Conecta el mando de tu consola para disfrutar más de Google Stadia

Conecta el mando de tu consola para disfrutar más de Google Stadia

Pedro Santamaría

Es probable que te hayas animado a probar Stadia ahora que Google abrió las puertas a todo el mundo y que durante dos meses también dará acceso gratuito a Stadia Pro. Por tanto, si has probado a jugar con teclado y ratón pero no te sientes cómodo, la opción es conectar un gamepad. ¿Cuáles puedes usar? Vamos a verlo.

Stadia y su gamepad oficial

Google Stadia

El gamepad oficial de Stadia es la opción que Google recomienda para jugar a su servicio de vídeojuegos vía streaming. Da igual si lo vas hacer desde un teléfono Android compatible o desde un ordenador con Chrome. La compatibilidad está asegurada al 100% y, además, es la única forma de hacerlo en un televisor usando el Chromecast Ultra.

Este mando ofrece un diseño que te recordará bastante al de Plasystation, con esos mandos analógicos simétricos. Resulta bastante cómodo y con sus tres colores (blanco, negro y celeste) resulta la mejor opción prácticamente. Pero claro, cuesta 69 euros.

Por tanto, puede que aún interesándote y gustándote no apuestes por él. Porque prefieras algo más versátil de cara a usarlo con otros dispositivos o plataformas. En ese caso, lo ideal es hacerte con un buen mando inalámbrico. ¿Sugerencias? Aquí te preparamos una lista con los mejores mandos bluetooth del mercado.

Gamepads para Stadia

Fortnite mando iphone

Un buen mando bluetooth es una de las compras más acertadas que puedes realizar en estos momentos si te gustan los vídeojuegos. Porque no sólo vas a poder aprovecharlo con Stadia, también con Apple Arcade o tu televisor con Android TV. Sin olvidar el uso en ordenadores y, lógicamente, en consolas de juegos con los que puedan ser compatibles.

Todos esos mandos tienen la particularidad de conectar vía Bluetooth, así que es muy fácil de conectar y comenzar a usar. Nuestras dos principales recomendaciones son, como no podía ser de otro modo, el mando oficial de Xbox One y el de PlayStation 4. Aunque tampoco descartaríamos otras propuestas que por diseño, tamaño o prestaciones extras también podrían resultarte interesantes.

En el caso de conectar el de Sony y Microsoft, el proceso es muy sencillo.

  • El DualShock 4 se empareja fácilmente con sólo mantener pulsado el botón de Share y luego realizar lo mismo con el botón con logo de PlayStation. La luz empezará a parpadear y ya sólo tendrás que ir al dispositivo donde quieras conectar y desde los ajustes Bluetooth seleccionarlo.
  • Para el mando de Xbox One es proceso es prácticamente idéntico a excepción de los botones que debes pulsar. Presiona el botón del borde superior hasta que el logo de Xbox parpadee. Cuando lo haga ya estará listo para ser detectado por tu dispositivo y conectarse a él.

Ambos mandos, en el caso de que vayas a usar un ordenador, podrás conectarlos a través de un cable USB a USB A (o USB C). Por si te resulta más cómodo o te quedas sin batería y quieres seguir jugando.

Como decimos, para nosotros son las dos opciones más recomendable, pero hay otros mandos que incluso sin estar mencionados en la página de soporte de Stadia también podrían funcionar. Pero si quieres evitar problemas en dispositivos Android, son la mejor opción.

Una vez ya tengas tu control es cuando podrás empezar a disfrutar al máximo del servicio. Y valorar si, realmente, podría o no ser el futuro de los vídeojuegos. Por cierto, no te olvides (aunque seguro que ya lo has comprobado) que puedes jugar con teclado y ratón, también en dispositivos móviles si estos se conectan vía bluetooth o mediante un HUB USB a USB C.