Usa los Joycon con la Raspberry Pi y crea tu propia Nintendo Switch

Si te has planteado la idea de crear tu propia consola retro con una Raspberry Pi, también habrás pensado que vas a necesitar un gamepad para poder jugar de forma cómoda. Para esto último hay multitud de opciones posibles, pero igual te preguntas si es posible utilizar los Joycon de Nintendo Switch. Así no tendrías que adquirir más mandos. Vamos a verlo.

Gamepads para la Raspberry Pi

La Raspberry Pi es uno de los mejores dispositivos que puedes adquirir hoy en día, aunque sólo sea para un uso concreto o para experimentar con los miles y miles de proyectos que existen alrededor de esta placa de desarrollo.

Claro que si hubiese que destacar una utilidad concreta y muy llamativa para todos sería la de poder jugar a juegos retro de consolas de 8 y 16 de bits, como las de Nintendo o Sega, o bien todos aquellos títulos de máquinas arcades que te volvían loco, como Kings of Fighter, Metal Slug y otros muchos más.

Para todo esto sin duda alguna es un dispositivo increíble y con el que es muy fácil hasta crear una carcasa a modo de máquina recreativa o bien llevartelo fácilmente de un lado a otro gracias a su tamaño, bajo consumo (funciona con una simple Power Bank) y precio económico.

Pues bien, para este uso a modo de consola retro es casi obligatorio adquirir un controlador de juegos. Porque podrás jugar con el propio teclado y ratón que le conectes, lo cual puede ser buena idea para determinados títulos, pero para la mayoría de juegos nada mejor que un gamepad.

La Raspberry Pi y sus diferentes sistemas operativos disponibles ya ofrece de serie soporte para controladores de juegos USB y Bluetooth. Todos aquellos que funcionen nítidamente en ordenadores PC con Windows también lo harán en ella. Sin embargo, ¿qué ocurre con los mandos para consolas como Xbox, PlayStation o Nintendo Switch?

Pues a ver, en principio los mandos de Xbox One, las nuevas Xbox Series X y S así como los de PS4 se pueden usar ya que se suelen reconocer sin mucho problema. Pero hay otros donde es necesario instalar un controlador extra que permite identificarlos para poder asignar correctamente las acciones a cada uno de sus botones, D-Pad y palancas de control.

Así, si tienes uno de estos mandos puedes usarlos y el procedimiento de conexión no es muy diferente al que se sigue en dispositivos móviles o un ordenador. Cuando son USB basta con enchufarlos y en el caso de que sean mandos inalámbricos, sólo tendrás que ponerlo en modo emparejamiento a través de su conexión Bluetooth y luego ir a los ajustes del sistema instalado en la Raspberry Pi, buscar nuevo dispositivo Bluetooth y conectar.

Pero qué ocurre con los mandos de Nintendo Switch. Pues hay que decir que también vas a poder usarlos, aunque necesitarás instalar el controlador o hacer uso de alguna de las distribuciones ya lo han añadido. Así todo el proceso de conexión y configuración resulta más sencillo.

Estos sistemas operativos para Raspberry Pi pensados para jugar y con soporte para los JoyCon de Nintendo Switch son básicamente dos: RetroPie y Recalbox. Ambos facilitan todo el proceso y ofrecen unos menús mucho más claros e intuitivos para poder configurar los botones de estos mandos a tu antojo según lo necesites o prefieras. Además de una interfaz que para emulación es más óptima.

Cómo conectar los Joycon a la Raspberry Pi

Suponiendo que ya tienes RetroPie o Recalbox instalado y funcionando sin ningún tipo de problema, ahora le tocaría el turno a los Joycon. ¿Cómo se conectan y configuran los mandos de la consola portátil de Nintendo con la Raspberry Pi? Pues el proceso es bastante sencillo, sólo tienes que seguir estos pasos:

  1. Desconecta los Joycon de tu Nintendo Switch
  2. Accede a los ajustes Bluetooth dentro del menú de condfiguración de RetroPie o Recalbox
  3. En la nueva pantalla que aparece, ve a la primera pantalla que aparece e indica Register and connect Bluetooth Device
  4. La Raspberry Pi comenzará a buscar todos los dispositivos que esté disponibles. Recuerda que si tienes un modelo de Raspberry Pi que no incluye Bluetooth integrado, entonces tendrás que recurrir a un adaptador USB
  5. Cuando aparezca el Joycon que quieras conectar, seleccionalo
  6. En la siguiente pantalla selecciona la opción primera DisplayYesNo, en caso de recibo algún fallo prueba con NoInputNoOutput
  7. Listo, ahora sólo tienes que abrir de nuevo el menú y seleccionar la opción Configure Input
  8. Presiona un botón del Joycon y espera hasta que aparezca la pantalla con los diferentes controles para que vayas presionando cada botón para configurar la acción que realizarán
  9. Ahora sí, proceso finalizado. Dale a Ok para guardar los cambios

A partir de ahora ya podrás jugar a los juegos que tengas disponible con RetroPie o Recalbox y los mandos Joycon de Nintendo Switch.

Por qué usar los Joycon con una Raspberry Pi

Buena pregunta, aunque la respuesta igual podría ser un por qué no. Lo cierto es que los mandos de Nintendo Switch pueden llegar a ser tan buena opción como cualquier otra. Es cierto que por tamaño los mandos de Xbox o Playstation resultan mucho más cómodos durante largos periodos de juego y si quieres algo más compacto hay propuestas como las de 8Bitdo que luego podrías aprovechar con otros dispositivos.

De todos modos, si quieres usar los Joycon porque tengas una Switch o cuando vayan a verte tus amigos sin tener que invertir más dinero en más mandos, adelante. Conecta los Joycon a la Raspberry Pi y a disfrutar de todos esos juegos clásicos, para dos o hasta cuatro jugadores, etc.

Claro que puede haber otro motivo mucho más interesante aún: fabricar tu propia «Nintendo Switch» con una Raspberry Pi. Y es que existen carcasas que junto al uso de pantallas de diferentes pulgadas y soporte táctil se pueden usar junto a esta placa y los Joycon. El resultado lógicamente no es igual de estético que la portátil de Nintendo, pero no está para nada mal y puede resultar interesante si buscas una consola que poder llevarte allá donde vayas.