Kobo Elipsa: el lápiz es su arma contra los Kindle de Amazon

El Kobo Elipsa no es un lector de libros electrónicos más. Se trata de una interesante propuesta que combina las posibilidades de un eReader con las de un cuaderno de notas. ¿Cómo? Pues con un panel de tinta electrónica sobre el cual podrás pintar gracias a su styles incorporado.

Kobo Elipsa, análisis en vídeo

Características del Kobo Elipsa

Pues ahora que ya sabes qué propone este Kobo Elipsa, aquí tienes en lista de sus características principales:

  • Pantalla de tinta electrónica de 10,3 pulgadas y densidad de píxeles de 227 ppp (1404 x 1872 píxeles)x
  • Memoria interna de 32 GB
  • Memroia RAM de 1 GB
  • Procesador multinúcleo a 1,8 Ghz
  • Batería de 1.400 mAh
  • Conexión WiFi y conector USB C para carga y transferencia de datos
  • Dimensiones 227,5 x 193 x 7,6 mm (alto, ancho y grosor)
  • Peleo de 383 gr
  • Formatos compatibles: epub, epub3, pdf, FlePub, mobi, jpeg, gif, png, bmp, tiff, txt, html, rtf, cbz, cbr.

¿Lector de libros o tablet?

Lo primero que te llamará la atención del Kobo Elipsa es, sin ningún tipo de dudas, su tamaño. Está más cerca de un tablet que de un lector de libros electrónicos convencional como podría ser los omnipresentes Kindle de Amazon. Claro que se entiende que estas sean sus dimensiones si quieres que resulte cómodo a la hora de disfrutar de la que sería su gran función después de servir como eReader: la posibilidad de realizar anotaciones con su styles. Pero antes de profundizar en esa función, hablemos de aspectos del diseño.

Fabricado en plástico mate de color negro, la primera sensación en mano es bastante positiva y a medida que pasan los días no cambia. Es un dispositivo agradable de sujetar y aunque parezca una tontería es algo que se agradece. A igual que también que resulte muy equilibrado en cuanto al peso a la hora de sujetarlo. Algo que harías normalmente aprovechando el borde más grueso del lateral izquierdo.

Gracias a ese buen balanceo del peso cuando lo sujetas con una mano puedes estar más tiempo sin sufrir ese cansancio que provocan otros dispositivos más pesados como podrían ser las tablets tipo iPad, etc. Sin olvidar que a esos dispositivos se les suma también la molestia de usar un panel LCD que siempre fatiga más la vista que uno de tinta electrónica.

Por lo demás, el Kobo Elipsa sólo incluye un único botón físico que está destinado al encendido y apagado del dispositivo. Nada de botones para el avance o retroceso de páginas. Aquí habrá opiniones de todo tipo y para algunos esos botones físicos para el avance y retroceso serán imprescindibles, pero lo cierto es que aquí no se echan de menos.

Porque gracias a las capacidades táctiles del panel sólo tienes que deslizar hacia izquierda o derecha para avanzar o retroceder. Aunque también podrás dar un simple toque cerca de los bordes izquierdo o derecho para realizar la misma acción de pasar pagina hacia adelante o atrás.

Por último, el dispositivo se carga a través de una conexión USB C que también sirve para sincronizar datos con el ordenador a través de la aplicación disponible tanto para Mac como Windows, sin olvidar las opciones online gracias a la conectividad WiFi del dispositivo.

La importancia de la pantalla en el Kobo Elipsa

No hay duda de que estamos frente a un dispositivo de dimensiones generosas y eso hace que no te puedas quitar fácilmente de la cabeza el tamaño de su pantalla. Aún así, una vez conoces todo lo que ofrece el dispositivo resulta más sencillo entender por qué mide 10,3 pulgadas.

La pantalla de tinta electrónica del Kobo Elipsa con sus 10,3 pulgadas de diagonal ofrece una resolución de 1404 x 1872 píxeles. Esto hace que no sea la más nítida del mercado, pero con sus 227 ppp de densidad es cierto que se ve muy bien tanto cuando lees usando diferentes tamaños de letra como cuando la usas para tomar anotaciones con el lápiz o dibujar en las libretas que podrás crear.

Por lo demás, es una pantalla con un sistema de retroiluminación que con total libertad para ajustarla entre el 0% y 100% de brillo permite leer en todo tipo de situaciones in importar que haya poca o mucha luz.

