Por qué una bombilla de Philips cuesta más que una de Xiaomi

Por qué una bombilla de Philips cuesta más que una de Xiaomi

Pedro Santamaría

Por qué una bombilla Philips HUE cuesta más que una de Xiaomi si podríamos decir que hacen lo mismo. Esa es una pregunta que muchos usuarios se hacen y no sólo entre estas dos bombillas inteligentes. Nosotros mismos también nos la hemos planteado en algún momento, por eso vamos a contarte de forma sencilla los motivos de estas diferencias de precio.

No todas las bombillas inteligentes son iguales

Qué es una bombilla inteligente es algo que todos sabemos ya, un dispositivo con conectividad inalámbrica que se puede controlar remotamente desde una aplicación. Pero, por qué una bombilla Philips Hue RGB cuesta sobre los 50 euros y, por ejemplo, la de Xiaomi sólo 25 euros. Qué justifica esa diferencia de precios.

Bueno, más allá de las estrategias de cada marca, lo primero que debes saber es que no todas las bombillas son iguales. Esto no lo decimos sólo por la potencia lumínica o el tipo de casquillo, hay otros detalles que hacen que los precios difieran. Así que vamos ha empezar por el apartado más básico de una bombilla LED, su diodo.

La calidad del diodo LED

En 1927 fue cuando Oleg Vladimírovich Lósev desarrolló el primer LED, aunque no fue hasta los sesenta cuando se comenzó a usar de forma masiva. En aquellos años, los primeros LED no eran capaces de ofrecer una potencia lumínica suficiente como para reemplazar a las bombillas incandescentes. Pero con el paso de los años fueron mejorando en todos los sentidos y los nuevos diodos sí permitieron usar estas soluciones como una opción válida de iluminación, tanto en el uso doméstico como profesional.

En la actualidad, los distintos tipos de diodos usados marcan buena parte del valor de la bombilla. Además, según las cualidades del mismo y su índice CRI (índice de reproducción de color) la luz que ofrece es de mejor o peor calidad.

Y es que, este indice, resulta importante porque permite conocer cómo de cerca está respecto a la luz del sol (daylight). No es lo mismo ni cuesta igual un diodo LED con un valor CRI del 70% y uno del 90%.

Luego está la capacidad de dicho diodo para evitar problemas como el parpadeo (flickering), especialmente cuando se hace uso de sus capacidades dimables para reducir la intensidad de la luz según se necesite.

Así que, si quieres una bombilla cuya luz sea lo más parecida a la luz del día, habrá que pagarlo. Aunque este no es el único detalle, hay otros más.

Conectividad de una bombilla inteligente

Si el tipo de diodo y su calidad afectan al precio, la conectividad es otro apartado que también lo hace. En la actualidad se podría decir que hay tres formas de conectar de inalámbricaente con una bombilla inteligente:

  • Conexión Wifi: la bombilla se conecta al router y a partir de ahí el usuario puede interactuar vía aplicación
  • Conexión Bluetooth: lo mismo que lo anterior pero ahora mediante una conexión directa entre dispositivos
  • Conexión Zigbee (o Z-Wave): protocolo de comunicación donde interviene un dispositivo que hace de puente entre la bombilla y la aplicación móvil por ejemplo

Las bombillas más económicas suelen ofrecer única y exclusivamente conexión Bluetooth, porque resulta más barato y fácil para cualquier marca que quiera vender su propia línea de bombillas inteligentes.

Luego están las bombillas con conexión WiFi (aquí entrarían las de Xiaomi). Estas las puedes usar tanto a través del router o en conexión directa desde tu dispositivo móvil. Eso da otras opciones al usuario, que según le interese podría optar por una u otra solución.

Por último están las bombillas como las de Philips que hacen uso del estándar Zigbee o, en el caso de su modelo más reciente, Zigbee más Bluetooth. Esto implica un mayor coste al integrar ambas opciones y también por la necesidad de invertir en un dispositivo que haga las veces de puente y permita la comunicación. La gran ventaja es que puedes conectar más bombillas sin perjudicar la red wifi de casa o verte limitado por la conexión Bluetooth.

