Este escaner 3D con una Raspberry Pi es de lo mejor que puedes construir

Este escaner 3D con una Raspberry Pi es de lo mejor que puedes construir

Pedro Santamaría

Para la mayoría puede resultar un proyecto poco interesante, pero para otros todo lo contrario. Y es que poder escáner objetos y sacar una representación tridimensional de los mismos puede ser atractivo para luego integrarlos en otros trabajos. Así que, veamos cómo construir tu propio escáner 3D con una Raspberry Pi.

Cómo construir tu propio escáner 3D

Si por algún motivo has buscado cuánto vale un escáner 3D ya sabrás que los modelos más básicos rondan los 500 euros, mientras que los más avanzados y capaces de escáner objetos de mayor tamaño cuestan varios miles de euros. Pues bien, el escáner 3D que vas a ser capaz de construirte con una Raspberry Pi será mucho más económico. Así que lo primero, qué necesitas.

La lista de componentes es bastante asequible, aunque luego verás que todo dependerá del grado de complejidad o posibles variantes que quieras aplicar. No obstante, lo básico es esto:

Junto a estos componentes también se necesitan LEDs, algunas resistencias, cables, soldador, paneles de madera para la caja y acceso a una impresora 3D para ciertas piezas. Aún así, el uso de la impresora 3D se puede suplir con un poco de ingenio siempre y cuando no te importe que el resultado final pueda ser un poco menos estético.

 

A partir de aquí es cuando viene lo divertido del proyecto, su construcción. En Instructables tienes todo bien detallado, información que será imprescindible pues dan los esquemas para conectar los diferentes componentes a la placa.

También tienes el tema de software, que será el encargado de procesar la información que va a capturar la cámara con la ayuda del láser y así generar ese objeto en tres dimensiones. Un objeto que se genera como archivo .obj, por lo que podrás importar fácilmente a multitud de aplicaciones compatibles con el uso de objetos 3D.

Así funciona el escaner 3D fabricado con una Raspberry Pi

En el vídeo puedes ver cómo funciona este escáner 3D fabricado a partir de una Raspberry Pi 3 Model B. El objeto que se quiere escanear se coloca en el centro de un plato giratorio y se cierra la caja para que quede completamente a oscuras. A partir de ahí, el láser ayuda a perfilar el objeto que luego se registra con el módulo de cámara para ya finalmente procesar la información y generarlo digitalmente.

A partir de ese momento, con ese archivo .obj es con lo que podrás trabajar en aplicaciones 3D o usarlo para ser luego replicados nuevamente a través de una impresora 3D. Eso sí, hay formas que lógicamente no logran esa precisión. Lógicamente no se puede comparar un producto así que tú mismo te fabricas a otros cinco o diez veces más costosos.

Lo bueno de este escáner 3D casero es lo que puede aportar de cara a entornos educativos o para otros proyectos donde no se precisa tanta exactitud. Aunque ya eso te toca decidirlo a ti. Lo importante es que, nuevamente, la Raspberry Pi es capaz de dar mucho juego.