Así puedes disfrutar de Amazon Alexa en tu Amazfit Band 5

Alexa fue una de las grandes ausencias de la Mi Band 5 de Xiaomi, aunque afortunadamente la Amazfit Band 5 sí introdujo el uso del asistente de voz de Amazon. Una característica que puede llegar a ser muy práctica en el día a día. De modo que si te estás planteando en hacerte con una, así es cómo se configura.

Alexa en tu muñeca

Cuando Xiaomi lanzó la Mi Band 5 todos esperábamos que la pulsera cuantificadora más popular del mercado introdujese, entre otras características, la posibilidad de hacer uso de Alexa. Una funcionalidad que aún pareciendo poco interesante habría abierto todo un nuevo abanico de posibilidades. En especial dentro del hogar si, además, hemos dedicado apostar por dicho asistente para controlar la domótica del hogar, etc.

A pesar de todo, parece que todavía ningún fabricante quiere llegar a lanzar la pulsera de actividad definitiva. Porque a este modelo le falta la conectividad NFC, otra importante característica que ofrece usos muy diversos y que permite realizar pagos móviles. Algo que a día de hoy es mucho más conveniente aún.

No obstante, teniendo en cuenta el precio al que la pulsera se puede encontrar, lo cierto es que la Amazfit Band 5 es una muy buena opción si un producto como el Apple Watch u otros relojes inteligentes similares no te llegan a convencer del todo.

Cómo configurar Alexa en la Amazfit Band 5

Amazfit Band 6

Si has decidido apostar por la Amazfit Band 5 y te interesa usar Alexa, lo único que has de hacer es vincular tu perfil de Alexa con la pulsera. Este es un proceso tan sencillo como el que podrías llevar a cabo para otro dispositivo. Aunque si tienes dudas, siempre es bueno contar con una guía paso a paso y eso es lo que te vamos a contar.

A la hora de configurar Alexa en la Amazfit Band 5 sólo debes realizar los siguientes pasos:

  1. El primer paso es abrir la aplicación Zepp desde tu dispositivo móvil. Esta es la app oficial para la gestión de dispositivos Amazfit (Sí, un pequeño lio de marcas clásico de empresas chinas). Está disponible para iOS y Android
  2. Una vez hecho, toca en tu icono de perfil que verás en la parte inferior de la interfaz de usuario de la app
  3. Dentro del perfil, vete a la opción de Agregar Cuentas y ahí selecciona Amazon Alexa
  4. Como ocurre con las skills y otras apps o dispositivos, toca en el botón amarillo para permitir el uso de Alexa
  5. Cuando pulses en dicho botón se te indicará que añadas tanto tu nombre de usuario como contraseña de Alexa
  6. Una vez lo hayas hecho y completados las indicaciones en pantalla ya tendrás configurado Alexa en tu Amazfit Band 5

Como ves, el proceso de configuración de Alexa en las Amazfit Band 5 es tan sencillo que en un par de minutos lo tienes. Lo que sí has de saber es que en la actualidad sólo se puede usar en inglés. Si no tienes problema con el idioma es una opción que merece la pena probar.

Claro que también hay que saber que la experiencia no es tan fluida como con un altavoz inteligentes. Esto se debe a que la pulsera realmente se ha de comunicar con tu teléfono para enviar las ordenes a la plataforma de Amazon en la nube y así se procese. Pero como primera aproximación es un buen comienzo.

Por qué es útil tener Alexa en una pulsera

Cuando uno piensa en Alexa suele hacerlo pensando también en los dispositivos donde puede hacer uso del asistente de voz de Amazon. Eso, a pesar de las múltiples opciones que existen hace que normalmente se limiten a los altavoces inteligentes, ya sean sólo los Amazon Echo o los de otras marcas compatibles como los de Sonos.

Esto se debe a que normalmente Alexa es un asistente que se usa dentro del hogar, si por algún casual en la calle has de usar uno, recurres a Google Assistant (integrado en tu terminal Android) o Siri en el caso de los iPhone. Pero puede que no te hayas parado a pensar que cuando estás en un lugar de casa donde no hay ningún altavoz, poder decirle que ponga música en toda la casa, que encienda o pague determinadas luces, etc., es algo que podrías hacer teniendo una pulsera de este tipo.

Por tanto, la utilidad de tener Alexa en una pulsera de actividad como la de Amazfit no es otra que contar con todas las ventajas del asistente sin importar dónde estás, en qué rincón de la casa te encuentras y si hay o no un altavoz cerca. Algo importante para no tener que alzar la voz si quieres realizar alguna acción concreta porque el Echo que tienes está lejos.