Un eReader con lápiz para pintar

Sí, no hay dudas de que el aspecto más llamativo de este Kobo Elipsa es su lápiz. Gracias a este vas a poder usarlo como usarías el Apple Pencil o el styles de dispositivos similares como el reMarkable II.

En lápiz tiene un diseño muy correcto y cuando se le coloca la pila también queda bien balanceado, por lo que es cómodo de usar. También te interesa saber que la punta es intercambiable e introduce dos botones que dan acceso rápido a las distintas funciones que ofrece, como el resaltado de texto, borrado o posibilidad escribir anotaciones o algún tipo de dibujo sobre las propias «hojas» del libro.

Para darle un mayor valor tanto al dispositivo como al propio lápiz, Kobo permite también crear tus propias libretas para que puedas en ellas hacer lo que creas oportuno, desde tomar notas adicionales como si fuese una hoja en blanco, dibujar, etc. En esas libretas se añade también la opción de reconocimiento de texto, de modo que tu escritura a mano puede pasar a ser texto escrito con un teclado.

No obstante no todo iba a ser perfecto, el uso del lápiz implica aceptar una serie de compromisos que en parte se justifican bien y no suponen un gran problema, pero es bueno conocerlos:

  • El primero es que el lápiz hace uso de una pila AAAA. Aquí es cierto que tienes la ventaja que con cambiar la pila el lápiz seguirá funcionando como el primer día y eso extiende su vida útil. Porque si tuviese batería interna y esta se degrada, tendrías que comprar un lápiz nuevo. Aunque al ser una pila poco habitual puede ser que tengas que recurrir siempre a su compra a través de páginas online y asegurarte de llevar una de respuesta si haces mucho uso del lápiz. Porque podrías quedarte tirando en el momento más inorportuno
  • El segundo es que hay un retraso evidente entre que realizas el trazo y este aparece en pantalla. Lógicamente es por ser un panel de tinta electrónica, pero si estás acostumbrado a cómo funciona una tableta Wacom o incluso un iPad con su Apple Pencil lo vas a notar rápidamente. Así que tocará acostumbrarse lo antes posible para lograr una buena experiencia de uso

Por lo demás, lo cierto es que la adición de un lápiz a un producto como este suma muchos puntos positivos. Poder estar leyendo ciertos textos y realizar anotaciones que vayan más allá del marcador típico de los libros electrónicos es interesante.

Experiencia de uso y el reto a superar

Llegados a este punto, conocido cómo es el producto físicamente, la calidad de su pantalla y las funciones del lápiz, ¿cómo es la experiencia de uso? Pues bien, se puede resumir como de notable, porque prácticamente todo lo que propone lo hace bien. El único problema es que la velocidad de reacción a veces puede resultar un tanto lenta, pero por lo demás ningún problema.

Con la aplicación de sincronización de libros es muy fácil gestionar todo el contenido del libro. Y el poder sincronizar el contenido con plataformas como Dropbox o Pocket suma también bastantes puntos positivos, porque de forma inalámbrica podrás conectar y acceder a material allí guardado. Lo cual para leer ciertos artículos que encuentras mientras navegas en internet resulta interesante. Porque hay post que sin distracciones como banners, notificaciones, etc., se disfrutan mucho más.

Así que todo esto hace que sea un producto que se disfruta mucho y si eres un lector empedernido te gustará. Aún así hay un reto que debe lograr superar y no será fácil: justificar su precio. Porque el Kobo Elipsa cuesta 399 euros. Es decir, una cantidad de dinero importante frente a otros eReaders que si bien no tienen lápiz, sí son más asequibles cuando lo único que realmente te interesa es poder leer.

Por tanto, el lápiz y sus funciones son los motivos que tendrían que hacer que decidas pagar cuatro cientos euros por el lector. ¿Lo harías? Sobre todo teniendo en cuenta que ha dispositivos como los iPad y el Apple Pencil que cuestan un poco más según el modelo y gama, pero también es verdad que ofrecen muchas más opciones si leer durante largos periodos de tiempo no es lo más imprescindible para ti.

Así que esa es la pregunta que te tienes que hacer, ¿voy a rentabilizar los 399 euros que cuesta el Kobo Elipsa? Si lees mucho y haces anotaciones constantemente, está claro que sí. Pero para el resto… no podemos asegurar nada, así que tendrás que valorar tú que conoces mejor tus necesidades. Lo que sí es innegable es que el producto está muy bien acabado, con materiales de calidad y opciones muy variadas.