En función del número de bombillas que vayas a conectar y tu intención a largo plazo te interesará más un tipo de bombilla u otro. Si sólo vas a a usar una o dos, las versiones WiFi son muy interesantes, pero si quieres sustituir prácticamente todas las luces de casa, mejor optar por las que hacen uso del estándar Zigbee. Tu red estará más libre y evitarás posibles problemas de interferencias con otros dispositivos como teléfonos inteligentes, ordenadores, Smart TV, etc.

Además, en el caso de quedarte sin red WiFi siempre podrías recurrir al uso de interruptores Zigbee que no dependen del router y comunican directamente con las luces. Lo cual siempre resulta interesante.

Soporte, aplicaciones e integración con terceros

Para finalizar, el soporte que ofrece cada marca a nivel de aplicaciones e integración con servicios o dispositivos de terceros también es algo que hay que considerar y valorar.

No todas las aplicaciones funcionan igual de bien ni están disponibles en todas las plataformas, tampoco todas ofrecen opciones como las escenas, programar encendidos y apagados, alarmas u otros extras como la sincronización con la imagen de un juego o música que suena. Sin olvidar la posibilidad de incluir el control desde fuera de casa.

Todos esos detalles son los que marcan la diferencia real de precio entre una bombilla inteligente y otra. Por tanto, estas son las cosas que hay que valorar para entender por qué una te puede llegar a costar el doble que otra.

Luego están aspectos como el valor de marca y sus respectivas estrategias. Xiaomi sabemos que siempre se ha caracterizado por precios muy competitivos y una muy buena calidad. Sin ir más lejos, ellos son los encargados de producir la bombilla Philips más económica.

¿Philips Hue o Xiaomi Mi Bulb?

Tras todo esto, volvamos al principio. Si te sigues preguntando por qué cuesta más una bombilla de Philips que una de Xiaomi y por cuál deberías apostar, te vamos a responder. Pero antes veamos las principales características de ambos modelos.

Bombilla Philips Hue

  • Casquillo E27
  • Potencia lumínica 800 lúmenes
  • Potencia 9W
  • Luz RGB
  • Conectividad Zigbee y Bluetooth
  • Vida útil estimada 25.000 horas
  • Aplicaciones para iOS, Android, Windows y macOS
  • Integración con plataformas de terceros como IFTTT
  • Compatible con Google Assistant, Alexa y Siri (HomeKit)

Bombilla Xiaomi Mi Bulb

  • Casquillo E27
  • Potencia lumínica 800 lúmenes
  • Potencia 10W
  • Luz RGB
  • Conectividad WiFi
  • Vida útil 25.000 horas
  • Aplicaciones Mi Home para iOS y Android
  • Compatible con Alexa, Google Assistant y HomeKit
  • Integración con IFTTT

Ambas bombillas ofrecen un rendimiento muy similar en prácticamente todos los escenarios, con una muy buena calidad lumínica. Por eso hay que buscar más en los detalles para justificar las diferencias en precio.

El primero es el tema de la conectividad, Philips apuesta por Zigbee, mientras que Xiaomi lo hace por WiFi. Si vas a conectar pocas bombillas, optar por las de Xiaomi es interesante. Pero si tienes pensado sustituir todas las luces de casa, tienes un amplio catálogo de luces de Philips con muchos modelos diferentes.

Luego está el tema de sus aplicaciones, ambas se pueden integrar con IFTTT y eso ya es un punto positivo para las dos propuestas, pero Philips da otra serie de opciones con dispositivos de terceros muy interesantes. Por lo que se sitúa un poco por delante.

Otros usos como el relacionado con asistentes de voz es similar, también la integración con plataformas como HomeKit. Aún así, hablamos de dos de las mejores opciones del mercado (a pesar de los pros y contras de cada una) en cuanto a bombillas inteligentes. Por lo que tus preferencias y necesidades serán las que te digan por qué modelo apostar.