegido a través de otros sistemas de almacenamiento.

La clave y principal atractivo de este NAS está en esas aplicaciones que marcan la diferencia y en cómo se hacen las cosas. Y no porque resulte muy diferente a otros sistemas, como los de Synology o QNAP, sino porque resulta muy intuitivo realizar prácticamente cualquier acción a pesar de no tener muchos conocimientos del tema.

Lógicamente habrá opciones para las cuales hay que investigar un poco más, para tener claro cómo afecta cada parámetro, pero en general es un producto muy accesible para cualquiera y muy potente para los usuarios más avanzados.

En las pruebas realizadas, lo que más llama la atención es lo bien que se desenvuelve al ahora de gestionar el acceso a cada carpeta compartida, las transferencias y acciones como comprimir un archivo para una posterior descarga más eficiente.

Claro que no es lo único, el NAS integra un conector HDMI y podrás usarlo como reproductor multimedia conectado directamente a una pantalla. Así, si quieres, puedes colocarlo en el salón junto a tu televisor y no necesitar nada más que tu dispositivo móvil o un teclado y ratón para acceder a su interfaz y aprovechar todas esas opciones y potencia que ofrece.

Sin duda, investigar entre todas y cada una de las aplicaciones que ofrece Asustor en este NAS es algo recomendable para cualquiera que tenga dudas acerca de qué tipo de usos podría darle a un producto así. Aunque una de las funciones que más me han gustado es las de las copias de seguridad y su posterior gestión.

ADM y su sistema de copias en frio permiten conectar unidades, hacer una copia y retirarlas para almacenarlas en alguna ubicación para cuando sean necesarias. Esto amplia mucho las posibilidades, pues podrías tener un mayor volumen de datos guardado y accesibles con sólo extraer y colocar una de estas bandejas con su correspondiente unidad de almacenamiento.

Por último, otra que puede interesar mucho es la que permite convertir el AS6602T es un centro de emisión vía streaming. Todo se concentra a través del NAS que emite en el servicio o servicios que hayas decidido usar. De modo que no tendrás que pagar por ningún servicio adicional si quieres emitir en varias plataformas al mismo tiempo.

Un producto con mucho potencial

Los NAS en general son dispositivos muy interesantes, pero este modelo de Asustor me parece que tiene mucho más potencial del que a primera vista se le pueda presuponer. El funcionamiento general es muy fluido y eso es consecuencia directa de un hardware bastante bien elegido por parte del fabricante.

El único punto negativo es que si sumas el precio del NAS. 459 euros más los discos y esas unidades NVMe elevan la inversión total si quieres sacar el máximo partido. Aunque si te lo planteas a media o largo plazo y estas seguro que vas a exprimir sus múltiples opciones, seguro que compensa.

No obstante, si no tienes claro cómo lo vas a utilizar, puede que versiones más básicas resulten más recomendables.